Citan a declarar a empleados de radiodifusora en Nuevo Laredo

miércoles, 28 de julio de 2004
* Enfrentarán denuncia por difamación en el caso del periodista asesinado Roberto Mora Nuevo Laredo, Tamps , 27 de julio (apro)- Roberto Gálvez Martínez y Gabriel Alós Sala, conductor y corresponsal de la radiodifusora Stereo 91 de esta ciudad, fueron demandados por presunta difamación en el caso del asesinato del editor del periódico El Mañana de Nuevo Laredo, Roberto Mora García, cometido el 19 de marzo de este año La querella fue interpuesta el 30 de junio por Aracely Carrillo viuda de Mora ante el titular de la agencia del Ministerio Público Federal 3, Raúl Moyeda Hernández, e incluso ya han sido citados a declarar los demandados Los acusados difundieron el 31 de marzo anterior, en el noticiero matutino de dicha radiodifusora, una nota en la que atribuían a versiones de la Secretaría de Gobernación información de que el crimen del periodista estaba relacionado con tendencias homosexuales Los comunicadores afirmaron que el titular de la Segob, Santiago Creel Miranda, había exhortado al Centro de Ética Pública, al PEN Club México y a la Asociación Libertad de Información de México, a que verificaran con seriedad este crimen “para no asumir una actitud equivocada y frívola” Sin embargo, dichos comentarios fueron desmentidos por el director de Información de la dependencia federal, Ricardo Martín Rojo Entre las difamaciones, estos locutores se empeñaron en afirmar que el periodista asesinado tenía tendencias homosexuales e, incluso, estaba involucrado sentimentalmente con sus supuestos homicidas, Hiram Oliveros y Mario Medina, este último muerto dentro del penal de esta ciudad fronteriza Cabe destacar que, en su momento, la Procuraduría General de Tamaulipas informó que de acuerdo con las investigaciones, el periodista no conocía a sus presuntos agresores, y dejó en claro que el crimen fue un hecho circunstancial “Con esta querella, la denunciante busca resarcir el daño moral y psicológico que los comunicadores han ocasionado a la familia de Mora García, quien gozaba de una trayectoria profesional y personal intachable, un hecho que puede ser confirmado por todos quienes le conocieron”, señala un comunicado difundido tras la demanda Desde el inicio de las investigaciones, el director general de El Mañana de Nuevo Laredo, Heriberto Cantú Deándar, ha sostenido que la muerte de Mora García fue un atentado contra la libertad de expresión, principalmente por las inconsistencias de la investigación En este sentido, la Comisión en Memoria, integrada por organismos defensores de la libertad de expresión y la misma familia Mora García, siguen de cerca el desarrollo del proceso penal

Comentarios