Piden ONG y abogados indemnización para la mujer e hija de Lucio Cabañas

miércoles, 3 de septiembre de 2003
*Proceso publicó la relación amorosa entre Isabel Ayala Nava y el famoso guerrillero Acapulco, Gro , 2 de septiembre (apro)- Abogados defensores de familiares de desaparecidos confirmaron que hay posibilidades legales para que Isabel Ayala Nava y su hija Micaela Cabañas Ayala, mujer e hija del guerrillero Lucio Cabañas, sean indemnizadas por el Estado mexicano En entrevistas por separado, Enrique González Ruiz, representante legal de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFADEM) y Jorge Fernández Mendiburu, abogado del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, coincidieron en que procede recurrir a fundamentos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para exigir una reparación del daño material y moral Al comentar el texto publicado esta semana por la revista Proceso que relata la relación amorosa de Ayala Nava con el comandante guerrillero, su detención y tortura en el Campo Militar Número Uno, donde estuvo encarcelada durante 20 meses, ambos abogados señalaron en que "hay elementos suficientes para que el Estado mexicano repare de forma inmediata a estas personas, porque desde que fueron incomunicadas a la fecha no han tenido acceso a la justicia" Fernández Mendiburu, abogado que representa siete casos de desaparecidos ante la Fiscalía Especial de Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP) destacó que "por la muerte de Lucio por soldados, según el informe oficial, es un elemento suficiente para que el Estado repare el daño por el sufrimiento que tuvo por la muerte de su compañero" Destacó que actualmente la Fiscalía que encabeza Ignacio Carrillo Prieto esta llevando casos de personas que fueron torturadas durante los operativos militares y policiacos contrainsurgente de los setenta, "pero tienen que esperar a que se lleve a cabo todo el proceso judicial, que se identifique a culpables, se consigne y se dicte sentencia; sería el juez el encargado de determinar cómo se repara el daño" Sin embargo, añadió Fernández Mendiburu, "por lo que se ve la Fiscalía no da visos de solucionar los casos, y es muy probable que las personas que piden reparación del daño no lo consigan, al menos por la vía legal" De ahí que consideró que el caso de Isabel como los de otras víctimas de la represión, "deben tomar el camino de la justicia internacional que es muy clara en el sentido de la reparación de lo daños moral y material, considerando como daño moral una disculpa pública, cuando menos" Fernández Mendiburu puntualizó que exigir al Estado mexicano que asuma su responsabilidad, por lo menos económica, de las acciones represivas durante el pasado "es lo menos que en este momento se puede hacer, ya que cada vez vamos descubriendo nuevos obstáculos para llegar a la verdad histórica" Enrique González Ruiz, ex rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), acotó que la "principal demanda de los familiares de los desaparecidos es saber dónde están todas esas personas que fueron secuestradas por policías o militares" Reconoció que el intento del gobierno de Vicente Fox por hacer justicia, "ha fracasado, lo que hace más difícil seguir el paso que sigue, que es la reparación del daño" Crítico de los mecanismos que ha llevado la Fiscalía para facilitar ante el gobierno federal créditos blandos para familiares de desaparecidos, González Ruiz destacó que "la fiscalía debería investigar y dejar la cuestión monetaria para el final" No obstante, dijo que quienes sufrieron torturas y vejaciones durante la década de los setenta "tienen el innegable derecho de reclamar resarcir los daños que el secuestro, la tortura, y la incomunicación les ocasionó" En el caso concreto de Isabel Ayala, González Ruiz puntualizó que "sólo la justicia internacional podría acelerar este proceso, al que tiene derecho ella y su hija, y el gobierno foxista estaría obligado a pagar conforme lo marca el derecho internacional" En tanto, vía telefónica, Isabel Ayala demandó protección, al considerar que las revelaciones que hizo a Proceso, podían poner en riesgo su vida y la de su familia "He recibido llamadas de familiares preocupados por mi persona y mis hijos, por ello quiero hacer responsable al gobierno federal y al estatal de lo que pudiera pasarme a mí y a mi familia", acusó

Comentarios