Llama Bush a los iraquíes a salir a votar el 30 de enero

martes, 7 de diciembre de 2004
* Exige que participen, si quieren emerger como una nación democrática Washington, 6 de diciembre (apro) - Sin ceder un ápice en la determinación de que el 30 de enero se realicen elecciones en Irak, pese a las amenazas de boicot, la inestabilidad e inseguridad por los ataques terroristas y de grupos insurgentes, el presidente George W Bush exigió a los iraquíes que salgan a votar el 30 de enero, si es que quieren emerger como una nación democrática en la nueva era que están viviendo “Es necesario para el pueblo de Irak su participación en las elecciones, porque los provee de la oportunidad de participar en una democracia”, declaró Bush en la oficina Oval de la Casa Blanca durante su encuentro con Ghazi Al-Yawer, presidente del gobierno interino de Irak que impuso Estados Unidos Conforme aumenta la insistencia de Bush para que, pese a todo, se celebren las elecciones en Irak, en el país persa sube también el nivel de alerta por lo que pueda ocurrir el día de los comicios, ante todo por las amenazas de los grupos insurgentes y redes terroristas Varios expertos militares y en política del Oriente Medio, insisten en que lo prudente para Bush sería posponer la fecha de las elecciones en Irak, por lo menos hasta que la situación se estabilice un poco más Sin embargo, el mandatario estadunidense se mantiene en su línea de perseverancia y lo demostró durante su reunión con Al-Yawer, y posteriormente con la que sostuvo con el rey Abdullah, de Jordania “Enviar un mensaje claro a las pocas personas que en Irak están tratando de parar la marcha hacia la democracia, ya que no pueden detener las elecciones, le dará a los iraquíes la oportunidad de invertir en el futuro de esa vital nación”, insistió Bush Los comicios del 30 de enero están enfocados a que de ellos surja una Asamblea Constitutiva, la que tendría que escribir y definir una nueva Constitución política, de la que saldrían las bases y reglas para otros comicios, que se desarrollarán en enero del 2006 y en los que los iraquíes elegirían a un gobierno democrático y definitivo “Nosotros en Irak, toda la sociedad iraquí quiere participar en las elecciones, nadie quiere boicotearlas, excepto algunos políticos”, apuntó por su parte Al-Yawer Bush está determinado a que se celebren las elecciones en Irak, pase lo que pase, por lo que ha dado la orden al Pentágono de enviar a más soldados a ese país, con el fin de que antes de los comicios, y sobre todo el día que se realicen; hay unos 150 mil soldados estadunidenses ofreciendo las medidas de seguridad necesarias para el proceso El gobierno estadunidense está solicitando el apoyo militar y político de varios de sus países aliados para prevenir cualquier acto subversivo o terrorista que pudiera interferir con el proceso electoral La Agencia Central de Inteligencia (CIA), también está fortaleciendo sus tareas de espionaje en Irak con el fin de prevenir cualquier acción terroristas previa, y el día las elecciones, que pudiesen contrarrestar con las imágenes de estabilidad que Bush intenta transmitir al mundo con su obstinación de que habrá comicios el día 30 de enero La presencia en la Casa Blanca de Abdullah y de Al-Yawer, son parte de la estrategia de Bush para eliminar cualquier pronóstico negativo con respecto a las elecciones: “Tengo la certeza de que el proceso que estableció la comunidad internacional, le permitirá al pueblo de Irak expresar su deseo de dar un paso más grande hacia la democracia en el gran Medio Oriente Creo que el pueblo iraquí tiene la capacidad y el deseo de autogobernarse, por lo que estas elecciones serán un momento importante en los avances hacia la democracia”, acotó Bush En Irak, los chiítas, kurdos y sunitas están totalmente divididos ante la insistencia de Estados Unidos en que se celebren las elecciones, por eso varios líderes de estas etnias solicitan una prorroga de, por lo menos, seis meses para celebrar las elecciones, bajo un ambiente de mayor seguridad y estabilidad social y política

Comentarios