El fracaso

jueves, 10 de julio de 2003
México, D F (apro)- Cualquier persona que cuente con una mínima información política se dará cuenta que el presidente Vicente Fox mintió cuando en un noticiero de televisión trató de deslindarse de la derrota que sufrió su partido, el PAN, el domingo 6 Dijo el presidente: “Fox no estaba en la contienda Fox estaba gobernando para todas y todos los mexicanos” El deslinde se produjo en la misma mañana en la que la mayor parte de los diarios nacionales y casi todos los extranjeros, señalaban que el gran perdedor en estas elecciones intermedias había sido el presidente Fox, pues los resultados mostraban el desencanto de los ciudadanos ante los pocos frutos de los primeros años de su gobierno Y desde luego que el presidente sí estuvo en la contienda La estrategia electoral de la campaña para estas elecciones fue trazada de manera conjunta por el partido y Los Pinos Por ejemplo, Carlos Medina Plascencia, coordinador nacional de la campaña, casi no salía de la residencia oficial Además, el lema del PAN de “quítale el freno al cambio”, estaba ligado directamente al gobierno, donde la falta de resultados en estos años se atribuye al hecho de que no existió una mayoría panista en la Cámara de Diputados que sacara adelante las iniciativas presidenciales Y el domingo último, no sólo se le quitó el freno al cambio, sino que se le pusieron mayores obstáculos al reducirse el número de diputados del PAN Por cierto, cuando los panistas se dieron cuenta de que sería muy difícil quitarle el freno al cambio, se olvidaron de este lema y adoptaron el de “lo que nos mueve es México” Por si eso fuera poco, en las últimas semanas de la campaña, el PAN recurrió en sus spots de televisión a las imágenes que muestran a Fox festejando su triunfo del 2 de julio del 2000 Casi al mismo tiempo, comenzaron a difundirse los de la Presidencia de la República, en los que el presidente invitaba a la agente a que acudiera a votar Fueron Fox y el PAN los que finalmente decidieron que la figura presidencial participara en la contienda Y el presidente sabe muy bien, por su experiencia en Guanajuato, que en las elecciones se gana y se pierde ¿Entonces por qué ahora, en lugar de mentir, no reconoce su derrota? ¿Por qué deja de lado de una vez la arrogancia que tanto daño le ha hecho y que lo llevó a afirmar el pasado 2 de julio que en su gobierno no se ha cometido ni un solo error? 09/07/03

Comentarios