Causa revuelo político en Washington eventual renuncia de Powell

martes, 5 de agosto de 2003
*El diario The Washington Post revela que el secretario de Estado dejaría su puesto el 21 de enero de 2005 *La Casa Blanca evita desmentir al rotativo; razones personales, serían el motivo de la renuncia Washington, 4 de agosto (apro) - A Colin Powell, el secretario de Estado, no le interesaría que George W Bush ganara en noviembre de 2004 la reelección presidencial, él renunciará al puesto a partir del 21 de enero de 2005, el día que iniciaría el segundo periodo presidencial Con 18 meses de anticipación, el periódico The Washington Post publicó en primera plana la noticia de la salida de Powell del gabinete de Bush, el asunto de inmediato causó un gran escándalo y controversia política en Washington Sin embargo, ni la Casa Blanca ni el Departamento de Estado desmintieron el hecho de la eventual renuncia de Powell, pero sí rechazaron algunos de los argumentos que usó el diario para construir la historia "El presidente está preparado para continuar trabajando con el secretario Powell en los asuntos de política exterior en Washington, DC, circulan muchos rumores cuando no hay noticias y (los periódicos) tienen que llenar espacios”, declaró Scott McClellan, el vocero de la Casa Blanca, desde Crowford, Texas, donde Bush pasará todo un mes de vacaciones El Post en su historia apuntó que Powell y Richard Armitage, el subsecretario de Estado, serían los primeros funcionarios del gabinete de Bush en dejar Washington en 2005, pero por razones personales y no por problemas con la Casa Blanca La salida de Powell del Departamento de Estado, “Armitage recientemente se la dijo a Condoleezza Rice, jefa del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca”, enfatizó el rotativo capitalino La plática entre Rice y Armitage fue la parte de la historia del Post que desmintieron el Departamento de Estado y la Casa Blanca, mas no la que habla de la inminente renuncia de los dos principales encargados de la política exterior de Estados Unidos No se espera ni que Powell o Armitage desmientan o confirmen públicamente su renuncia cuando falta mucho tiempo para que ocurra “No hubo conversación entre el subsecretario de Estado Armitage y Rice”, aclaró en un comunicado Phil Reeker, el segundo portavoz del Departamento de Estado Así como sus deseos de dejar al Departamento de Estado, entre los círculos políticos de Washington también es muy conocido el creciente descontento de Powell con la política exterior que practica Bush, porque no comulga con ella La fricción entre el presidente y su secretario de Estado se palpa a primera vista por el hecho de que la Casa Blanca quitó de en medio a Powell para manejar los asuntos de la era de la postguerra con Irak, y por el nombramiento de Rice como enviada especial de la Casa Blanca para la mediación de la paz entre los palestinos y los israelitas; cuando por lógica los dos temas tendrían que ser de la entera responsabilidad del encargado de la política exterior de la Unión Americana “Powell y Armitage son dos extraordinarios miembros del equipo del presidente y están altamente valorados por el excelente trabajo que han realizado no hay bases para la historia (del )”, agregó McClellan desde Texas Conformado por dos bandos: “halcones y palomas”; en el gabinete de Bush a Powell se le cataloga como el más prudente, sencillo y uno de los más inteligentes, por lo que con mucha frecuencia choca con los tres líderes de los halcones, los más radicales y principales promotores de la guerra contra Irak y la política unilateralista de Estados Unidos: el vicepresidente Dick Cheney, Donald Rumsfeld y Paul Wolfowitz; secretario y subsecretario de Defensa, respectivamente El fiasco de la CIA ante la ausencia de armas de destrucción masiva, el desastre político y la guerra de guerrillas que surgió en Irak en la etapa de la postguerra, son temas de los que se le absuelve a Powell, pese a ser miembro del gabinete de guerra de Bush En la maraña de especulaciones que con mucha anticipación empezó a manejar el Washington Post, como principales candidatos para reemplazar a Powell en caso de que Bush gane su reelección presidencial, el periódico menciono a Rice y Armitage Otros candidatos viables serían el senador Richard Lugar, republicano por el estado de Indiana y presidente del Comité de Relaciones Exteriores, y Newt Gingrich, expresidente de la Cámara de Representantes y líder republicano, quien a raíz de la temprana oposición de Powell a la guerra unilateral con Irak se dedicó a desacreditar al primer secretario de Estado de origen afroamericano y exjefe del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas armadas del Pentágono En la línea de las especulaciones y de acuerdo con la opinión de varios analistas políticos, si Bush gana la reelección y Powell se va, la candidata natural seria Rice, porque se mantendría congruencia en la política unilateralista y arrogante de Estados Unidos

Comentarios