Fox no busca camorra, pero insiste en impugnar el presupuesto

martes, 23 de noviembre de 2004
* Desde Ecuador, reitera que acudirá a la controversia constitucional Quito, 22 de noviembre (apro) - Ni molesto ni enojado, simplemente se ejercerá un derecho, precisó el presidente Vicente Fox, al anunciar que una vez llegue a sus manos, hará observaciones al decreto de Presupuesto 2005 Pero advirtió que si no se alcanza un acuerdo con la Cámara de Diputados, recurrirá a la controversia constitucional “Eso no es buscar camorra con nadie, no es un conflicto (…) no es una provocación”, declaró el mandatario al concluir su gira por este país Con esta decisión, de acudir a un árbitro para resolver el conflicto, el presidente descartó tenga en mente publicar el decreto presupuestal aprobado la semana pasada en San Lázaro Casi al terminar su breve gira por Ecuador, Fox fue cuestionado sobre la controversia presupuestal que mantiene con legisladores, quienes modificaron la propuesta que envió, y a los que acusó de haber actuado con intenciones partidistas y electorales “Vamos a impugnarlo porque no corresponde a un presupuesto eficiente, porque no corresponde a un presupuesto alineado con el Plan Nacional de Desarrollo, porque no corresponde a un presupuesto que dé equilibrio a los distintos temas que se atienden con el presupuesto Vamos a impugnarlo porque no corresponde a un presupuesto que dé equilibrios regionales A cambio, obedece a un presupuesto distribuido bajo criterios partidistas, bajo intereses partidistas, bajo compromisos electorales Es claro que lo vamos a impugnar”, reiteró Empero, aclaró que no se trata de una provocación, y pidió que nadie, absolutamente nadie debe tomarlo así “Estamos en una etapa donde el Ejecutivo va a hacer observaciones, y va a hacer impugnaciones sobre el presupuesto aprobado Pero eso no es buscar camorra con nadie, eso no es buscar conflicto Eso es un procedimiento de la relación parlamentaria entre el Legislativo y el Ejecutivo A su tiempo vendrá, entonces, la publicación del presupuesto”, sostuvo A diferencia del mensaje televisivo que dio la semana pasada, en esta ocasión el presidente dio más pistas de su postura: dijo que primero hará algunas aclaraciones al presupuesto aprobado y, si no hay acuerdo con los legisladores, acudirá a la Suprema Corte de Justicia a fin de impugnar el decreto Se descarriló Fox señaló que solamente tiene diferencias con los diputados, pero que no está enojado con la decisión que tomaron al reducir el gasto del gobierno federal “Tenemos diferencias, nuestro criterio es que se descarriló el presupuesto, que no obedece a un presupuesto bien estructurado”, explicó, al sentenciar que lo aprobado por los diputados de PRI, PRD, PT, PVEM y Convergencia, “ni obedece ni da respuesta de lo que recogemos en todo un año de operación” Atajó cualquier interpretación de que el país se paralizará con esta diferencia de criterios “No se trata de una confrontación, nadie, absolutamente nadie debe tomarlo así; es un procedimiento presupuestal Nadie va a paralizar al país” El primer mandatario trató de apaciguar las aguas después que el fin de semana se expresaron voces de los sectores empresarial y eclesiástico, solicitando al Ejecutivo y Legislativo alcanzar acuerdos antes de llegar a la controversia constitucional Aclaró que estas diferencias de criterios con los diputados no pueden tomarse como una “guerra santa”, y nadie tiene que enojarse por los planteamientos hechos los días pasados por Ejecutivo y Legislativo “Nadie tiene que hacer calificativos negativos, lo que tenemos que discutir son los hechos del presupuesto, y si yo he hecho señalamientos, son precisamente sobre los hechos del presupuesto, y los puntos en donde se desvía de un presupuesto eficiente, y de un presupuesto orientado a la promoción del desarrollo del país”, explicó En defensa de Creel El jefe del Ejecutivo defendió al secretario de Gobernación, Santiago Creel, al asegurar que desde el día en que se mandó la propuesta, funcionarios federales de todas las dependencias negociaron con los diputados Fox criticó a la Cámara de Diputados por no haber cumplido con los plazos legalmente establecidos para aprobar el presupuesto del 2005 Independientemente de ello, reiteró que busca tener un diálogo democrático con los diputados de oposición No obstante, advirtió que si no se llega a un acuerdo, se tendrá que acudir a un árbitro imparcial que determine quién tiene la razón

Comentarios