En el filo...

domingo, 4 de julio de 2004
Con 63 años de practicar el derecho penal y de trabajar en el Poder Judicial, el exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Juventino V Castro y Castro percibe que el llamado de conciliación nacional hecho el 30 de junio por el secretario de la Defensa Nacional, general Gerardo Clemente Ricardo Vega García, es una señal de que México se encuentra al borde de la crisis política, señala Proceso en su edición de este domingo 4 de julio Entrevistado con motivo de la marcha del pasado domingo 27, el exministro --retirado de sus funciones apenas el 28 de noviembre del 2003-- observa en el país no sólo una crisis política, sino también económica, social y hasta cultural De ahí, señala, el inédito mensaje del jefe militar, pues es necesario un mediador que ayude a zanjar el enfrentamiento entre poderes y entre los gobiernos federal y de la Ciudad de México Asume que la inseguridad pública refleja muchos males, pero opina que el aumento de las condenas y la pena de muerte no acabarían con la delincuencia en México La respuesta, advierte, está en cambiar y mejorar las condiciones económicas y sociales del país, e inclusive en modificar la cultura del mexicano, que ha hecho un hábito de la corrupción Existe ciertamente una fragilidad del Estado de derecho, que debe atribuirse más a las autoridades –que enfrentan graves problemas de lentitud y corrupción— que al sistema de justicia, afirma Además, se ha generado “un estado de confusión” en el gobierno del presidente Vicente Fox debido a los serios enfrentamientos que ha tenido con los poderes Legislativo y Judicial, pero sobre todo con el jefe de Gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, considera el exministro en la edición de Proceso que circula a partir de este domingo 4 de julio

Comentarios