La ley no se negocia ni se retuerce al aplicarla: Fox

viernes, 17 de diciembre de 2004
* El gobierno cumple y hace cumplir lo que manda la Constitución, afirma el presidente * Insiste que en su administración se acabó la represión, la simulación y el autoritarismo que se vivía en la época priista México, D F, 16 de diciembre (apro)- El presidente Vicente Fox arremetió otra vez en contra del PRI al señalar que en el pasado reinaba el autoritarismo, la represión y la simulación política en el país Dijo que su gobierno no negocia la ley ni la tuerce para aplicarla Como lo ha venido haciendo en las últimas semanas, Fox lanzó severas críticas al régimen priista al comparar la situación actual con lo que se vivía durante los gobiernos del partido tricolor En este sentido, dijo que el ambiente de libertad de hoy contrasta con la violencia y la arbitrariedad con que actuaba el Estado hace apenas unos años en los que los mexicanos "no éramos verdaderamente libres, porque la violencia y la arbitrariedad del Estado eran monedas corrientes de uso (sic) Esto, afortunadamente, ya ha quedado en el pasado" En la entrega del Premio Nacional de la Juventud 2003, el primer mandatario manifestó que, a diferencia del pasado, en su gobierno no se persigue a nadie por lo que piensa, por lo que dice o por la manera en que se manifiesta "Ahora el gobierno cumple y hace cumplir lo que manda nuestra Constitución", afirmó Fox sostuvo que en su administración no se tuerce la ley, ni se amenaza con hacerlo: "actuamos con firmeza para que se cumpla la ley, la aplicamos, y en ello no nos tiembla la mano" En vísperas de presentar la controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia en contra de la Cámara de Diputados por las modificaciones al Presupuesto del 2005, Fox reiteró que "la ley no se negocia, el Estado de derecho está y estará siempre por encima de cualquier interés de grupo" El presidente manifestó a los jóvenes galardonados que ahora saben qué es vivir en un país libre, tolerante, democrático y no como antes cuando el poder desconfiaba de los jóvenes, no les escuchaba; desconfiaba de su energía, de su capacidad de organizarse y trabajar en equipo, desconfiaba de su creatividad "Eso ya no pasa", afirmó en la ceremonia efectuada en la residencia oficial de Los Pinos

Comentarios