Enfrentamiento inútil en la ONU

domingo, 28 de septiembre de 2003
En el marco del debate para reformar a la Organización de las Naciones Unidas, México y Brasil libran una guerra diplomática La razón: desacuerdos sobre qué país latinoamericano y de qué manera debe ocupar un asiento permanente en un eventual Consejo de Seguridad ampliado Los desacuerdos -aparentemente limados durante la visita del presidente Luiz Inacio Lula da Silva a México- podrían ser inútiles por una sencilla razón: los cinco países con derecho a veto no están dispuestos a compartir ese espacio de poder NUEVA YORK- Debilitada por las acciones unilaterales de Estados Unidos y su política de "guerras preventivas", la Organización de las Naciones Unidas (ONU) inició un debate interno sobre su reestructuración y funcionamiento Ampliar el número de miembros permanentes en su Consejo de Seguridad, redefinir conceptos -como el de "riesgo de la seguridad internacional"-, reglamentar el derecho a veto, reformular el mecanismo de toma de decisiones, son algunas ideas que circulan entre las delegaciones de los países miembros en su sede de Nueva York En ese marco, México y Brasil se enfrentan en una guerra diplomática sobre las reformas que deberá realizar esa organización El punto de choque estriba en la representación de América Latina en un hipotético Consejo de Seguridad ampliado: qué país y bajo qué mecanismo tendrá allí un asiento permanente Brasil no oculta sus intenciones de ocupar dicho lugar México aboga más por una representación rotatoria y por modificar los mecanismos de consulta y toma de decisiones "México sencillamente no puede ser representante permanente en el Consejo Muy pocos (países latinoamericanos) lo apoyarían", dijo a Proceso un funcionario de la delegación brasileña que acompañó al presidente Luiz Inacio Lula da Silva a la Asamblea General de la ONU México "no tiene ni el tamaño (geográfico) ni la influencia política que tiene Brasil para representar a la región", subrayó En entrevista con Proceso, el canciller mexicano Luis Ernesto Derbez señaló: "Ni Brasil puede definirse como representante de América Latina ni México puede hacerlo () Nuestra posición no es de oposición a que Brasil ocupe un lugar en el Consejo de Seguridad Es de oposición a que se considere que un país puede ser el representante de América Latina" El jueves 25, durante su visita de trabajo a México, el presidente Lula da Silva rechazó la existencia de alguna "rivalidad" entre México y Brasil por este tema Achacó a la prensa tales insinuaciones Sin embargo, reconoció que había disputa por los asientos permanentes en un eventual Consejo de Seguridad ampliado Dijo: "Lo que necesitamos es, de la forma más democrática posible, encontrar la mejor solución que pueda responder a los intereses de los países que estén realmente en disputa de esos cargos "Pero antes -agregó-, es necesario convencer a la ONU de que acepte la propuesta de aumentar el número de miembros en el Consejo de Seguridad" Hizo énfasis en que ello "no será un motivo para afectar la sólida relación entre el presidente Fox y yo, y entre Brasil y México" Reforma entrampada El ataque unilateral de Estados Unidos contra Irak y el desastre de la ocupación militar en ese país agitaron el debate para reestructurar a la ONU y, específicamente, al Consejo de Seguridad y sus mandatos Son los países pequeños los que insisten en la reforma que "equilibre representaciones" y "democratice" la toma de decisiones Pero, según expertos, la eventual reforma "está entrampada" y es prácticamente imposible que las cinco naciones con derecho a veto en el Consejo de Seguridad (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia) suelten ese espacio de poder En su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el presidente Vicente Fox dijo: "México destinará lo mejor de sus esfuerzos diplomáticos para impulsar la reforma y la actualización de nuestra organización que la situación exige" Y planteó una idea que no gustó a los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad: "Se requiere asegurar una adecuada representatividad, limitar el veto y reglamentarlo" James Paul, director ejecutivo de la organización Global Policy Forum -dedicada al monitoreo de las políticas de la ONU-, calificó de positiva la propuesta mexicana, pero recordó que el debate de la reforma de la ONU lleva más de dos décadas sin resultado alguno La razón: A los cinco países permanentes del Consejo de Seguridad no les conviene, simplemente no quieren reformas "Por la manera en que se ha manejado la política mundial, sería un error asumir que una reforma a la ONU cambiaría el espectro internacional Sólo nos llevaría a la dirección que quieran los países poderosos", sostuvo el especialista en entrevista con Proceso En todos los pasillos de la ONU se respira el descontento con la política unilateral de Bush Primero, la guerra con Irak sin la autorización del Consejo de Seguridad, y ahora, la incapacidad de Washington para resolver el desastre de la posguerra La mayoría de los representantes de los 191 países miembros hablan de la reforma a la ONU, de la ampliación de los asientos en el Consejo de Seguridad y, también, de la guerra diplomática entre Brasil y México -¿México quiere ocupar un lugar permanente en el Consejo de Seguridad? ¿O estaría dispuesto a cedérselo a Brasil? -le preguntó el corresponsal al canciller mexicano Luis Ernesto Derbez -Nosotros no queremos que sea una cuestión de pleito entre Brasil y México Es mucho más importante la definición de lo que debe ser el mecanismo de la toma de decisiones Una vez que esto haya quedado definido -acotado el derecho de veto, acotada la agenda que se puede tratar y precisado el concepto de lo multilateral-, se debe ver la composición del consejo permanente En la ONU, el gobierno mexicano ha planteado el siguiente punto para la eventual ampliación de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad: Es necesario establecer si la representación debe ser por un país en particular, o rotarse entre varios países de una región (América Latina, Asia, África) "México preferiría que hubiera una definición rotatoria, que permitiera a la región estar representada por uno, dos o tres asientos permanentes, y que esos fueran no propiedad de un solo país, sino de una estructura que permita a todos los países ser representantes", puntualiza el canciller Paul piensa que una ampliación de los 15 lugares que actualmente tiene el Consejo de Seguridad causaría más burocracia y alentaría las acciones unilaterales Alemania y Japón quien ser miembros permanentes, pero se enfrentan al rechazo de las cinco naciones que tienen derecho a veto "Sería un desastre Con más de 15 países, las discusiones del Consejo serían aún más complicadas No se resolvería nada y esto podría causar que, para poner orden, los miembros permanentes propusieran hacer un subcomité del Consejo En suma: Más burocracia", insiste Paul Hasta el momento, sobre la mesa de las discusiones no existe una sola propuesta formal y concreta sobre cómo deben llevarse a cabo las reformas En los pasillos de la ONU se habla de hacer más justo y equilibrado al Consejo de Seguridad, considerado el órgano más importante de la ONU Para ello se requiere agregar tres lugares permanentes, pero sin poder de veto Cada lugar representaría a tres regiones: África, América Latina y Asia Paul -quien desde 1997 comenzó a entrevistar a cada uno de los embajadores de los 191 países de la ONU para analizar el tema de la reforma- asegura que el consenso general es que Nigeria represente a África, Brasil a América Latina e India a Asia "Tampoco ocurrirá La razón es obvia: Se agudizarían las guerras diplomáticas que ya existen por la representación de las regiones: México con Brasil, Paquistán con India, y Egipto y Sudáfrica con Nigeria" Durante su intervención ante la Asamblea General, el presidente Lula no ocultó su interés por ocupar dicho asiento: "Brasil puede hacer contribuciones favorables () Tomando en cuenta el respaldo que hemos recibido en Sudamérica y más allá, Brasil está entusiasmado por continuar abogando por un Consejo de Seguridad que refleje mejor la realidad contemporánea" -¿Ni aun obligado México apoyaría a Brasil? -se le pregunta a Derbez -Ni Brasil puede definirse como representante de América Latina ni México puede hacerlo Ninguno es el representante de América Latina América Latina es una región que tiene características propias y que tiene una cantidad de países mucho más allá de México, Brasil, Argentina o un país particular Por tanto, nuestra posición no es de oposición a que Brasil ocupe un lugar en el Consejo de Seguridad Es de oposición a que se considere que un país puede ser el representante de América Latina Otro funcionario de la Cancillería mexicana comentó a Proceso, con la condición del anonimato: "México nunca aceptará que Brasil sea miembro permanente del Consejo de Seguridad" En todo caso, el gobierno mexicano prefiere que todo quede como está: "Si se abriera a consideración de los 15 miembros del Consejo, puedo asegurar que México ganaría la votación sobre la candidatura de Brasil Tendríamos el apoyo de los cinco países permanentes Si por votos ganara Brasil, uno de los permanentes lo vetaría, y adiós" En plática informal con Proceso, uno de los miembros de la delegación rusa que acompañó al presidente Vladimir Putin en su viaje a la ONU, hizo énfasis en que su país, "en la hipotética situación de elegir, apoyaría a Brasil y no a México" ¿La razón? Simplemente porque el tamaño y poder económico de Brasil lo hacen una "opción natural" para representar a América Latina "Aunque -advirtió- no estamos seguros de que debería tener el poder de veto" El poder del veto México también ha planteado otra idea para reducir el unilateralismo y evitar los problemas de entrampamiento del Consejo de Seguridad: que se necesiten dos vetos en lugar de uno para anular cualquier proyecto de resolución de la ONU Bajo los actuales estatutos de la carta de la ONU, un miembro permanente del Consejo de Seguridad puede anular una resolución con su poder de veto A esta circunstancia se enfrentó a principios de este año la resolución 1441 presentada por Estados Unidos y Gran Bretaña, con el apoyo de España Esta resolución autorizaba el uso de la fuerza militar contra Irak Como Francia amenazó con vetarla, Washington no la sometió a votación, pero lanzó una guerra unilateral "Si en realidad queremos que haya multilateralismo en las resoluciones que emanan del Consejo de Seguridad, entonces deberíamos imponer el punto de los dos vetos, para que uno solo no sea suficiente para anular las resoluciones", añadió el diplomático mexicano A Paul le parece buena idea, sólo que le ve una gran dificultad: "Con el poder de veto limitado, nacería una tendencia espantosa entre los cinco países permanentes, que sólo responden a sus intereses en cada resolución () A los 10 miembros rotatorios los tratarían como burros, porque las potencias colgarían una zanahoria de un palo y con eso los obligarían a seguirlos" Los expertos en la ONU pronostican que la única reforma posible tal vez se defina en otro lado: El Congreso estadunidense, en el que se autoriza la cuota de recursos para la ONU, que es la mayor de todos los países En todo caso, los expertos prevén una reforma "cosmética" Paul señala que la reforma se centraría en reducir el presupuesto de la ONU y su número de trabajadores, así como en desaparecer muchos de sus programas de asistencia social en el mundo, los cuales -explica- están atiborrados de burocracia Derbez expone que el gobierno de México tiene otra visión: "Imponer el concepto de la multilateralidad" como instrumento de equilibrio entre los países Ello, dice, no necesariamente implica definir el tamaño del Consejo de Seguridad: "No es tan importante como la forma en que se pueden tomar decisiones en el consejo y también en la Asamblea General Por ejemplo, en la Asamblea el gran problema es que hay demasiados temas que están siendo discutidos Cada país trae el tema que en su circunstancia interna es importante y lo pone en la mesa" La falta de congruencia entre los discursos y las acciones de los países miembros de la ONU es otro factor que puede influir en las propuestas de reforma No todos los gobiernos cumplen con lo que declaran en la Asamblea General La verdadera negociación de la reforma se realiza a puerta cerrada, en intenso cabildeo de los cinco países permanentes Defienden sus intereses económicos y políticos mediante las resoluciones del Consejo de Seguridad Si Fox es congruente con lo que dijo en la Asamblea General -pidió que se devuelva plena soberanía e independencia a Irak-, México votaría en contra de la resolución que propone Estados Unidos para la reconstrucción de ese país El presidente Bush quiere la cooperación militar y económica de los países de la ONU, pero no quiere ceder, en el corto plazo, la soberanía y el poder que arrebató a los iraquíes "Los gringos son muy incisivos Es tan intenso su cabildeo y la presión es tan fuerte, que ya nos tiene cansados () pero esto es así, y ni modo", dice el funcionario mexicano que habló bajo la condición del anonimato

Comentarios