Arraigan en Morelos a once "Juniors" por el homicidio de Braulio Paredes

viernes, 11 de julio de 2003
Cuernavaca, Mor , (apro)- Por su presunta relación con el homicidio de Braulio Paredes Núñez, hijo de un industrial de Tlalnepantla, once jóvenes que pertenecen a prominentes familias de la comunidad libanesa en México fueron arraigados en la capital de Morelos por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) De acuerdo con el subprocurador de Asuntos de Delincuencia Organizada de la Procuraduría estatal, Ricardo Tapia, los once jóvenes están implicados en el asesinato de Paredes Núñez, acaecido el 2 de noviembre del año pasado, durante una reunión en una residencia del fraccionamiento Burgos del municipio de Temixco, a diez kilómetros de la capital morelense "Ahí fue donde apareció de una manera muy misteriosa el cuerpo de este muchacho, dentro de un vehículo Jetta negro con un orificio de entrada de bala en el corazón y de salida de la misma bala en la espalda", explicó El funcionario confirmó que desde el martes 8 se encuentran arraigados en el Colegio de Policía, Juan Carlos Zanatta Ruiz, Raymundo Arévalo Linares, Juan José Pedro Saquis, Gerardo Madrid Martínez, Roy de Anda Centurión, José Andrés Elizundia Espinoza de los Monteros, Alonso Rebollo Ferrer, Ángel Mauricio Álvarez Villegas, Erick Ureña Piñones, José Antonio Guzmán Barajas y Gustavo Adolfo Gómez Peña Los jóvenes se presentaron al filo de las 16 horas del miércoles a declarar en torno a la averiguación previa TX/2ª/1478/02-11 Acompañados por su abogado y catedrático de la UNAM, Carlos Daza, recibieron la notificación del arraigo concedido por el juez cuatro de lo penal, José Bernabé García García De acuerdo con Tapia Vega, Braulio Paredes "junto con estas 11 personas ahora arraigadas, todos ellos con domicilio en el Distrito Federal y el Estado de México, habrían venido aprovechando ese puente de muertos a una casa de uno de ellos" Una nota periodística del diario "La Unión de Morelos", publicada el 3 de noviembre de 2002, un día después del homicidio, refiere que "uno de los guardaespaldas que lo acompañaban le disparó accidentalmente, el viernes pasado por motivo del puente del Día de Muertos" La nota también explica que los guardaespaldas de José Antonio Guzmán Barajas, amigo del occiso, fueron invitados a la fiesta "tanto los jóvenes como los guaruras ingirieron demasiadas bebidas alcohólicas por lo que después de unos minutos todos se encontraban ebrios" 10/07/03

Comentarios