México: el reto colombiano

domingo, 8 de agosto de 2004
El gobierno de Álvaro Uribe Vélez “no está preparado para trabajar por la paz”, sentencia Antonio García, máximo comandante militar del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla más grande de Colombia, publica Proceso en su edición de este domingo 8 de agosto Para el dirigente del grupo rebelde, el ofrecimiento de México como “facilitador” de eventuales diálogos entre el ELN y el gobierno de Uribe significa dos cosas: primero, que México “ha reconocido la existencia de un conflicto interno en Colombia”, y, segundo, que México “ha coincidido con la disposición del ELN para buscar una salida política a dicho conflicto” Después de 40 años de conflicto, “hoy el ELN ya no es un puñado de 16 valientes guerrilleros, más cargados con sueños que con mochilas (…) Hoy, si bien somos miles de hombres y mujeres en armas, somos más un proyecto político que apuesta a la construcción de una nación pensada por todos Somos una fuerza a la que no le da miedo confluir con otros para dar a luz un nuevo país, en paz, en democracia y con justicia social”, advierte Desde algún lugar de las montañas de Colombia, el comandante García responde a preguntas sobre el papel de México como “facilitador”, el diálogo roto con el gobierno, la estrategia política y militar de la guerrilla, el narcotráfico, los secuestros, cuestionamientos que Proceso le hizo llegar por Internet y cuyas respuestas publica en su edición de este domingo 8 de agosto

Comentarios