Morelos: la red de protección al narco

jueves, 8 de abril de 2004
* Importante jefe militar en Veracruz tejió alianzas con traficantes de drogas México, D F, 7 de abril (apro)- Considerado un protector de las actividades del cártel de Juárez, José Agustín Montiel López, coordinador general de la Policía Ministerial en Morelos, finalmente fue capturado por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), bajo los cargos de homicidio y protección al narcotráfico José Agustín Montiel es hermano del general Luis Montiel López, quien fue señalado por Albino Quintero Meraz, “Don Beto”, como parte del engranaje de protección al narcotráfico en Veracruz, cuando fungió como jefe de la zona militar con sede en el puerto Quintero Meraz relató en sus declaraciones posteriores a su detención, que el hijo de Luis Montiel le dijo que su padre sería nombrado jefe de la zona militar en Puebla o Veracruz, y que necesitarían recursos para realizar algunos gastos, por lo que “Don Beto” dispuso de varios millones de dólares para empezar a pagar lo que más tarde sería su red de protección en Veracruz, donde también resultaron implicados en el narcotráfico altos funcionarios policiacos, algunos de ellos todavía bajo investigación de la Procuraduría General de la República (PGR) Luis Montiel López, cabeza importante de la tristemente célebre Brigada Blanca –grupo represor conformado para exterminar a la guerrilla durante la llamada guerra sucia--, fue un fuerte candidato para ocupar la Secretaría de la Defensa Nacional en el actual gobierno Durante su paso por la zona militar de Veracruz, salieron a relucir sus presuntos nexos con el narcotráfico tras la captura, hace dos años, de Albino Quintero Meraz, operador del cártel de Juárez y pieza importante –según él mismo reconoció en sus declaraciones– en el esquema del cártel del Golfo que encabezaba Osiel Cárdenas, a quien le hizo varios favores En 1995, Albino Quintero tenía su principal centro de operaciones en Cancún En su declaración refiere que por esas fechas, “estando con Ramón Alcides Magaña (‘El Metro’) conocí a Luis Montiel, hijo del general Montiel, y me dijo que a su papá, que se encontraba en la Ciudad de México, pronto le darían la plaza en Veracruz o Puebla, y que si me podía servir, lo haría Entonces yo le regalé 50 mil dólares Pasó un año y medio y no movieron a este señor” Pero el hijo del general Montiel, de acuerdo con el relato de Albino Quintero, regresaría posteriormente a Cancún para decirle que su papá se iba de comandante regional a Veracruz Albino señaló en su testimonio: “Me pidió dinero para unos gastos, por lo que le di cien mil dólares, diciéndome que cuando su papá llegara ahí, yo tendría que darle un pago consistente en 200 mil dólares Como a los cinco meses, le mandé un pago de 250 mil dólares, entregándoselos a José Luis Montiel hijo, para que se los llevara a su papá, que ya había sido nombrado en ese cargo” Según Albino Quintero, “José Luis Montiel hijo siempre iba acompañado de Miguel Barraza, expolicía judicial federal, quien ahora se encuentra en Mexicali y es amigo y compadre mío” Así, Quintero Meraz detalla que Miguel Barraza “siempre verificaba que el dinero se le entregara al general Montiel El último pago se lo hice llegar unos cuatro meses antes que lo regresaran a la Ciudad de México” El propio Albino Quintero dice en su declaración por qué le entregaba dinero al general Luis Montiel: “Lo hice para que me avisara de cualquier operativo que personal militar implementara en el estado de Veracruz, por lo que cuando llegaba algún grupo, a través de su hijo, quien le avisaba a Miguel Barraza, me hacían saber de la presencia del mismo, y se me decía que si andaba yo en el estado, no saliera, o me moviera del lugar donde estaba para que no me detuvieran” Con la policía estatal comprada y sobornando a los altos mandos policiacos, así como con el apoyo de Luis Montiel, Albino refiere: “Recuerdo que fueron cuatro ocasiones en que recibí avisos de la presencia de grupos militares en el estado Al recibir los informes yo no salía del lugar en que me encontraba, pero a través de gente mía supe que efectivamente llegó a haber movimientos de tropas en el estado…” El general Luis Montiel despacha en la Secretaría de la Defensa, pero está sujeto a investigación, y José Agustín Montiel, su hermano, cayó en desgracia Según las investigaciones de la PGR, a cargo de José Luis Santiago Vasconcelos, Agustín Montiel López brindaba protección en Morelos a las operaciones de narcotráfico realizadas por Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”, y Vicente Carrillo Leyva, hijo de Amado Carrillo y sobrino del actual jefe del cártel de Juárez, Vicente Carrillo Fuentes Como consecuencia de una orden de aprehensión girada por el juzgado segundo de distrito en materia de procesos penales federales del Estado de México, fue detenido Montiel López y Raúl Cortés Galindo, “El Mico”, quien se desempeñaba como coordinador operativo de la policía morelense Las detenciones fueron ejecutadas el martes 6 de abril por la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), momentos después que Agustín Montiel y Raúl Cortés Galindo, “El Mico”, arribaron a las instalaciones de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud, en cumplimiento de un citatorio ministerial Según la PGR, las órdenes de aprehensión son el resultado de las investigaciones y el seguimiento que durante varios meses la PGR ha venido realizando, dentro del marco del combate a la delincuencia organizada, en contra de la organización criminal de Carrillo Fuentes Ambos exfuncionarios de la policía de Morelos fueron detenidos por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos contra la salud y violación a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, toda vez que se les señala como integrantes de una célula de servidores públicos adscritos a la Coordinación General de la Policía Ministerial, encargados de brindar protección a Esparragoza Moreno y Vicente Carrillo Las investigaciones, detalla la PGR, pusieron al descubierto una red de complicidad por parte de algunos servidores públicos de Morelos quienes, en colusión, protegían la recepción de avionetas cargadas de droga que, durante algún tiempo, aterrizaban en el aeropuerto de Cuernavaca, procedentes de Colombia La droga era descargada y transportada en vehículos de la Policía Ministerial hasta Los Reyes La Paz, Estado de México El grupo encabezado por Montiel también protegía a diversos grupos dedicados a la venta de cocaína al menudeo y bandas de robacoches que operaban en todo el estado Montiel protegía todas estas operaciones, de acuerdo con la PGR, ya que al mismo tiempo era su responsabilidad investigar, perseguir y detener a las personas que cometieran este tipo de delitos La indagatoria contra este grupo se inició con motivo de la denuncia presentada el 14 de noviembre de 2002 por parte de Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, quien refirió que un sicario le había informado tener pruebas de que se había ordenado matar a un narcotraficante y al propio denunciante, Graco Ramírez,; que el sicario le dijo que ya había dado muerte al narcotraficante y que el cuerpo de éste había aparecido en el poblado de Tlaltizapan, Morelos A partir de estos y otros elementos, indicios y evidencias, se realizaron investigaciones sobre la muerte del comandante de la Policía Ministerial de Morelos, Luis Alain Pano Vega, y la del presunto narcotraficante Benjamín Gómez, “El Chino”, cuyo cuerpo fue encontrado efectivamente en la demarcación de Tlaltizapan Como consecuencia de la denuncia de Graco Ramírez, la cual derivó en la averiguación previa PGR/UEDO/352/2002, se ejercitó acción penal en contra de Marco Enrique Yépez Uribe, “El Jarocho” o “El Comandante Alex”, y Raúl Rodríguez León, “El Huevo”, por los delitos de violación a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, contra la salud, en la modalidad de colaboración al fomento, y homicidio calificado en agravio de Luis Alain Pano Vega y Benjamín Gómez González, “El Chino” o “El Colombiano” El 1 de mayo del 2003, el juez primero de distrito “A” en materia de procesos penales federales del Estado de México, declaró formalmente presos al “Jarocho” y al “Huevo”, al considerarlos probables responsables de los delitos por los que fueron consignados Los elementos que arrojó la investigación permitieron a la PGR realizar varios cateos en casas identificadas como propiedades de “El Azul” y de Vicente Carrillo Leyva

Comentarios