Fortuna en disputa

domingo, 14 de noviembre de 2004
SAN FRANCISCO - El reparto del legado económico de Yaser Arafat se ha convertido en una disputa difícil de resolver entre los herederos personales del Rais y los nuevos líderes de la Autoridad Nacional Palestina "Arafat significaba muchas cosas: Un líder entregado a la causa palestina, pero también un oscuro millonario Nos guste o no, allí está la sombra de la corrupción Acaba de empezar la verdadera batalla, no para el pueblo palestino, sino para repartirse el dinero", dice con tristeza Ahmed, un palestino que llegó a Estados Unidos hace 10 años y que ahora posee un céntrico café Ahmed, como parte de la comunidad palestina radicada en este país, se muestra sorprendido por las informaciones que desde hace días circulan sobre la polémica fortuna del líder recién fallecido Y es que, además del testamento político de 40 años de lucha, Arafat deja una importante herencia: casi 300 millones de dólares, según la revista Forbes, que situó al líder palestino en la sexta posición entre los jefes de Estado más ricos del mundo El gobierno israelí, por su parte, calcula en mil millones de dólares la fortuna personal de Arafat, en tanto que una cadena de televisión estadunidense sostiene que ésta podría llegar a los 3 mil millones El problema será determinar cuánto de ese dinero pertenece al pueblo palestino y cuánto a los herederos del exlíder La línea divisoria entre las finanzas personales del Rais y las de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) había sido cuestionada desde hace algunos años, especialmente por la falta de transparencia en el manejo de dichos recursos Un entramado de empresas, monopolios y cuentas bancarias ?algunas en paraísos fiscales? pertenecería al no reconocido Estado palestino El ingeniero de este entramado es Mohamed Rashid, un kurdo iraquí que en los últimos años fue asesor económico de Arafat y que dimitió cuando el dirigente palestino fue trasladado a París La prensa occidental no es la única que ha investigado sobre la fortuna de Arafat Después de su muerte, la cadena árabe Al Jazeera transmitió un reportaje en el que Jean Claude Robard, un asesor financiero suizo, declaró que Arafat abrió su primera cuenta secreta en 1965, con 50 mil dólares procedentes de una generosa donación del emir de Kuwait, y que luego estableció cuentas secretas en Suiza, Austria, Luxemburgo e Islas Caimán Desde entonces, según este asesor, Arafat construyó un verdadero imperio empresarial y era dueño de hoteles en España, Italia, Francia, Suiza y Austria Además, controlaba los monopolios palestinos de cemento, tabaco y material de construcción, y era el principal accionista de la telefonía móvil que opera en Túnez y Argelia Tradicionalmente, los países árabes han hecho importantes donaciones a la ANP Según el diario israelí Haaretz, el gobierno de Ariel Sharon indica que la fortuna de Arafat tiene ese origen y que dichos recursos sirvieron también para financiar actividades terroristas El gobierno israelí atribuye a Arafat bienes por mil millones de dólares sustraídos a la ANP entre 1995 y 2000 Las investigaciones sobre el caudal de Arafat no son sólo periodísticas La fiscalía de París investiga, desde el año pasado, a la viuda del Rais, Suha Arafat, por posible lavado de dinero La indagatoria empezó después de que el Banco de Francia alertó a las autoridades galas sobre varios depósitos a las cuentas parisinas de Suha por un monto de 15 millones de dólares, recibidos entre julio de 2002 y julio de 2003 Suha radica en París desde hace cuatro años, y la cadena CBS transmitió, en enero pasado, un reportaje sobre su alto nivel de vida: hospedaje en hoteles de lujo, permanencia en internados en Suiza, adquisición de ropa en firmas exclusivas y onerosos viajes por el mundo El reportaje calculó la riqueza de Arafat entre mil y 3 mil millones de dólares, invertidos en Europa y en varios países árabes De acuerdo con la cadena estadunidense, Arafat enviaba 100 mil dólares mensuales a su esposa "¿Qué hay de extraño en que el presidente envíe dinero a su mujer, que vela por los intereses palestinos en el extranjero?", contestó Suha al periódico árabe Al Hayat Pero los dirigentes de la ANP, Ahmed Qureia y Mahmud Abbas, exigen que esos recursos sean devueltos al erario palestino, mientras la viuda reclama "su dinero", según difundió la cadena de televisión Al Jazeera, en un reportaje según el cual el reparto de dicha fortuna estuvo detrás de la disputa de ambos bandos en torno a si "se desconectaba" o no a Arafat de los aparatos médicos que lo mantenían vivo en París "Ninguna persona privada puede, en nombre de cualquier derecho de herencia, tocar los fondos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP)", advirtió Ilan Halevy, viceministro de Exteriores de la ANP, quien dijo no creer "en la existencia de una fortuna personal de Arafat" Sin embargo, el diario alemán Fankfurter Allgemeine Zeitung señala que la herencia de Arafat está repartida entre la OLP, la Sociedad de Servicios Económicos Palestinos (SSEP) y el Fondo de Inversión Palestino (PIF) Este último es un organismo que, hace dos años, empezó a ser administrado por Salam Fayad, exempleado del Fondo Monetario Internacional, a raíz de las presiones de la Unión Europea y del gobierno de Estados Unidos para que hubiera transparencia en las finanzas palestinas Conforme a un reporte del FMI, Fayad hizo verdaderos esfuerzos para racionalizar el gasto y, particularmente, para descubrir cómo se habían invertido 600 millones de dólares en fondos de inversión correspondientes a 79 empresas de riesgo que elaboraban diversos productos: desde medicamentos canadienses hasta celulares argelinos El FMI sostiene que, desde 1997, desaparecieron 323 millones de euros en recaudaciones impositivas y "donaciones" de distintos países, y que en el año 2000 faltaron otros 700 millones de euros por el mismo concepto La ANP admitió desconocer el destino de 250 millones de euros El diario The New York Times aseguró, el 11 de noviembre, que una auditoría del FMI reveló que, entre 1995 y 2002, Arafat desvió 900 millones de dólares de fondos públicos a cuentas bancarias que "él controla" El periódico israelí Yedioth Anronoth expuso que Arafat también tenía cuentas bancarias en Israel, a las que ingresaron 387 millones de euros de 1996 a 2000 Una de esas cuentas está en el banco Leumi, en la calle Bazel, y otra en la sucursal de la calle Jashmonaim, ambas en Tel Aviv Consultado por periódicos israelíes, Shlomo Brom, del Instituto Yaffa de Estudios Estratégicos de la Universidad de Tel Aviv, advirtió: "Sobre la fortuna de Arafat hay un poco de verdad en todo lo que se ha dicho, pero también hay mucha leyenda" Arafat vivió con austeridad, especialmente durante los últimos tres años, cuando estuvo recluido en sus oficinas de la Mukata, en Ramallah La investigación de la CBS sostiene que Arafat tenía un presupuesto anual de 74 millones de dólares, el cual gastaba en sueldos para conservar la fidelidad de los cuerpos armados que lo custodiaban, así como para realizar pagos y ayudas a allegados políticos, grupos armados y distintas instancias del gobierno palestino Emma Edwin, portavoz de Exteriores de la Unión Europea, manifestó ante los medios de comunicación que la supuesta fortuna de Arafat no procede del desvío de fondos de la UE a la ANP Explicó que ese dinero ?estimado entre 300 y mil millones de dólares? procede de las utilidades generadas por empresas estatales y privadas durante el período de 1995 a 2000, cuando la UE no proporcionaba asistencia financiera a Palestina "Ahora, gracias a nuestra acción, las empresas en cuestión forman parte del llamado Fondo de Inversión Palestino, que está sujeto a una auditoría de la empresa Standard and Poors", señaló Edwin l

Comentarios