Por error del gobierno, los ataques del 11/s

viernes, 23 de julio de 2004
* EU sabía que Al-Qaeda preparaba un atentado de gran escala, determina la Comisión Bipartita Washington, 22 de julio (apro) - Los ataques terroristas del martes 11 de septiembre 2001 se materializaron por los errores y descuidos del gobierno federal de Estados Unidos, porque sabía que Al-Qaeda preparaba un atentado de gran escala dentro del territorio estadunidense En síntesis, esta es la conclusión a la que llegó la Comisión Bipartita Independiente que investigó las acciones gubernamentales antes y después de los ataques de hace tres años El su informe de 567 páginas que entregaron al presidente George W Bush y al público en general, los 10 miembros de la Comisión (5 demócratas y 5 republicanos) sostuvieron que los 19 terroristas suicidas que atacaron Nueva York, Washington y Pensilvania en septiembre de 2001, tuvieron "puntos de vulnerabilidad", pero que por fallas fundamentales no supo aprovechar el gobierno de Bush La mayoría del peso de la queja y recriminación de la Comisión recayó en las agencias de inteligencia del gobierno federal, por lo que los 10 comisionados piden una reforma profunda al gremio Las fallas fundamentales que cometió el gobierno de Estados Unidos y que, por lo tanto, permitieron los ataques a las Torres Gemelas en Nueva York y al Pentágono, en Washington son: --No incluir en la lista de sospechosos de terrorismo a dos de los 19 que atacaron a Estados Unidos, Khalid al Mihdhar y Nawaf al Hazmi, a quienes no rastrearon después de que viajaron a Bangkok y de quienes el FBI nunca supo que uno de ellos tenía visa estadunidense ni que el otro había viajado a Estados Unidos --No compartir información que relacionaba a individuos que atacaron el buque Cole, en Yemen, en octubre de 2000; con Mihdhar --No tomar los pasos adecuados para localizar en Estados Unidos a Mihdhar o Hazmi --No relacionar el arresto de Zacarías Moussaoui, descrito como un hombre interesado en entrenamiento para piloto de aviación para usar a un avión en un acto terrorista, con las crecientes indicaciones de que habría un ataque --No haber descubierto las declaraciones falsas (de algunos de los 19 terroristas) en sus solicitudes de visado estadunidense --No reconocer pasaportes manipulados de manera fraudulenta --No haber explicado a las aerolíneas que los nombres de personas que tenían prohibido viajar en avión estaban en la lista de terroristas sospechosos --No haber investigado a pasajeros que habían sido identificados por los sistemas computarizados --No haber blindado las puertas de la cabina de pilotos de los aviones como parte de las medidas de prevención de secuestradores suicidas "La falla más grave fue de imaginación, no creemos que nuestros lideres (políticos y de los servicios de inteligencia) hayan entendido la gravedad de la amenaza El peligro de terrorismo emanado de Osama Bin-Laden y Al-Qaeda nunca fue un tópico importante en los debates políticos entre el público, la prensa, ni en el Congreso", dijo Thomas Kean, presidente de la Comisión, en la conferencia de prensa, donde se hizo público el informe Las conclusiones de la Comisión de inmediato fueron aprovechadas por los demócratas y su candidato presidencial John Kerry, para criticar a Bush y a los servicios de inteligencia, de los que se sospecha desatendieron la amenaza de Al-Qaeda, por dedicarse a buscar justificaciones injustificables para la guerra en Irak "El 4 de septiembre de 2001, Richard Clarke, el funcionario de la Casa Blanca responsable de la coordinación de política antiterrorista, indicó que el gobierno federal aún no definía una solución para responder a la interrogante de si Al-Qaeda era un tema relevante Una semana después llegó la respuesta", acotó el informe en el que los estadunidenses pretenderán encontrar respuestas a sus dudas con respecto a los ataques terroristas Los 10 comisionados no sólo destacaron las fallas y errores de Bush, también criticaron al gobierno de el expresidente Bill Clinton, por su fracaso diplomático de 1997 para lograr que el régimen de los Talibán en Afganistán, dejara de ser un santuario para Al-Qaeda y que expulsara de su territorio a Bin-Laden Otra de las conclusiones del informe de la Comisión es que Estados Unidos no es un país seguro ni exento de otro ataque terrorista como los de 2001, por lo tanto, hacen una serie de recomendaciones para la reforma de los sistemas de inteligencia y de la política antiterrorista en el gobierno de Bush y para futuros presidentes En primer plano recomienda unificar a la comunidad de inteligencia con la designación de un “director nacional de Inteligencia", para que todos los conocimientos y datos sobre el terrorismo se compartan entre todos los sectores del gobierno federal, a través de un red de información del Centro Nacional Antiterrorista La otra recomendación que de inmediato llamó la atención de los estadunidenses, fue la de eliminar el puesto de director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), porque una sola persona no está capacitada ni puede cumplir adecuada y correctamente sus funciones: manejar a la CIA, coordinar las 15 confederaciones (de espionaje) de la agencia, ni ser analista en jefe para informar y mantener al tanto de la actualidad mundial al presidente de Estados Unidos "El nuevo director de Inteligencia debe establecerse con dos objetivos principales en su trabajo: 1 Supervisar los centros nacionales de inteligencia que combinen a expertos de toda la colección de disciplinas (de espionaje) contra objetivos comunes como el terrorismo o proliferación de armas nucleares 2 Supervisar las agencias que contribuyan al programa nacional de inteligencia, tarea que incluye el definir los estándares comunes para el personal y la tecnología de información", acota el informe

Comentarios