Globalifóbicos despliegan "operación hormiga" en Cancún

sábado, 13 de septiembre de 2003
Cancún, Q Roo, 12 de septiembre (apro)- De las grandes marchas, los críticos de la globalización reunidos en Cancún pasaron a la "guerra de guerrillas" Luego de reiterados fracasos por marchar hasta la sede de la reunión que celebra aquí la Organización Mundial de Comercio (OMC), pues la Policía Federal Preventiva (PFP) aseguró el acceso a la zona hotelera, los más de 5 mil globalifóbicos que llegaron a la ciudad se pulverizaron y realizaron acciones directas todo el día y en diversos puntos de la ciudad Una docena de activistas se manifestó desnudándose en un McDonald´s del centro de la ciudad, mientras otro grupo hizo lo mismo en las inmediaciones del Centro de Convenciones de Cancún, sede de la OMC; uno más, que también burló la endurecida seguridad de la zona hotelera en "operación hormiga" (pasando de uno en uno en camiones urbanos), subió a una pluma de construcción de unos 60 metros de alto para colgar una bandera monumental con la leyenda: "Salgan todos de la OMC" Desde la tarde, el bloque más grande de globalifóbicos, de la Red de Resistencia Global, tomó el parque de las Palapas en el centro de la ciudad, donde instalaron carpas, puestos con afiches, camisetas y otros objetos Allí, algunas playeras en venta ya tenían la leyenda: "Todos somos Lee Hiung Hae", en alusión al campesino coreano que se inmoló clavándose una navaja en su corazón el mismo día que arrancó aquí la reunión de la OMC Policía en apuros La Policía Municipal pasó más apuros en la noche, cuando un grupo de 600 activistas de la Red de Desobedientes de Italia, México y España, tomaron un local abandonado en pleno centro de la ciudad, a fin de instalar un "comedor popular", al que bautizaron como "Fonda popular el caracol; aquí me enrosco" Al lugar llegaron 900 policías antimotines de la fuerza municipal con su titular al frente, Luis Felipe Saidén, quien negoció con los manifestantes para no retirarlos con violencia Tras romper la puerta, los activistas entraron al inmueble de la céntrica avenida Yachilán, donde repartieron comida en un acto que tuvo como objetivo "mostrar la posibilidad de recuperar espacios urbanos para el pueblo" Repartieron sopa fría de pasta y permanecieron en el local y en la calle entonando cantos revolucionarios y otras melodías populares, como "El carnaval", que hizo éxito la fallecida Celia Cruz El director de Gobierno municipal, Julián Ricalde Magaña, negoció con los manifestantes, en tanto que "no hay denuncia del propietario del inmueble y, por tanto, no se justifica el uso de la fuerza para retirarlos" Los ocupantes ofrecieron que dejarían el sitio una hora después de comer y festejar el hecho En el Centro de Convenciones de Cancún unos 200 activistas de otros grupos lograron burlar la seguridad y se apostaron en las inmediaciones del inmueble Por la mañana, tres manifestantes escalaron una pluma de construcción, cerca del CCC y permanecieron ahí varias horas El representante de la Secretaría de Gobernación, Gonzalo Altamirano Dimas, negoció hasta que bajaron de esa estructura metálica CGH en acción En los desnudos y protestas en la zona hotelera fueron detenidos ocho estudiantes, que se identificaron como miembros del Consejo General de Huelga (CGH), de la UNAM Entre éstos se hallaban los dirigentes Higinio Martínez y Erika Zamora Fueron liberados luego que se tomaron sus datos y fotos Por cierto, el director de Gobierno municipal, militante del PRD, portó una playera negra con la leyenda: "Los que mueren por comida no pueden llamarse muertos" Vistió así incluso cuando acudió a negociar con los activistas que montaron un comedor popular en un local vacío de la avenida Yachilán Otros grupos trataron durante todo el día de traspasar la valla que colocó la PFP a la entrada de la zona hotelera, pero les fue imposible siquiera moverla, pues fue reforzada luego de los choques protagonizados entre policías y activistas los días de ayer y el miércoles Los manifestantes, divididos en grupos, pusieron también en aprietos a la prensa, que debió seguirlos o detectarlos mientras realizaban batucadas, toques de tambor africanos, danzas y "cacerolazos" al estilo argentino Por su parte, el alcalde Juan Ignacio García Zalvidea llamó a los ciudadanos cancunenses, a través de desplegados en los medios locales, para que "seamos tolerantes y consideremos que esta reunión de la OMC es pasajera y también nuestros visitantes" Para este sábado se programó una magna marcha, en la que participarán todos los grupos reunidos, incluso los agricultores del Foro Campesino e Indígena, y se esperan protestas hasta el domingo, cuando termine la ronda de negociaciones de la OMC

Comentarios