Vacíos legales ponen en riesgo el Inmujeres-DF

sábado, 26 de julio de 2003
México, D F, 25 de julio (apro-cimac)- Las disposiciones de las distintas asambleas legislativas del Distrito Federal y la incertidumbre laboral de su personal debido a vacíos legales mantienen al Instituto de las Mujeres del Distrito Federal (Inmujeres-DF) al borde de una huelga La instancia descentralizada, al igual que otros institutos del interior del país, es afectada por la falta de un marco legal para contratar personal, hecho que lo ha obligado a hacerlo por el sistema de honorarios Además del presupuesto que es asignado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal al Inmujeres-DF, es el gobierno capitalino el que determina de manera directa cómo ejercerlo, lo que ha retrasado el proceso de descentralización del Instituto Trabajadoras del Inmujeres-DF, afiliadas al Sindicato de Trabajadores de Casas Comerciales, Oficinas y Expendios, Similares y Conexos del Distrito Federal, tienen emplazada a huelga a esa instancia descentralizada por la firma de un contrato colectivo de trabajo, para el próximo 7 de agosto a las 10:00 horas Hasta ahora, según Ángeles Hernández, Yina Méndez, Julia Escalante, Imelda Camargo, Mary Carmen Sánchez y Angélica Sierra, integrantes de la comisión negociadora, las autoridades del Inmujeres-DF han advertido que éste puede desaparecer dejando a sus empleados sin trabajo Ellas dieron a conocer que lo único que quieren es suscribir un acuerdo que les garantice estabilidad en el trabajo Es decir, tener los salarios y prestaciones de ley, como vacaciones, días de descanso y aguinaldo En entrevista una de las primeras encargadas del Instituto, Gabriela Delgado Ballesteros, dijo que estar bajo el régimen de contratación por honorarios genera incertidumbre laboral, pues no se tiene ninguna garantía de continuidad, tanto del trabajo como del personal Reveló que desde la concepción del Instituto se cabildeó con instancias del gobierno capitalino, así como con el Legislativo local, la apertura de plazas, lo cual nunca sucedió Otro factor, dijo, fue que el Instituto al pasar de la Secretaría de Gobierno a la de Desarrollo Social del Distrito Federal (Sedeso), bajó de estatus en cuanto a la capacidad de convocatoria y para poder llevar a cabo una política o un programa de equidad de género transversal con las otras dependencias de la administración pública local De Promujer a Inmujeres-DF Desde el nacimiento del Programa para la Participación Equitativa de la Mujer en el Distrito Federal (Promujer), en 1998, y luego de que en febrero de 2002 surgiera la Ley que crea el Instituto de la Mujer del Distrito Federal (Inmujeres-DF), su objetivo ha sido difundir y promover el ejercicio de los derechos humanos de este sector de la sociedad en la capital del país Patricia Olamedi fue la coordinadora del Promujer, que dependía de la Secretaría de Gobierno capitalina En ese momento, la investigadora de la UNAM, Gabriela Delgado Ballesteros estaba en esa dependencia: “Una de las cosas que discutimos muchísimo, en pequeños grupos era que había dos tipos de políticas; una social que, desde mi punto de vista, era una política de estructura, de trabajo a largo plazo y de formación de cuadros” Recordó Delgado Ballesteros que el presupuesto de Promujer no era de este organismo como tal, sino de la Secretaría de Gobierno, “era una instancia que no tenía presupuesto Patricia Olamendi hizo un esfuerzo importante para hacerse de recursos” De CIAMS a Inmujeres delegacionales Con la creación de Promujer, se crearon también los Centros Integrales de Apoyo a la Mujer (CIAM) que dependerían estructuralmente de las 16 delegaciones políticas y estarían coordinadas por Promujer; serían las instancias operativas responsables de la instrumentación local de las políticas de las mujeres Estas instancias operativas, según la Sedeso capitalina, son los espacios de encuentro, formación y participación que tiene la finalidad de promover acciones propositivas para las mujeres, lo cual debería reflejarse en el mejoramiento de sus condiciones de vida individual y colectiva Desde su creación, la plantilla de personal de los CIAM se compone mínimamente de 12 personas, todas seleccionadas y capacitadas en forma permanente para cumplir con eficacia y eficiencia sus funciones Ahora, con la ley --28 de febrero de 2002--, los CIAM se denominan Unidad del Instituto de las Mujeres

Comentarios