Frena Fox a Elba Esther

sábado, 27 de septiembre de 2003
* No es la única interlocutora del PRI, asegura * La actitud de Fox, por vez primera, de jefe de Estado: priistas México, D F, 26 de septiembre (apro)- A tres años de gobierno y después de intentos fallidos de su equipo de trabajo por lograr un entendimiento con la oposición para sacar adelante las reformas estructurales, Vicente Fox asumió por vez primera una posición de jefe de Estado y ante la cúpula priista y sus gobernadores, ubicó al país en la necesidad de no quedar rezagado ante el mundo, además de reconocer que Elba Esther Gordillo no es la única interlocutora para lograrlo En la lujosa casa del empresario Roberto González, dueño del emporio Gruma y por convocatoria suya, 12 gobernadores priistas, el presidente de ese partido, Roberto Madrazo, los coordinadores parlamentarios, Elba Esther Gordillo y Enrique Jackson, y los líderes de sectores, así como el empresario Carlos Hank Rhon, el presidente de México sostuvo un encuentro de dos horas y 15 minutos donde abordaron la reforma eléctrica, hacendaria y el análisis del presupuesto En el encuentro, la cúpula priista dejó en claro que el intercambio de posiciones no implicaba ningún acuerdo de su parte y, mucho menos, una aceptación de las reformas estructurales, incluso Roberto Madrazo recordó que para aceptar modificaciones constitucionales su partido convocará antes a una Asamblea Nacional como lo establecen los estatutos y sus Documentos Básicos que rechazan totalmente la privatización del sector energético La impresión de los asistentes fue que se sentaron las bases para un acuerdo próximo que implique reformas ligths a través de las cuales se puede enviar un mensaje al mundo de que México no es un país de “riesgo” De hecho, en su interlocución --la cual fue improvisada--, Vicente Fox les confesó la gran impresión que le causó el mandatario de Brasil, Luis Inazio Lula Da Silva, “quien a través de reformas ligths mandó un mensaje a los mercados internacionales de que su país no es de riesgo” En este sentido, expresó a los priistas que “México no debe quedar rezagado en el mundo” en temas como el laboral, energético y presupuestal “Asumo que la responsabilidad primaria es del gobierno y luego de los partidos políticos”, aceptó “Fue una exposición bien hilada, la mejor que le hemos escuchado desde que asumió el poder”, confesaron algunos de los asistentes al encuentro La reunión fue convocada con diez días de antelación por el empresario Roberto González, quien en el 2000 dio su apoyo al priista Francisco Labastida De acuerdo con los asistentes, Elba Esther Gordillo, que en un inició había aceptado el encuentro, canceló de última hora su participación “pero por petición de Los Pinos tuvo que asistir” Su participación ante los 25 comensales fue de asentar en todo momento lo expuesto por el presidente Vicente Fox Uno de los asistentes la describió: “Estaba desencajada ante la evidencia de que su fuerza como única interlocutora entre el gobierno foxista y su partido quedaba en entredicho” “Hasta el día de hoy --detalló otro de los asistentes--, la maestra había dejado sentir que sólo ella y el expresidente Carlos Salinas de Gortari eran los únicos que podían sacar adelante la “segunda generación de reformas” en materia energética, hacendaria y laboral “De no haber ocurrido lo que hoy vimos, hubiésemos continuado con la idea de que sólo ellos, con un doble discurso, son los que pueden impulsar la segunda regeneración de reformas y el resto --de los priistas--, son unos dogmáticos con los cuales no se puede llegar a acuerdos”, comentó otro de los asistentes Vicente Fox se impresionó cuando el anfitrión tomó la palabra para aclarar que a pesar de ser de un partido distinto al del gobierno, ello no lo exime de tener clara la responsabilidad de quién ocupa la Presidencia para sacar adelante al país, y nadie mejor que él para conocer al resto de los comensales Fox se impresionó por el discurso y por la capacidad que tuvo Roberto González de convocar a 12 gobernadores priistas, quienes tienen poder de influencia sobre los diputados federales que deberán aprobar cualquier tipo de reforma Para los invitados a la comida quedó claro que hubo dos mensajes El primero y más importante para ellos fue que se acudió --por todas las partes--, con el ánimo de avanzar en beneficio del país sin importar las siglas partidistas, y, segundo, que Elba Esther Gordillo dejó de ser ante los ojos del presidente de la República, la única interlocutora entre el PRI y el gobierno o que se requiere la presencia de Carlos Salinas de Gortari para lograr la “segunda generación de reformas” Ahora el empresario Hernández se erigió como un segundo puente de enlace Además de Fox, el anfitrión y Madrazo, hablaron los gobernadores de Quintana Roo, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco e Hidalgo Éste último, al concluir Fox su intervención, le cuestionó si el PAN estaba comprometido como él en sacar adelante las reformas El silencio fue la respuesta Madrazo dijo que lo más importante del encuentro es que cada una de las partes escuchó con respeto las posiciones encontradas y admitió que ello es parte de la transición política del país Fox llegó sólo al conclave priista Rechazó el ofrecimiento de su staff para acompañarlo y orientarlo durante el encuentro El mensaje que pretendió dar fue que tiene entera disponibilidad para llegar a los acuerdos fundamentales para las reformas estructurales, por ello también el eje de su discurso que lo ubicó como jefe de Estado Además, la actitud de Vicente Fox, quien en todo momento se le vio relajado y suelto, al grado de fumarse un puro, como quien está satisfecho de su actuar, describieron algunos de los asistentes Cerca de él, la invitada, que no convocante, perdía el control del encuentro y se concretaba a asentar con la cabeza cuando hablaba el presidente y a mascullar unos constantes “¡Sí, claro!” En la mesa estuvieron también los dirigentes de la CTM Leonardo Rodríguez Alcaine; el de Confederación Nacional Campesina, Heladio Ramírez; de Organizaciones Populares, Manlio Fabio Beltrones; además de los integrantes del Comité nacional priista, Héctor Hugo Olivares Ventura, presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos y David Penchyna Grubb, secretario técnico del Consejo Político Nacional Por parte de los senadores estuvieron también, Emilio Gamboa Patrón y Fidel Herrera, y de los diputados, Sami David David El gran ausente fue el gobernador de Oaxaca quien sí fue invitado, pero decidió quedarse en su estado, José Murat, uno de los principales opositores a la privatización del sector energético junto con el senador y presidente de la comisión de Puntos Constitucionales, Manuel Barttlet Díaz, este último no fue convidado Después del encuentro, la Presidencia de la República emitió un comunicado donde estableció que: “el Presidente de la República, Vicente Fox Quesada, continuó hoy con el esfuerzo de construcción de acuerdos políticos para alcanzar reformas estratégicas que estimulen el crecimiento económico y transformen la incertidumbre en confianza para el futuro del país” En un tercer párrafo destacó: “Durante la comida, la conversación giró en torno al tema de las reformas estructurales y se hizo una breve revisión de lo que el país necesita Se habló del presupuesto para el próximo año y de la necesidad de infraestructura para el país Se abordaron diversos detalles en torno a la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores,el 29 de septiembre”

Comentarios