América Latina tampoco sería prioridad con Kerry

miércoles, 28 de julio de 2004
* Asesores del demócrata se reúnen con funcionarios de la región * El conflicto en Irak sigue en primer plano * Ausentes del encuentro, representantes del gobierno foxista Boston, Massachussets, 27 de julio (apro) - Pese a todas las promesas de que promoverá cambios radicales y positivos en la política exterior de Estados Unidos, la relación con América Latina no será prioridad en el gobierno del demócrata John Kerry, en caso de que la gane la presidencia al republicano George W Bush, en las elecciones del próximo 2 de noviembre, afirmaron sus asesores de asuntos latinoamericanos "No puedo garantizar que una administración Kerry pondría a América Latina en el primer lugar de política exterior, en parte por las dificultades que tiene la guerra en Irak", dijo Peter Romero en una sesión a puerta cerrada con embajadores y legisladores latinoamericanos La sesión a puerta cerrada de los asesores de Kerry con los representantes de países de América Latina se dio en el marco de la celebración de la Convención Nacional del Partido Demócrata que se realiza en Boston Romero, exsubsecretario interino de Estado adjunto para asuntos latinoamericanos a finales de la presidencia de Bill Clinton y al principio de la Bush, precisó a los embajadores y legisladores de los países del hemisferio que aunque la relación de Washington con la región seguirá siendo bloqueada por los coletazos de la guerra en Irak, una presidencia de Kerry sí tendría más interlocutores, respecto del actual gobierno republicano En el encuentro que se llevó a cabo en el lujoso hotel Charles de Cambridge, Boston, algunos embajadores latinoamericanos le expresaron a los asesores de Kerry varias de sus preocupaciones por la ausencia de una relación más profunda con Washington Un gobierno de Kerry "mantendría una política exterior de puertas abiertas" para con América Latina, les subrayó Romero a los representantes latinoamericanos En los momentos en que el asesor de Kerry les dijo la realidad de la política exterior estadunidense bajo una nueva presidencia demócrata, en el salón del hotel no se encontraba Carlos de Icaza, embajador de México en Estados Unidos, que se encuentra en Boston como observador extranjero de la Convención, ni ningún otro representante del gobierno de Vicente Fox Ante la ausencia de funcionarios del gobierno de México, en una de las filas de la sala estaban la senadora priista Beatriz Paredes y el panista Francisco José Paoli, quienes intercambiaron impresiones con los asesores demócratas Romero y Randy Beers, exmiembro del Consejo de Seguridad Nacional de Bush; Arturo Valenzuela, exfuncionario del Departamento de Estado y de la Casa Blanca en la presidencia de Clinton, y Nelson Cunninham, son los asesores de Kerry enviados al hotel Charles que, a puerta cerrada, delinearon a los representantes de los países latinoamericanos que observan la Convención, cuál sería el tipo de relación con América Latina en caso de la derrota electoral de Bush El Perímetro de seguridad Valenzuela, por su parte, sostuvo que con Kerry los países latinoamericanos tendrían la oportunidad de ser escuchados para que, juntos, como región, abordaran los problemas que los afectan Una de las ideas que tiene el candidato presidencial de los demócratas, es crear con México y Canadá el llamado "Perímetro de seguridad", en que los tres países compartirían información, programas y acciones en este sentido, pero respetando la soberanía, leyes y territorialidad de cada uno Los asesores de Kerry también enfatizaron que existe una preocupación por el debilitamiento democrático en América Latina, por lo que prometieron apoyo en esta materia para que los órganos electorales y democráticos de cada país tengan un mayor acercamiento con su poblaciones, con el fin de eliminar su apatía y desinterés Con Cuba seguiría el embargo En otro de los aspectos en los que fueron específicos los asesores de Kerry, fue en el caso de Cuba "En este punto, el gobierno de Kerry no levantaría el embargo a la isla", pero cambiaria el radicalismo con el que Bush ha manejado el tema Cunninham subrayó que con Kerry como presidente, "se aprovecharía una de las herramientas más poderosas para generar cambios democráticos: los contactos de gente a gente (cubanos-estadunidenses)… y los contactos familiares son uno de los más ponderosos agentes de cambio en Cuba"

Comentarios