Fobaproa, la urgencia del PAN

lunes, 11 de agosto de 2003
México, D F, 11 de agosto (apro)- En un intento desesperado por poner nuevamente en la mesa del debate el tema del Fobaproa, un grupo de legisladores panistas encabezados por Joel Vilches, Sergio Vaca y Diego Fernández, elaboraron un punto de acuerdo que generó la pronta intervención del senador Diego Fernández de Cevallos Tanto “el jefe Diego” como el también senador Fauzi Hamdam --quien tuvo conocimiento de las irregularidades e ilegalidades en que se incurrieron durante el rescate bancario por haber sido presidente de la Comisión de Vigilancia en la Cámara de Diputados entre 1997 y 2000--, le dieron la vuelta al documento salvando de responsabilidad al mismo Guillermo Ortiz, Jonathan Davis y Héctor Tinoco, quienes hoy participan en la Junta de Gobierno del llamado IPAB Además, con su punto de acuerdo modificado, los senadores lograrían que las auditorías que se deben de realizar a los cuatro principales bancos, Banamex, Bancomer, Bital y Banorte, quede en un resultado de 17 mil millones de pesos y no los más de cien mil millones que el gobierno podría pagar por operaciones irregulares Pero a las acciones en defensa de los bancos y ciertas autoridades que realizaron los senadores y que terminaron avalando los legisladores del PAN, con excepción de Joel Vilches, se suma la controversia que el propio presidente de la República interpuso contra el auditor superior de la Federación ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación Así, los bancos quedarían beneficiados y se salvaría a Guillermo Ortiz, quien busca su reelección en el Banco de México La pregunta es ¿qué intereses tienen tanto Diego Fernández como el propio Vicente Fox? Las dudas sobre su actuación son muchas y entre los argumentos, todavía no corroborados está el que el propio Diego Fernández ha sido abogado de Bital En cuanto a Vicente Fox existe la especie de que las deudas de su familia que tenía con Fobaproa fueron compradas por Banamex justo una semana antes de las elecciones del 2 de julio del año 2000 De corroborarse estos dichos, ambos, tanto Diego Fernández como el propio Fox estarían trabajando en beneficio de sus intereses y no de la Nación, la cual demanda que se llegue a fondo en el rescate bancario para reducir la deuda que todos los mexicanos están pagando por el llamado Fobaproa Las prueba de que se pretende proteger a los bancos es que tanto en la Comisión Permanente como desde el Ejecutivo Federal se pone freno a la aplicación de responsabilidades por los hallazgos que encontró por operaciones ilegales e irregulares el auditor canadiense Michel Mackey, quien descubrió que tanto Banamex como Bancomer no calificaban para haber sido rescatados, además de que se incluyeron intereses moratorios que la ley prohibía considerar; otro elemento que se pretende soslayar es el documento del excontralor Fortunato Alvarez, quien corroboró los descubrimientos del auditor canadiense y, finalmente, el resultado de las auditorías de Arturo González de Aragón, auditor superior de la Federación en la revisión de las cuentas pública del 2000 y 2001 En ellas destaca que hubo ilegalidades e irregularidades y que los cuatro bancos nunca debieron haber sido rescatados en su totalidad Otra de las preguntas es ¿por qué el tema se trató con tanta urgencia en la Comisión Permanente si sus puntos de acuerdo no tienen validez jurídica? El asunto es que el tema se pretende cerrar para antes de que llegue la próxima Legislatura y donde participarán Dolores Padierna y Alfonso Ramírez Cuéllar, quienes conocen bien el tema El resultado final apunta a que se podrían fincar responsabilidades a Ernesto Zedillo, quien durante su sexenio autorizó la creación del Fobaproa No hay que olvidar que del extremo priista estarán diputados afines a Carlos Salinas de Gortari y que una de las cuentas pendientes del expresidente es cobrar venganza contra Zedillo Lo tiene en la mira y sólo hay que recordar que en su libro, lo acusa de ser el responsable de uno de los fraudes más grandes a la Nación, el Fobaproa A pesar de que los panistas intentaron, quizá sin analizar los alcances de su propuesta inicial, poner el asunto en el centro del debate, será la próxima Legislatura la que discutirá, como primer punto, la solución del Fobaproa y sobre todo el fincar responsabilidades penales y administrativas a quienes participaron en el llamado Comité del Fobaproa y que hoy siguen como funcionarios federales

Comentarios