Las dos caras de Cancún

martes, 16 de septiembre de 2003
*Durante la cumbre de la OMC, la prensa internacional evidenció el grave rezago social; la opulencia y la pobreza Cancún, Q Roo, 15 de septiembre (apro)- Promovido como la joya turística de México y hasta del Caribe entero, Cancún no dio su mejor cara como ciudad anfitriona de la Cumbre Ministerial de la OMC, pues muchos de los reportes enviados por periodistas extranjeros a sus medios enfatizaron el grave rezago social de la ciudad, su cinturón de miseria y la corrupción de las autoridades locales Por su parte, el alcalde Juan Ignacio García Zalvidea se mostró satisfecho del saldo que dejó la realización aquí de la reunión de ese organismo multilateral, pues aunque estimó los daños ocasionados por los detractores de la globalización en 30 millones de pesos, además del gasto de ocho y medio millones para atenderlos, “tuvimos un saldo blanco, no hubo lesionados, superamos la prueba como ciudad sede y Cancún quedó como una ciudad donde se respetan las garantías individuales” El edil, que se hace llamar “Chacho”, recibió la noche del domingo un reconocimiento de Vía Campesina, una de las organizaciones más concurridas que asistió aquí a los foros alternos de discusión contra la OMC, pues su gobierno dispuso recursos, espacios y apoyos logísticos para hospedar a los agricultores y a los llamados “globalifóbicos”; unas cinco mil personas durmieron la semana pasada en campamentos dispuestos por el gobierno municipal, con duchas y baños móviles, y realizaron sus reuniones en locales y carpas también a cuenta del erario municipal “La intención fue que Cancún fuera una ciudad facilitadora y hospedadora de todos los asistentes a las discusiones de la OMC, tanto los ministros como los grupos opositores, y salvo algunas detalles, todo salió bien”, dijo el alcalde Sin embargo, algunos de los invitados no se llevaron una buena impresión del todo Ana Teresa Borden, corresponsal en México del diario Arizona Republic, quedó impresionada con un recorrido por las colonias a las afueras de la ciudad: “Lo que he visto me impresionó mucho… pensé que los trabajadores de la zona hotelera vivían en condiciones de pobreza, pero en realidad es una miseria increíble” Borden acudió al asentamiento irregular Avante, apenas a unos 25 kilómetros del centro de la ciudad, donde las improvisadas casitas de palos y techos de cartón, o bien “palapas”, hacen un contraste drástico con los pisos de mármol y letras doradas de los anuncios a la entrada de cada hotel en la zona de playas “Un anuncio de cualquier hotel puede costar más que diez casas en esta zona”, comentó a su vez John Powers, reportero del semanario LA Weekly, quien fue por su cuenta a recorrer las zonas empobrecidas de Cancún “No cabe duda de que Cancún fue el mejor ejemplo de que no funcionan las reglas del mercado que discuten los países miembros de la OMC”, añadió Danielle Miterrand, quien fue esposa del fallecido presidente de Francia Francoise Miterrand, fijó su atención en la endurecida vigilancia que montaron más de mil 4300 efectivos de la Policía Federal Preventiva (PFP), encomendados a impedir el paso de manifestantes a la zona hotelera “La reja que divide el centro de la zona hotelera significa el aparthaid que divide a ricos y pobres”, comentó durante su estancia aquí para hacer un llamado a cambiar las políticas de la OMC para “hacer un mundo más justo, con una chispa de lucidez” Los reportes de los enviados de medios extranjeros dieron cuenta de los datos duros: “El 70 por ciento de la ciudad carece de drenaje; Quintana Roo se encuentra entre los primeros estados del país en la tabla de suicidios; la ciudad creció a través de invasiones a tierras ejidales en su mayor parte; los servicios públicos no son eficientes y el binomio voracidad-corrupción, densificó la zona hotelera y minó el medio ambiente” Y la pobreza ocupó un sitio especial en las crónicas y artículos de medios extranjeros Apenas unos días antes de que arrancó la Cumbre Ministerial, el periodista Marc Cooper, del prestigiado semanario The Nation, con sede en Nueva York, escribió que entre la zona hotelera y las colonias populares se hace realidad un nuevo “aparthaid” En su crónica, Cooper describe a Cancún y sus asimetrías: “A las seis de la mañana los obreros salen de sus casas, de las cuales surgen como marañas cientos de líneas de cables para usar clandestinamente la energía eléctrica de los postes circundantes, y se aprestan sobre un camino de terracería para hacer la fila y subir al camión que los llevará a su trabajo a la zona hotelera… mientras, el cielo es surcado por un avión 747 que aterriza en Cancún lleno de turistas” El alcalde García Zalvidea dijo que ya pidió a la Federación recursos extraordinarios para hacer reparaciones al mobiliario urbano destruido por los “globalifóbicos” durante su estancia en esta ciudad Según dijo, tiene el ofrecimiento de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SEE), de proporcionar unos seis millones de pesos “Necesitamos reparar jardineras, banquetas, guarniciones, señales de tránsito y demás mobiliario urbano dañado”, dijo luego de informar que esos cálculos ya fueron también proporcionados a la Presidencia de la República El edil consideró que los recorridos que hicieron los periodistas extranjeros a lo que se conoce aquí como “el otro Cancún”, será también positivo “Es una realidad que no podemos ocultar, que es producto de gobiernos anteriores, de errores en administraciones y es el gran reto que nos queda a nosotros… la pobreza es algo que nos lastima a todos”, admitió No obstante, dijo que la promoción que recibió Cancún durante la realización de la cumbre de la OMC, “traerá beneficios que se observarán en el mediano y el largo plazo” “Para nosotros no fue un fracaso la OMC”, concluyó

Comentarios