Alta afluencia de votantes en EU

miércoles, 3 de noviembre de 2004
* Estiman expertos que el 60% de ciudadanos votará, unos 156 millones de estadunidenses * Bush y Kerrey, confiados en su triunfo San Francisco, Cal , 2 de noviembre (apro)- Las elecciones presidenciales más reñidas de la historia reciente de Estados Unidos se han desarrollado bajo una importante participación de ciudadanos que acudieron a votar soportando largas filas y horas de espera George Bush y John Kerry emitieron sus votos confiados en ganar El primero en presentarse en el Colegio Electoral fue el presidente estadunidense, quien lo hizo acompañado por su esposa Laura y sus hijas Jenna y Barbara a las 6:30 de la mañana en una estación de bomberos de Crawford, Texas “Estoy muy confiado, y creo que voy a ganar porque confío en el juicio del pueblo estadunidense”, dijo con una amplia sonrisa, vestido de riguroso traje azul: “la ciudadanía sabe cuál es mi posición clara en los principales asuntos y ahora llegó el momento de escuchar lo que el pueblo opina” Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que el resultado de estas elecciones no se dé a conocer hoy mismo, el actual inquilino de la Casa Blanca señaló: “Sería mucho mejor para la democracia que pudiera conocerse el resultado esta noche Todo el mundo observa cómo trabaja nuestra democracia” Después de emitir su voto, el presidente viajó a Columbus, Ohio, acompañado de su equipo de campaña, para dirigirse posteriormente a Washington, donde tiene previsto pasar la jornada electoral en la Casa Blanca acompañado de su equipo y su familia Por su parte, el candidato demócrata John Kerry inicio el día muy temprano en La Crosse, Wisconsin (uno de los estados indecisos) donde acudió para unirse a los voluntarios que piden el voto a pie de urna (a diferencia de otros países, en Estados Unidos está permitido la propaganda el mismo día de las elecciones): “Es tiempo de llevar a Estados Unidos a un mejor lugar Vamos a poner el sentido común otra vez en las decisiones que conciernen al país”, dijo ante sus seguidores, mientras su esposa Teresa Heinz Kerry votaba en Pensilvania, para después reunirse con él en Boston Kerry acudió más tarde a votar en el Colegio Electoral de la asamblea estatal de Massachussets, a escasos metros de su domicilio particular en Beacon Hill, un exclusivo barrio de Boston El aspirante demócrata a la presidencia fue con su esposa y sus dos hijas, vestido con un traje oscuro y dijo sentirse “emocionado” porque era un “día muy especial”, ya que concluía una etapa en su vida: “Termina una campaña que ha sido una increíble aventura por todo el país” Rodado de decenas de fotógrafos y periodistas, Kerry se sintió confiado en ganar y pidió a los votantes que le permitan “terminar el trabajo” para convertir a Estados Unidos en un “mejor lugar para vivir” El candidato ha instalado su cuartel general en Boston, desde donde siguió el desarrollo de la jornada La noche más larga Alrededor de 156 millones de estadunidenses de los 205 millones en edad de votar estaban llamados a las urnas y los expertos pronosticaron una participación mayor del 60 por ciento; un índice no registrado desde las elecciones de 1968 El electorado se manifestaba especialmente dividido y, por tanto, los especialistas han augurado un resultado muy reñido Tras una larga campaña electoral, la primera después de los atentados del 11 de septiembre del 2001, a los ciudadanos de Estados Unidos se les ha despertado la conciencia cívica, ya históricamente este país sufre de un 50 por ciento de abstencionismo Las televisiones que durante las elecciones pasadas se aventuraron a dar el triunfo a Al Gore, para después verse en la obligación de rectificar, han asegurado que no aportarán datos provisionales de ningún estado hasta que hayan cerrado todos los centros de votación Además del presidente, los estadunidenses eligieron 435 congresistas, renovaron un tercio del Senado y votaron también para determinar quiénes serán los próximos gobernadores de 11 estados El complejo sistema electoral de Estados Unidos, que carece de un censo nacional electoral y está constituido por diferentes sistemas de elecciones determinados por cada estado, ofrece otras dificultades, ya que además de las elecciones para presidente, gobernador, congresistas y senadores, los electores estadunidenses deciden si aprueban o no alrededor de 150 propuestas que atañen directamente a su comunidades, desde la aprobación de la investigación con células madre --que en California forma parte de estas elecciones--, hasta el uso medicinal de la marihuana que, por ejemplo, parte de los ciudadanos de Berkeley pretenden legalizar En un país, cuyo territorio abarca seis zonas horarias diferentes, los electores fueron madrugadores en la Costa Este, donde empezaron a votar desde las seis de a mañana Las largas colas se formaron desde primeras horas de la mañana y durante un día que, en general, ofreció un clima agradable y soleado en gran parte del país Los colegios cerrarán a las 00:00 GMT en Estados Unidos, lo cual quiere decir cinco horas menos en la Costa Este, seis horas menos en el centro del país, siete horas menos en la región montañosa y ocho horas menos en la Costa Oeste Los primeros colegios en abrir sus puertas fueron Maine, Nueva York, New Hampshire, Connecticut y Nueva Jersey, en el noreste del país; así como los estados de Indiana, Kentucky y Louisiana, en el centro Ante este panorama electoral y luego de los problemas suscitados en Florida durante las elecciones del 2000, los resultados de las elecciones no se conocerán hasta que cierren todos los centros de votación

Comentarios