Campeonato mundial juvenil de Grecia

lunes, 22 de noviembre de 2004
México, DF, 22 de noviembre (apro) - De unos pocos años a la fecha, hemos visto que en Grecia se juegan los campeonatos mundiales juveniles de ajedrez Ahí participan desde niños menores de diez años, hasta los de dieciocho México ha llevado a estos eventos a un nutrido grupo de competidores, destacando Manuel León Hoyos, de Mérida, menor de 16 años y con rating de 2395 puntos elo Es él nuestra mejor carta en el ajedrez internacional juvenil Desafortunadamente, estos campeonatos más bien parece un buen negocio de la FIDE y la Federación de Ajedrez de Grecia, porque no se necesita ser campeón local para ir a participar Basta con que cada federación dé un aval, diciendo que dicho jugador representa a su país y listo: ¡a jugar! Así, muchos padres de familia, que tienen hijos que juegan al ajedrez, buscan la manera en que sus pequeños vayan a participar en el extranjero, sin importar desde luego, si dichos juveniles tienen la fuerza para competir en tales eventos No cabe duda que siempre es un orgullo decir como padres: “Mis hijos están jugando en los campeonatos mundiales juveniles de ajedrez en Creta”, aunque esos niños simplemente no lleguen a ser más que jugadores débiles en primera fuerza Me explico mejor: en estas épocas en donde hay jugadores menores de 16 años con título de gran maestro, es inútil pretender participar y obtener un lugar decoroso si no se tiene un gran nivel Por ejemplo, en Grecia, en la lista de participantes de menores de 16 años, aparecen sembrados en los puestos uno y dos David Baramidze (Alemania), gran maestro, 2543 puntos elo, y Rauf Mamedov (Azerbayán), gran maestro, 2517 puntos elo León Hoyos, maestro FIDE y con un rating de 2395 puntos elo es nuestro mejor representante Estadísticamente, un jugador que le lleva a otro 100 puntos elo debe ganarle el 70% de las veces Así, por lo menos en lo que a las matemáticas se refiere, nuestro connacional tiene pocas chances Y que conste, León es un jugador que ha mejorado notablemente Tiene dos normas de maestro internacional y no me cabe duda que pronto hará el título de maestro internacional Sin embargo, en este torneo tendrá pocos chances, debido simplemente a la fuerza que despliegan muchos de sus oponentes En años pasados en México ocurrieron problemas por demás ridículos Un grupo de juveniles había Ganado su lugar para ir a Grecia Otros no lograron calificar, pero sus padres podían solventar los gastos de dicho viaje a ese torneo Pues que vayan, ¿por qué no? Así, había un grupo oficial y otro no Incluso en el abanderamiento del grupo oficial se tuvo el conflicto de si llevar a dicho evento a los “no oficiales” A la larga se decidió que todos fueran y la Conade dio mochilas, tenis, pants y equipo deportivo a todos por igual Discriminar a un grupo no oficial no hubiese sido sano para la moral de los muchachos (oficiales y no oficiales) Sin embargo, si se supone que son los campeonatos mundiales juveniles, se asume que irán los mejores representantes de cada país, no aquellos que puedan pagarse el viaje Esto devalúa la fuerza del premio a quienes se esfuerzan en ajedrez para obtener un lugar de honor y ganarse el viaje a dicho torneo No, aquí van todos los que se puedan pagar su boleto Lo grave de esto es que además, debido al nivel de los oponentes, no hay fogueo alguno No se puede uno foguear con alguien que lo hace papilla en 20 jugadas No hay aprendizaje ahí porque la diferencia de nivel es enorme En lugar de fogueo hay decepción y un sentimiento de lo mal preparado que van estos chamacos, y ellos mismos se dan cuenta, no me cabe duda de esto Vean por ejemplo, lo que dice la maestra nacional Guadalupe Vázquez, del equipo olímpico femenil, en una entrevista que hiciese Marco Iván Quintana: “Bueno, yo en el ajedrez deseo poder incrementar mi nivel de juego, para que a la hora que uno salga al extranjero, verdaderamente juegue lo que es el ajedrez Porque muchas veces uno piensa en México que ya está jugando ajedrez, gana un torneo nacional, y sale a un torneo internacional y es como si uno apenas supiera lo básico del ajedrez, pues sí, es bastante la diferencia “Debiese pensarse que el nivel nacional fuese un poco más fuerte para que no se sintiese tanto el cambio de cuando sales al extranjero, si no tienes bien sentadas las bases de lo que viene siendo el ajedrez, simplemente te destrozan, te desploman, no aguantas las presiones Entonces pienso que si yo vuelvo a venir a una olimpiada o a un torneo internacional, tratar de dar lucha, de dar batalla, que simplemente --como dicen por ahí--, no me borren del tablero, para que pueda incluso, poner el nombre de México en alto No es tan difícil, simplemente nos falta mucho trabajo” ¡Pobre Lupita! Le dieron tales zarandeadas en la Olimpiada, que se dio cuenta del enorme nivel que tienen sus rivales y que en México le hicieron creer que jugaba bien, cuando le falta mucho estudio Como dice la misma Guadalupe: “Nos falta mucho trabajo”, y yo agregaría, “olvidarnos de participar en toda justa internacional sólo porque se puede o porque los padres tienen el dinero para mandar sus retoños a los confines del mundo” Revaloremos estos viajes como premios al esfuerzo, y dense solamente a los jugadores que se ganen su lugar Mientras no hagamos esto, seguiremos viendo, sin remedio, pobres actuaciones de los juveniles e infantiles

Comentarios