El Yunque, hoy

domingo, 17 de octubre de 2004
“Hace cincuenta años, cuando entré al Yunque, era de ultraderecha Éramos exclusivos y excluyentes Hoy me desdigo” , dice Manuel Díaz Cid, en el libro El Ejército de Dios, escrito por el reportero Álvaro Delgado, publica Proceso en su edición de este domingo 17 de octubre Retirado recientemente de la Organización, de la que fue miembro de una especie de Estado Mayor –estratega encargado de información y análisis a nivel nacional--, Díaz Cid ha dejado el paso a los jóvenes, incrustados en numerosos membretes, y que sobre todo han penetrado al Partido Acción Nacional (PAN) en todos los estados y en los tres niveles de gobierno, expone el texto “Es un grupo muy grande” el que ha engrosado, a lo largo de medio siglo, las filas del Ejército de Dios, como se hace llamar la Organización Nacional del Yunque, fundada con la asesoría de los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), dice Díaz Cid en uno de los varios testimonios que presenta el libro Y es que persuadidos por la “pérdida de rumbo” de El Yunque, organización clandestina enquistada tanto en la Presidencia de la República como en gobiernos estatales y municipales, así como en el Partido Acción Nacional, militantes de esta agrupación desnudan los tortuosos sótanos de la ultraderecha en México, en el libro El Ejército de Dios, cuyo primer capítulo --con autorización de la editorial Plaza y Janés--, Proceso reproduce en su número 1459 de este domingo 17 de octubre

Comentarios