Ejecutan en Tijuana a dos policías; uno recibe cien impactos

miércoles, 1 de septiembre de 2004
* La acción, previa a la aprehensión de casi una treintena de agentes ligados al narco Tijuana, BC, 31 de agosto (apro) - Dos policías estatales fueron acribillados en esta frontera, en momentos en que la Procuraduría General de la República (PGR) se prepara para ejercitar al menos 28 órdenes de aprehensión contra otros tantos agentes ministeriales, por su protección y relación con el narcotráfico Las muertes de los oficiales ocurrieron cuando ambos volvían a su casa Se trata de José Rosario Cevallos Olais, quien recibió al menos 80 disparos de AK-47, arma de alto poder conocida como “cuerno de chivo”, en las proximidades de su hogar, ubicado en el fraccionamiento Villa Fontana Según la versión oficial, el agente integrante del grupo de Homicidios fue interceptado alrededor de las 23 horas de este lunes, cuando tripulaba su camioneta Pathfinder en la calle Venecia, cerca de su domicilio, por los tripulantes de dos vehículos, desde los cuales le dispararon al menos en un centenar de veces En hechos aparte, fue asesinado el también policía ministerial Fausto Daniel Escamilla, cuyo cuerpo fue localizado junto con el de dos personas más en las inmediaciones de la colonia 20 de Noviembre, informó el fiscal de Homicidios, Francisco Castro Trenti En conferencia de prensa, Castro Trenti precisó que los cuerpos de Escamilla Pitza y de otros dos desconocidos fueron localizados en la calle Montaño de la citada colonia 20 de noviembre, en la madrugada de este martes, y presentaban huellas de violencia y rastros de haber sido maniatados En los círculos policiacos de Baja California trascendió que estas muertes se registran en momentos en que las autoridades federales se aprestan para detener a un grupo de al menos 28 policías estatales --ministeriales por su denominación en esta frontera--, y municipales, tanto de Tijuana como de Mexicali Las órdenes de aprehensión, que habrían sido libradas por el juzgado tercero de distrito con sede en el Estado de México, son consecuencia directa de la protección que las fuerzas policiacas locales brindaban al narcotraficante Gilberto Higuera, “El Gilillo”, aprehendido el 22 de agosto en la ciudad capital de Mexicali, y quien fuera lugarteniente del cártel de los hermanos Arellano Félix, de donde pasó al grupo de Ismael “El Mayo” Zambada

Comentarios