Un desastre, las políticas públicas de Fox hacia las mujeres

sábado, 6 de septiembre de 2003
México, D F, 3 de septiembre (apro-cimac)- Hace 36 meses Vicente Fox, de cara al Congreso de la Unión, afirmó que gobernaría con perspectiva de género Hace 18 meses, al inaugurar los trabajos del primer sondeo del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Vicente Fox afirmó que “la situación de las mujeres será un termómetro sensible para medir el grado de progreso del país, el estado de nuestra democracia y de la justicia” Tendría que haber sido honesto, el día de hoy, para señalar que nada de ello ha sucedido durante su mandato porque 60 por ciento de los 300 mil empleos perdidos en las empresas maquiladoras de exportación fueron femeninos; porque la pérdida de capacidad adquisitiva afecta a más de dos millones de familias trabajadoras donde las mujeres han tomado el timón y, por último, tendría que admitir la incapacidad de su “gabinetazo”, de su gobierno y de la seguridad nacional para resolver los problemas de justicia para las mujeres Tres años de gobierno equivalen a mayor número de mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, a recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de Amnistía Internacional (AI) sin respuesta ni atención Tres años de gobierno y nada se sabe de la justicia para las tres mujeres tzeltales violadas en Altamirano Chiapas, ni de las que el ejército violó en Barranca de Bejuco, Guerrero hace año y medio Tampoco disminuyó la tasa de cáncer cervico uterino y de muerte materna Ni siquiera se sabe de qué tamaño es el problema del SIDA entre mujeres, porque las estadísticas, los indicadores de salud femenina y el seguimiento están paralizados Se está, eso sí, diseñando el cómo diagnosticar la situación Además de la caída del empleo remunerado y formal, la creación de ocupaciones diversas tampoco ha favorecido a las mujeres, en cambio, creció en siete por ciento la migración femenina y es evidente cómo las mujeres, jefas de familia en 24 por ciento de los hogares, tienen que buscar recursos para mantener a sus hijos y, en muchas ocasiones a sus padres Y esto no es lo peor Los tres años de Vicente Fox han significado algunos retrocesos en las conquistas obtenidas por las mujeres De la obligación del Estado de otorgar servicios de salud a los ciudadanos y ciudadanas mexicanas, se ha pasado al asistencialismo en salud y a la escasez permanente de medicamentos básicos Esto afecta principalmente a las mujeres, puesto que todavía son ellas las responsables principales de la salud de las familias Por último, como si no fuera suficiente, este sexenio ha significado retrocesos en el aspecto ideológico de cara a las ganancias que las mujeres consiguieron en el paquete de Conferencias Internacionales que promovió la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la década pasada: derechos humanos, población y desarrollo y la Cuarta Conferencia de la Mujer En esos espacios México fue muy activo y procuró abonar a la lista de deseos para asegurar el avance social y político de las mujeres Pero todo fue una ilusión En muy poco tiempo Fox y sus secretarios de Estado y funcionarios, como la responsable del Inmujeres, Patricia Espinosa, han ido hacia atrás La violencia hacia las mujeres ha desaparecido del lenguaje oficial para hablar solamente de violencia familiar; y la salud femenina ha desparecido para dar lugar al buen nacimiento de los y las niñas Este absurdo existe De nada, de todo esto habló el presidente Fox

Comentarios