Exigen a la SSA monitorear presencia de maíz transgénico

sábado, 30 de octubre de 2004
* La variedad star link está prohibida en EU para consumo humano, alerta UNORCA México, D F, 29 de octubre (apro)- La UNORCA exigió este día a la Secretaría de Salud (Ssa) monitorear, en parcelas y tortillerías, la probable contaminación con maíz transgénico, especialmente el de la variedad star link, misma que está prohibida en Estados Unidos para consumo humano, por sus efectos alergénicos Cabe señalar que en Estados Unidos existen 800 mil hectáreas contaminadas por star link, y que en el 2002 se tuvieron que invertir millones de dólares para sacar del mercado esta producción y destinarla al consumo del ganado En México, 70% de los productores siembran maíz para consumo humano, por ello consideran “desastrosa” la contaminación de sus parcelas En otro orden, la UNORCA clamó por la reorientación de la investigación agrícola hacia una investigación participativa, que incluya a productores, campesinos e indígenas “Tenemos el derecho a decidir la agenda de investigación en el país, y participar también a escala mundial, ya que todas las semillas en que se basan estos estudios, provienen del milenario legado campesino”, afirmó Alberto Gómez Flores, coordinador ejecutivo nacional de la UNORCA Luego que ayer se manifestaran a las afueras del hotel Sheraton, sede de la reunión internacional del Grupo Consultivo de Investigación Agrícola Internacional (CGIAR), Gómez Flores afirmó que, en México, la investigación agrícola, la capacitación y la difusión rural fueron fuertemente amenazadas por el gobierno foxista, al proponer para el presente año la desaparición del INIFAP, INCA Rural, IMTA y el Instituto de Pesca, contraviniendo con ello la ley de desarrollo rural sustentable, que plantea --en su artículo 34-- que la investigación, transferencia de tecnología, asistencia técnica y capacitación, son función del Estado Actualmente estas instituciones siguen existiendo, pero no hay una política de Estado, y tampoco se atienden los intereses campesinos, denunció La UNORCA reclama el derecho a decidir el futuro de los recursos genéticos y el conocimiento asociado a ellos; se opone a las patentes sobre semillas o cualquier material vivo y su conocimiento asociado; demanda una investigación que proteja los recursos naturales; clama por una investigación que fomente la soberanía alimentaria, y rechaza la alineación de los gobiernos con las políticas de libre comercio, que “sólo fomentan la dependencia” La organización agrícola ratificó que su lucha se centra en el fomento a la producción agroecológica, libre de agroquímicos y contaminantes, que aspira a una alimentación sana como un derecho básico de cada ciudadano

Comentarios