TRIANGULO DE PODER

domingo, 28 de septiembre de 2003
Tres de los hombres más importantes de la vida pública del país están enredados en un juego de intereses políticos y económicos, en un inesperado escenario: el Centro Histórico de la Ciudad de México O más bien: su remodelación Dos enemigos irreconciliables, Andrés Manuel López Obrador y Carlos Salinas de Gortari, comparten una relación privilegiada, con distintos orígenes, con el magnate más poderoso de América Latina, Carlos Slim En entrevistas con Proceso, este último y el jefe de gobierno del Distrito Federal evalúan su propia relación y la relación de ambos con el controvertido expresidente Antiguo centro de los poderes del país, el Centro Histórico de la Ciudad de México vuelve a ser el nervio de la escena política En su restauración, se trabó una red de intereses y relaciones peligrosas que se expresa en tres personajes: el expresidente Carlos Salinas de Gortari, el jefe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador y el empresario Carlos Slim Enemigos irreconciliables, Salinas y López Obrador, sin embargo, comparten una relación privilegiada con el hombre de negocios más importante de América Latina Con las elecciones presidenciales de 2006 encima, ninguno de los tres personajes de la trama sucesoria deja ver con claridad su juego, pero todos fintan: Carlos Slim: "Me da lo mismo si es Roberto Madrazo o Andrés Manuel López Obrador No sabría evaluar quién lo va a hacer mejor" Andrés Manuel López Obrador: "(Con Slim) no existe ningún acuerdo básico en términos políticos" Carlos Salinas de Gortari: " Me parece que el señor López Obrador ha madurado mucho y una muestra de ese proceso de maduración está representada en las alianzas que ha construido con los sectores productivos más pujantes del país para lograr su apoyo en el rescate del Centro Histórico Creo que va muy bien en la campaña para construir su candidatura presidencial" Al margen de sus reticencias, entre líneas, descubren sus ambiciones Slim no puede negar que se ha ido apropiando del Centro Histórico López Obrador saca provecho político a su antisalinismo Salinas se afana en dar la impresión de que es un factor decisivo de la política Slim y López Obrador se definieron en entrevistas con Proceso Salinas, en tanto, hizo desde Washington su declaración, rechazó la solicitud de entrevista con este semanario y regresó al mundo de brumas en el que vive desde hace casi 10 años El jefe de Gobierno fue entrevistado en su despacho frente al Zócalo El magnate, en sus oficinas en Lomas de Chapultepec Durante la entrevista, ambos se esfuerzan en pintar su raya, pero también dejan ver sus coincidencias, en particular, sobre el rescate del Centro Histórico Además, el político y el empresario tienen amigos comunes Por ejemplo, Ignacio Cobo, colaborador cercano y amigo de Slim y antiguo compañero de López Obrador en el equipo del gobernador Enrique González Pedrero en Tabasco López Obrador se integró a la campaña de González Pedrero como director del Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IEPES) del Comité Directivo Estatal del PRI, del que luego fue presidente González Pedrero le encomendó entonces la reforma del partido, pero no pudo avanzar por la resistencia de los alcaldes y, a mediados de 1983, López Obrador renunció para hacerse cargo de la Oficialía Mayor de gobierno Duró unas horas en el puesto y luego se marchó al DF a trabajar en el Instituto Nacional del Consumidor (INCO) En 1988, fue convencido por Cuauhtémoc Cárdenas para postularse a la gubernatura de Tabasco por el Frente Democrático Nacional González Pedrero, con la expectativa de convertirse en secretario de Educación Pública, dejó la gubernatura a finales de 1987 y se sumó al equipo salinista, como director del IEPES Pero José María Córdoba Montoya y Patricio Chirinos, celosos de la estatura intelectual del tabasqueño, lo fueron aislando Al final, González Pedrero tuvo que conformarse con la dirección del Fondo de Cultura Económica y, luego, con la embajada en España A su regreso, rompió con el PRI y entró al PRD, donde se reencontró con López Obrador Aunque no tiene una posición formal, González Pedrero es una especie de estratega del jefe de Gobierno, sobre todo en materia política Además, su esposa la escritora Julieta Campos, secretaria de Turismo del gobierno capitalino, construye puentes con la élite intelectual Cobo, igualmente, ha reforzado su relación con López Obrador y es uno de los amigos más próximos al dueño de Telmex Amigos distantes Las versiones que cuentan López Obrador y Slim en cuanto al origen del proyecto para rehabilitar el Centro Histórico no coinciden Afirma el jefe de Gobierno: "El proyecto lo concebimos nosotros, aunque llegamos a la conclusión de que teníamos que hacerlo en coordinación con el gobierno federal y la sociedad civil Una vez que tuvimos la idea general, se la propuse a Slim Directamente a él Llegando al gobierno, me enteré de que Telmex iba a invertir en Querétaro, Guadalajara o Monterrey, una ciudad grande Y decidí verlo para que en lugar de invertir ahí, lo hiciera en la Ciudad de México" Dice el empresario: "López Obrador planteó alguna invitación para invertir en el Paseo de la Reforma y yo le manifesté mi interés por trabajar en el Centro Histórico, más que en la otra área, con la participación del gobierno federal" De acuerdo con lo que ambos cuentan, apenas tuvieron relación antes de concretar la colaboración para el Centro Se vieron una sola vez, en el arranque de la administración del perredista Slim tardó en responder Cuando lo hizo, condicionó a Andrés Manuel: "Acepta retos" -¿Por qué se lo planteó directamente a Slim y no a otro? -Porque consideré que era la persona con la que podríamos promover inversiones para el Centro Pensé fundamentalmente en el liderazgo que ejerce en el mundo empresarial No sólo era cuánto podía invertir, sino lo que iba a acarrear, a arrastrar con su participación Los testimonios de López Obrador y Slim describen su relación como "formal, cordial, amable, amistosa" Sin embargo, ambos se sienten más cómodos a distancia López Obrador: "Se tiene la idea, en el mundo de la política, de que hay una relación estrecha y de que tenemos comunicación diaria o semanal, que nos consultamos cosas No es así La última vez que nos vimos fue hace un mes, en una cena que se organizó por el cumpleaños de Juan Soriano" Durante la entrevista, reiteró que entre él y Slim "no existe ningún acuerdo básico en términos políticos" Con el empresario, afirma, ni siquiera habla de política Estos temas los reserva para sus asesores, sus amigos Ataja: "Estoy tratando de dimensionar, de ubicar mi relación con Slim, pero estoy seguro de que diga lo que diga, no voy a poder convencerlos a ustedes" Como argumento, uno y otro explican que la inversión del empresario en el Centro no es tan importante Según indican, hasta ahora, el sector público ha invertido en el corredor Reforma, Juárez y el Centro Histórico 700 millones de pesos, aproximadamente La iniciativa privada tiene compromisos de inversión por 15 mil millones de pesos, de los cuales 8 mil 500 millones corresponden a inversión directa Las empresas de Slim aportaron sólo 400 millones El jefe de Gobierno rechaza tajantemente que Slim tenga manos libres para apropiarse del Centro Histórico Cuando se le pregunta si el Zócalo pudiera convertirse, eventualmente, en un mega Sanborns, conduce a los reporteros al balcón de su oficina desde el que se observa la plancha y dice: "¿Ustedes creen que yo podría hacer eso?" -Pero la percepción es que Slim se apoderó del Centro Histórico -Por eso, diga lo que diga, no los voy a convencer -Es público que Slim ha adquirido más de 50 edificios en la zona -Aún así, es una inversión de unos 380 millones de pesos Es una cantidad menor a lo que ha invertido la comunidad judía -Pero en la comunidad judía no hay un personaje como Slim -Exactamente -Pero usted avaló la denuncia para investigar la privatización de Telmex Y durante años, Salinas y Slim eran casi sinónimos ¿Cómo superó eso? -La explicación tiene que ver con mi responsabilidad actual No es lo mismo ser dirigente de un partido político que ser jefe de Gobierno A mí me importaba mucho el rescate del Centro Histórico y para lograr ese propósito tenía que convocar a gente que ayudara Esto no implica alguna ilegalidad, ni tener problemas de conciencia Creo que he sido lo suficientemente claro para expresar mi inconformidad por las privatizaciones que se dieron en la época de Salinas, incluyendo la de Telmex -No se podía pelear con el empresario más importante del país -No necesariamente Me he peleado con otros, pero en este caso consideré que era una alianza estratégica para sacar adelante el proyecto del Centro Histórico -El fin justifica los medios -No Creo que los medios tienen que ser buenos Tiene que haber moralidad en los medios para que se consigan los fines Por su parte, Slim asegura que no lo desconcertó la invitación del perredista, que en su momento cuestionó la privatización de Teléfonos de México: "Para nada El Centro no le pertenece a ningún partido ni a ningún grupo No es extraño No sé desde qué perspectiva lo ven" Más aún, afirma que aceptó colaborar porque en el proyecto estaría involucrado el presidente Fox: "Ahí hubo el apoyo del presidente de la República Si la invitación llega a ser sólo del jefe de Gobierno, no voy porque es un proyecto que requiere el apoyo del gobierno federal, del gobierno local y de la sociedad Es un reto difícil que no puedes hacer con los dedos amarrados" Relación productiva Con su hijo José Ramón como testigo de la entrevista, López Obrador se nota a sus anchas cuando habla de política, especialmente de 2006 y de Carlos Salinas, su adversario preferido -¿Por qué es tan importante el proyecto del Centro? ¿Por el 2006? -No, porque es el corazón del país Es la plaza más importante, es el centro del poder, del poder cultural, religioso, económico, administrativo y político -Usted argumenta que se alió con Slim para sacar adelante el asunto del Centro ¿Cómo se lo va a sacudir cuando ya no sea jefe de Gobierno, cuando sea precandidato o candidato a la Presidencia? -Es una relación productiva en beneficio de la ciudad Esas relaciones son bienvenidas -Eventualmente podría derivar en una alianza política -Ese es otro asunto Estamos hablando del Centro Histórico A Slim le incomoda hablar de política Rodeado de libros, algunos de ellos incunables, y de papeles, prefiere hablar en detalle de su deseo de preservar el Centro Histórico, donde estudió la preparatoria y donde estuvo su oficina y el negocio de su padre, la mercería La Estrella de Oriente De la nostalgia, su interés por la rehabilitación de la zona No hay más, afirma "No sé desde qué perspectiva lo ven", insiste -Pesará mucho su perspectiva de hombre de negocios -Sí, pero no ahí Rebasa la cosa del negocio Es un reto que va más allá -Mucha gente piensa que usted se está adueñando del Centro Histórico Se ha hecho de bastantes edificios -Obviamente, el grupo tiene una actividad económica importante y se ha esforzado por llevar algunas áreas a operar al Centro Histórico Ha habido una reubicación de algunas funciones, independientemente de los nuevos proyectos Pero yo, personalmente, no tengo ninguna propiedad, fuera de los inmuebles que desde hace muchos años forman parte de alguna empresa del grupo (como el Sanborns de Los Azulejos) o de los que mi papá compró en 1918 en Venustiano Carranza, Victoria y Corregidora Yo no tengo propiedades, son de una sociedad anónima -Si el negocio no es lo principal, ¿por qué lo hizo? -Por reto, por interés Es muy importante que esos inmuebles que ahora están deteriorados, abandonados y castigados, tengan más valor Ese será el éxito del gobierno -Uno percibe que así como puede haber una plusvalía económica en este proyecto para el grupo que usted representa, también puede haber una plusvalía política para el jefe de Gobierno, ¿usted cómo ve ese factor? -No es un factor que considere para nada, porque éste es un proyecto del gobierno de la ciudad y del gobierno federal -Pero la gente común y corriente no lo ve así, no lo ve como un proyecto del gobierno federal, lo ve como un proyecto del jefe de Gobierno -Puede ser, pero lo interesante es que está repercutiendo en toda la República, está teniendo consecuencias federales -También para Andrés Manuel tiene efectos nacionales -¿Qué quiere decir, que yo lo hago por eso? Para mí lo importante es que el Centro Histórico se revitalice, independientemente de ese tipo de cosas -¿Entonces no hay una alianza? -No El que ve una alianza tiene deformaciones profesionales -¿Está diciendo que Salinas tiene deformaciones profesionales? -Con esa apreciación, él y ustedes tienen deformaciones profesionales Creo que es una deformación profesional pensar que los que estamos comprometidos con la revitalización del Centro Histórico tenemos alianzas políticas Somos un grupo empresarial que va a apoyar al presidente de la República, sea del partido que sea No vamos a estar comprometiéndonos ni con precandidatos ni con candidatos, ni de izquierda ni de derecha ni de centro -¿Apoyará a todos? -Digo que el apoyo siempre va a estar con gobernantes Yo creo que la responsabilidad de un grupo empresarial debe ser apoyar los programas de trabajo, de inversión y económicos de los gobernantes, dentro de cierto rango, por supuesto, y sobre todo aquellos convenientes o razonables Mi compromiso con este proyecto es total No es de este gobierno o del que sigue O sea, no es un proyecto sexenal ni temporal, ni es de un gobierno ni de otro -Correcto Pero un presidente se va perfilando -No, yo estoy hablando del presidente Fox -La Presidencia se va construyendo -Lo que me preocupa aquí es que el Centro se revitalice Ése es el objetivo, y el que quiera ver otras cosas, pues es su problema -Sí, pero esa es la percepción, y usted sabe que en política y en la prensa a veces es más importante lo que parece que lo que es -Yo creo que hay que diferenciar opinión pública de opinión publicada La percepción que yo tengo de la opinión pública en cuanto al Centro es positiva De repente publican por ahí que el Centro ya se privatizó, que Slim se quiere quedar con el Centro, pero un proyecto tan importante no puede frenarse porque alguien lo critica o porque alguien declara que hay una alianza -¿Cómo se lleva usted con López Obrador, cómo es su relación? -La relación con Andrés Manuel López Obrador es muy buena, con Roberto Madrazo es muy buena y con Diego Fernández de Cevallos también -¿Pero no es igual con todos los políticos? -No Le tengo mucho afecto a Zedillo y creo que puedo tener una comunicación cuando platique con Salinas -¿O sea que le daría lo mismo que fuera presidente Roberto Madrazo que López Obrador? -Completamente y no sabría evaluar quién lo va a hacer mejor -A usted mismo se le está mencionando como precandidato Lo hizo Jorge Castañeda en una entrevista -Por eso digo que hay contradicciones: por un lado, soy socio de Salinas, por otro, me alié con López Obrador, y por otro, quiero lanzarme Bueno, decídanse Yo tengo otra vocación, así que conmigo no cuenten -Pero usted puede construir un candidato -No sé si alguien pueda construir un candidato Para nada Yo insisto: el grupo apoyará al presidente que se escoja democráticamente porque nuestra inversión no depende del señor que esté ahí en la Presidencia, sino del país "No es lo mismo Slim que Salinas" Salinas reapareció espectacularmente en abril, al convocar a la boda de su hija Cecilia al grueso de la clase política priista Volvió a ser noticia a principios de mayo En una reunión supuestamente off the record con miembros de los noticiarios de Televisa, dijo que el candidato perredista en 2006 debiera ser Cuauhtémoc Cárdenas, no Andrés Manuel: "López Obrador no es el PRD No hay que olvidar al ingeniero Cárdenas, que fue el fundador del partido Ese lugar (la candidatura natural) le corresponde a él, después de todo lo que ha pasado desde el 88", afirmó Salinas, según la versión de Alejandro Cacho, directivo y conductor de la televisora, publicada en Milenio Diario Dos meses después, el expresidente volvió a dar muestras de sus buenas relaciones con Televisa, al ser uno de los invitados a la inauguración del Centro de Noticias del consorcio, en Chapultepec 18 Salinas tuvo ocasión de encontrarse ahí con empresarios del tamaño de Slim y Juan Antonio Pérez Simón, y con políticos como Francisco Labastida Ochoa y Liébano Sáenz No asistió, en cambio, Vicente Fox Las escaramuzas con López Obrador empezaron poco después En entrevista con La Jornada, el jefe de Gobierno "alertó" sobre la creciente intromisión del exmandatario en la política nacional, y aseguró que "con seguridad tratará de jugar un papel decisivo en las elecciones presidenciales de 2006" Unos días después, en una de sus conferencias matutinas, señaló que con Salinas " se llevó a la ruina al país" Son los tiempos, dijo, "de la corrupción, del oprobio, del Estado patrimonialista, de los fraudes electorales, de los asesinatos de dirigentes sociales, entonces, no es cualquier cosa" A principios de agosto, López Obrador volvió a la carga Retó a Salinas a que explique el monto de su fortuna personal y familiar, "porque no se vale que ande por las calles como el jefe máximo, acompañado por un séquito de seis u ocho carros ¿Cuánto tiene y cómo lo obtuvo Creen que ya olvidamos lo que hicieron, que vendieron los bienes nacionales y generaron profunda desigualdad? Y de esto es responsable Salinas de Gortari" Felipe González, exjefe del gobierno español y en México reconocido como amigo de Salinas y de Slim -se le asignó incluso una suite en el hotel Calinda de la Zona Rosa, propiedad de Ignacio Cobo-, dijo la semana pasada, durante un coloquio en Ciudad Victoria, Tamaulipas: "(Andrés Manuel López Obrador) todas las mañanas, a las seis horas, comparece y les da tarea a los periodistas, pero no para que lo sigan a él, sino para que sigan a los que él quiere que sigan" En cambio, José Murat, gobernador de Oaxaca, optó por cuestionar a Salinas: "En México ya no aceptamos maximatos ni caudillos ni caciques, y menos al interior del PRI Entonces, lo que el señor Salinas de Gortari debe hacer es comportarse con seriedad y jugar su papel de expresidente y guardar silencio, porque además ya está calificado por el pueblo de México", declaró Murat el jueves 25 CSG en Washington Las declaraciones de Salinas en Washington recalentaron su confrontación con López Obrador En una entrevista "casual" con Pablo Hiriart -director de La Crónica-, Salinas hizo un elogio envenenado del jefe de Gobierno y una referencia velada al empresario consentido de su sexenio, Carlos Slim: "Me parece que López Obrador ha madurado mucho, y una muestra de ese proceso de maduración está representada en las alianzas que ha construido con los sectores productivos más pujantes del país para lograr su apoyo en el rescate del Centro Histórico" -¿Pero cómo ve usted el desempeño de López Obrador al frente del Gobierno de la Ciudad de México?- le preguntó Hiriart -Creo que va muy bien en la campaña para construir su candidatura presidencial -Por lo menos una vez a la semana, López Obrador lo señala a usted como su enemigo favorito, ¿le molesta? -Bueno, algo me han comentado de eso, y sería lamentable que el jefe de Gobierno me usara a mí como una coartada para no referirse al titular del ejecutivo federal y lograr así su aquiescencia para acceder a lo que él aspira Las afirmaciones de Salinas encresparon a López Obrador: "Salinas dejó en ruinas al país Muchas de las cosas que estamos padeciendo actualmente tienen como origen ese gobierno siniestro, caracterizado por la corrupción Puedo decir que Salinas auspició la corrupción como nunca antes se había visto en nuestro país" Además, calificó a Salinas de "nefasto, farsante y perverso" En la entrevista con Proceso, el perredista se niega a ampliar sus comentarios a propósito de la declaración de Salinas en Washington Se le señala que es prácticamente el único personaje que lo cuestiona con insistencia Al respecto, indica: "Hay que estar pendiente de él porque es un hombre con muchas relaciones" -Sorprenden los momentos en los que usted se refiera a Salinas ¿A qué responde esto, a alguna estrategia? -Estoy atento Es parte del trabajo, y es evidente que Salinas está haciendo política No es conveniente que se instale de nuevo y asuma la conducción política y económica del país No hay más Es un asunto de sentido común "No me gusta estar declarando sobre estos asuntos que le corresponderían más a un líder político, pero lo hago porque, en efecto, hay silencio, hay indiferencia o hay intereses, y porque a veces calienta, molesta la amnesia, el olvido de los que causaron la tragedia de este país que ahora se aparecen como la Madre Teresa de Calcuta en el rescate de niños ¡Por favor!" Se refiere al relato que publicó Salinas -en Reforma y en la revista Cambio-, en la que cuenta su intervención ante Fidel Castro para rescatar a dos niños estadunidenses secuestrados por su padre En el texto -escrito por recomendación de Gabriel García Márquez-, Salinas ostenta su cercana relación con Castro y su capacidad para conseguir aviones privados y helicópteros, entre otras cosas Cuando se le comenta a López Obrador que mientras algunos lo consideran maduro, otros lo señalan como pragmático, lo cual choca con su posición ideológica frente a personajes como Salinas -Es distinto Slim y Salinas no son lo mismo Salinas tenía la responsabilidad del Estado Y yo no estoy privatizando nada Yo no le entregué nada a Slim Si estuviéramos vendiendo inmuebles propiedad de la ciudad, podrían medirnos con la misma vara que a Salinas, pero no es así Así se maneja para mostrarnos como contradictorios; esto es parte de los nobles oficios de la política y el periodismo -¿No repite usted los métodos de Salinas, haciendo concesiones desde al poder? -No, ¡por favor! Es excesivo decir eso -¿Hubo un proceso de discusión con sus asesores de lo que pensaría la opinión pública con respecto a su alianza con Slim? -No, porque insisto, una cosa es ser dirigente social y otra es ser gobernante Lo que uno tiene que cuidar es no rebasar las fronteras, actuar con congruencia, no dejar trozos de dignidad en el camino y hacer las cosas sin tener que avergonzarse de nada (Con información de Armando Guzmán, desde Villahermosa)

Comentarios