Pactan SHCP y la FSTSE detener despido de 50 mil burócratas

jueves, 26 de febrero de 2004
* Sólo operará el “retiro voluntario sin presiones” Veracruz, Ver , 25 de febrero (apro)- La Secretaría de Hacienda dio marcha atrás en su plan de despedir a 50 mil burócratas, luego de un acuerdo con la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), para no reducir la plantilla laboral, informó Concepción Castañeda Ruiz Castañeda Ruiz, secretaria general sindicato del ISSSTE, explicó que con base en las negociaciones establecidas con las autoridades de la SHCP, cualquier medida que se aplique en este sentido, se realizará en común acuerdo con los organismos sindicales adheridos a la FSTSE y con el consentimiento de los propios trabajadores La dirigente sindical, refirió que después de varias semanas de presión por parte de los sindicatos, cuyos agremiados resultarían afectados por los despidos anunciados, el titular del Ejecutivo federal dio marcha atrás para recortar las 50 mil plazas en las diferentes dependencias de la administración, principalmente de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) Subrayó que la medida quedó sin efecto luego del acuerdo pactado y suscrito entre la FSTSE y la SHCP, “puesto a través de éste no se podrán ejecutar despidos ni reducir las plantillas laborales” A través del convenio, subrayó, “quedó claro que no habrá más retiros obligatorios, despidos injustificados, ni el famoso anunció de los 50 mil burócratas a la calle, ya que eso está fuera de todo lugar” Además, apuntó que con el acuerdo también se terminó el llamado “terrorismo laboral” que emprendieron las autoridades con los empleados en las oficinas de gobierno Una vez alcanzado este objetivo, Castañeda Ortiz señaló que únicamente se respetará el deseo de los trabajadores que decidan incorporarse a un programa de retiro voluntario, “pero sin presión alguna”, puesto que el anunció presidencial ya quedó sin efecto En el caso del ISSSTE, refirió que de las 2 mil plazas que originalmente se pretendían eliminar, no sólo quedarán sujetas a la voluntad que determine el trabajador, sino a la validación del propio sindicato, “ya que todo proceso de retiro voluntario tendrá que ser sancionado por la FSTSE y el sindicato correspondiente” para evitar “engaños” que perjudiquen a los empleados

Comentarios