Incendio en la Cineteca, escándalo cultural del sexenio de López Portillo

jueves, 19 de febrero de 2004
México, D F, 18 de febrero (apro)-El sexenio de López Portillo no sólo se caracterizó por fraudes y devaluaciones; los escándalos propiciados por él y su familia en el ámbito cultural son imborrables “Algo peor que películas inflamables y explosivas acabó el miércoles 24 de marzo con el acervo cinematográfico de México”, decía la nota publicada por Proceso con motivo del brutal incendio que destruyó a la Cineteca Nacional de México y la mayor parte del archivo fílmico que se resguardaba en ella Los motivos incidentales del siniestro ocurrido en 1982 fueron múltiples: Se habló de una parrilla del restaurante Wings; de un corto circuito que hizo estallar quince litros de nitrato de plata… Para la directora de Radio, Televisión y Cionematografía (RTC), Margarita López Portillo --hermana del entonces presidente— la “desgracia original fue construir la Cineteca arriba de un arsenal” refiriéndose a las viejas películas elaboradas con nitrato, y exigió “una investigación muy severa” La Cineteca había sido construida sobre bóvedas destinadas a la preservación y colección de películas de acetato, material no inflamable ni explosivo El supuesto arsenal de películas de nitrato fue colocado ahí después Fue Jorge Durán, en aquel entonces administrador de la Dirección de Cinematografía, quien dejó acumular las cintas de nitrato hasta ocupar completa una de las seis bóvedas especiales, ubicadas fuera de los estudios Churubusco En el siniestro se perdió de todo: el archivo fílmico del expresidente Plutarco Elías Chávez; el de Guerra Zacarías, que incluía películas pornográficas de finales del siglo XIX También dibujos de Einsestein, aparatos, documentos, cámaras; originales de Diego Rivera donados por el Indio Fernández; un programa original del Perro Andaluz firmado por Buñuel, y cintas extranjeras coloreadas a mano, entre otras Ante el incendio que dejó 8 muertos y más de 30 personas heridas, intelectuales y artistas se manifestaron públicamente Se pudo evitar y debido a la negligencia de autoridades que, relegando la necesidad de preservar el material fílmico y la seguridad de trabajadores, invirtieron en coproducciones inútiles y costosas en busca de un prestigio no alcanzado a lo largo de seis años; fue que pudo haber sido evitado Días después, la Procuraduría General de la República se declaró incapaz de precisar las causas del terrible incendio Aunque algunos medios informativos atribuyeron el origen del fuego a un cortocircuito, los peritos encargados del caso señalaron que: “En vista de las condiciones de destrucción en que quedó en inmueble después del incendio y la explosión, no fue posible llegar a mayores conclusiones, por falta de indicios”

Comentarios