Acusan de negligencia y discriminación al sector salud de Colima

viernes, 26 de noviembre de 2004
* Exigen deudos de un paciente con sida, sanciones para los responsables del Hospital Regional Universitario * ONG afirman que ha empeorado la atención de personas con VIH Colima, Col , 25 de noviembre (apro)- En compañía de representantes de dos agrupaciones sociales, una pareja denunció hoy ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) actos de negligencia y discriminación en contra de su hijo –quien falleció recientemente víctima del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (sida)-- por parte de personal del Hospital Regional Universitario (HRU) En su queja, presentada en contra del secretario de Salud, Juan José Evangelista Salazar; el director del hospital, Christian Torres Ortiz Ocampo; y el médico tratante Ulises Ramírez Sánchez, el señor Carlos Peña Ruiz y su esposa Juana Fabián García narraron que mientras estuvo internado en el nosocomio su hijo Juan Carlos sufrió actos vejatorios, como el hecho de que el personal no le llevaba la comida a su cama, sino que sólo tocaban a la puerta del cuarto y se retiraban dejando en el piso la charola con los alimentos Así mismo, refirieron que los últimos días el paciente estuvo prácticamente sin atención y que uno de los médicos llegó a realizar comentarios en el sentido de que sólo de pensar que entraría al cuarto del joven le producía “grima” También les recomendó, delante del paciente, que la siguiente vez que su hijo se pusiera mal, ya no lo llevaran al hospital, sino que lo dejaran en su casa para que “pasara lo que tenía que pasar”, pues la enfermedad se encontraba muy avanzada y ya no tenía cura Con el respaldo de Jorge Iglesias de la Cruz, presidente de Amigos Colimenses contra el VIH/sida (Acolsida), y de Manuel Alexander Barreto Mendoza, titular de Promotores Ciudadanos en Defensa y Respeto de los Derechos Humanos (Proceder), los quejosos demandaron una sanción en contra de los responsables de lo ocurrido en el HRU “para que esto no vuelva a pasar” Al momento de su muerte, el 14 de noviembre pasado, Juan Carlos tenía 24 años de edad y laboraba como checador de horarios en una de las paradas de camiones del transporte urbano de esta ciudad Cinco años antes le había sido diagnosticada la presencia del VIH en su organismo, hasta que, afectado de los pulmones, pasó los últimos seis días de su vida en el albergue instalado recientemente por Acolsida en un inmueble del primer cuadro capitalino En conferencia de prensa previa, Jorge Iglesias de la Cruz denunció que en los últimos meses ha empeorado la atención a los pacientes con VIH adscritos a la Secretaría de Salud y Bienestar Social del estado, pues el médico tratante, Ulises Ramírez, no cumple el perfil para atender a este sector, pues su especialidad es la cardiología, además de que asiste en muy pocas ocasiones a su consultorio Ante esa situación, Iglesias entregó a los reporteros copias de diversos oficios entregados en la Secretaría de Salud en los que un grupo de pacientes demandan la sustitución del médico, con el apoyo de Acolsida y el Frente Nacional de Personas Afectadas por el VIH (Frenpavih) Así mismo, la agrupación envió el pasado 7 de mayo un oficio al secretario de Salud del estado en el que se queja de la reducción de espacios para la atención de los pacientes y la violación del derecho a la confidencialidad, pues en un mismo sitio son recibidos dos pacientes o más, de enfermedades distintas Otra de las anomalías reportadas es la obsolescencia de algunos tratamientos médicos, debido a la falta de productos como el Kaletra, que es requerido por enfermos que necesitan refuerzos de sus defensas Por su parte, Manuel Alexander Barreto, titular de Proceder, advirtió que si la queja de los padres del enfermo fallecido no prospera en la CEDH, será presentada en segunda instancia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) Consideró que es una vergüenza que las autoridades de Salud del estado no hayan tenido voluntad hasta ahora de mejorar la atención a los pacientes con VIH

Comentarios