No había evidencia de armas nucleares en Irak, reitera Blix

lunes, 2 de junio de 2003
Tras reiterar que durante las inspecciones en territorio iraquí no se encontraron evidencias de las armas prohibidas, el jefe de los inspectores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Hans Blix, pidió de nueva cuenta que una comisión de especialistas sea enviada a continuar las investigaciones en Irak En su más reciente informe sobre los trabajos para verificar el desarme de Irak, el primero desde que concluyó la ofensiva estadunidense en ese país, Blix señala que desde 1999, año en que comenzó su labor, la Comisión de las Naciones Unidas para la Inspección, Vigilancia y Verificación (UNMOVIC) “no encontró evidencias de la continuación o reanudación de programas de armas de destrucción masiva o de cantidades significativas de armamento prohibido” Además, menciona que los iraquíes --que en un principio se negaron a colaborar con los inspectores--, a finales de enero de 2003 comenzaron a “dedicar mayores esfuerzos” en la investigación de armas prohibidas Blix detalla que fueron los mismos iraquíes quienes frente a los inspectores desenterraron un alto número de bombas “R 400”, que habían contenido agentes biológicos, pero que fueron destruidas de manera unilateral desde 1991 De la misma manera, el régimen, entonces dirigido por Saddam Hussein, entregó una lista de personas que participaron en la destrucción del ántrax ese mismo año Sin embargo, Blix reconoce que “a pesar de estos esfuerzos se produjeron sólo pequeños progresos en la solución de estas cuestiones durante el periodo en que la UNMOVIC desarrolló sus operaciones en Irak Lamentablemente, esta lista se recibió poco tiempo antes de que se suspendieran las inspecciones (el 18 de marzo) y la UNMOVIC no tuvo la oportunidad de embarcarse en una serie de entrevistas potencialmente importantes” El jefe de inspectores de la ONO exhortó al Consejo de Seguridad para que decida el regreso de los verificadores a Irak, aún cuando las fuerzas aliadas ya enviaron a su propio equipo para realizar las investigaciones en torno a la presunta existencia de armas prohibidas en ese país Advirtió que en primera instancia esa labor corresponde a la UNMOVIC y a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) y que éstas sólo han tenido noticia de hallazgos a través de los medios de comunicación Por otro lado, ninguna de las unidades de investigación de las fuerzas aliadas ha pedido información o asistencia a la UNMOVIC, acusó Blix en su informe, quizá el último sobre el tema antes de que finalice su periodo con la ONU 02/06/03

Comentarios