Pruebas documentales: El ejército en la guerra sucia

domingo, 6 de junio de 2004
Alberto Ulloa Bornemann, militante de la Liga Comunista Espartaco y que fue capturado el 4 de septiembre de 1974, en Tlaltizapán, Morelos presenta en su libro Sendero en Tinieblas una prueba documental más que acredita la participación del ejército mexicano en las desapariciones de opositores y guerrilleros durante el gobierno de Luis Echeverría, publica Proceso en su edición de este domingo 6 de junio Y es que junto con él fue capturado también Javier Gaytán Saldívar, del Movimiento Armado Revolucionario (MAR) Ambos fueron conducidos a la zona militar en Cuernavaca y luego al Campo Militar Número Uno, en la Ciudad de México, pero Gaytán Saldivar nunca apareció Tres documentos de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), cuyos agentes efectuaron la doble captura, demuestran que Ulloa Bornemann y Gaytán Saldívar ingresaron, vivos, en el Campo Militar Número Uno Con el paso de los años, Ulloa logró obtener los documentos de la DFS que incorpora en su libro, editado por Cal y Arena y que será presentado el jueves 10 de junio, justo al cumplirse 23 años de la matanza del “Jueves de Corpus”, dice Proceso en su edición de este domingo 6 de junio

Comentarios