El nuevo libro de Pablo Parga

lunes, 13 de septiembre de 2004
México, D F, 13 de septiembre (apro)- Pablo Parga Parga es actor, bailarín, promotor cultural, y ahora investigador y escritor Su caso es un hito dentro de la cultura “nacional”, porque él mismo estudia, analiza, experimenta, interpreta y cuestiona en la práctica los intocables arquetipos de la danza folklórica que conllevan conceptos como “identidad”, “pertenencia”, “patria” y “tradiciones”, entre otros “Cuerpo vestido de nación Danza Folklórica y Nacionalismo Mexicano” (1921-1939), es su último libro y será presentado, paradójicamente, el 13 de septiembre en la sede permanente del Ballet Folklórico de Amalia Hernández --líder nacional en la creación de “clitchés” dancísticos sobre las danzas y bailes del país--, la sala Adamo Boari, del Palacio de Bellas Artes, por el antropólogo y especialista en temáticas sobre la identidad, José Antonio MacGregor, el investigador Alberto Híjar y esta crítica Con una amplia experiencia dentro del campo de la docencia y de la promoción cultural, Parga fue fundador en los años ochenta del grupo Propuesta; tenía entonces el afán de llevar a la escena una sátira sobre las elucubraciones que realizan los “ballets” folklóricos en México Su talento y experiencia le valieron una reputación a prueba de fuego, sus montajes eran un abierto e irónico cuestionamiento hacia lo “más puro de las tradiciones mexicanas” En las primeras páginas de su libro expresa: “La idea era investigar sobre la escenificación de la danza folclórica, y descubrir el papel que ésta ha desempeñado dentro del concepto de lo ‘nacional’ dado por el Estado a partir de los gobiernos posteriores a la Revolución Mexicana “La danza folclórica nace cuando ojos extraños miran las danzas tradicionales y, en su afán por darla a mirar a otros ojos, la convierten en un producto clasificable entre lo didáctico y lo patriota Así, la danza folclórica se gestó en el alma nacional y, como nació prematura, fue necesario incubarla en el seno del programa institucional revolucionario Creció en las carpas, los teatros y los cines, incluso en las escuelas” Por su parte, Alberto Híjar hace una clara reseña del perfil profesional de Parga y lo retrata de cuerpo entero: “…No dejaron títere con cabeza respecto a los modos populacheros de los presentadores de los espectáculos, como aquel conformado por los hipotéticos ‘Ballet Folklorísimo Ultramexicano’ (el más mexicano) y el Conjunto Típico de Danza Xochihuitlacoche Molkajetl (el más autóctono), los usos del cuerpo, permanentemente engalanados de sonrisas sustituibles por una máscara, la confusión sobre ‘lo auténtic’o resuelta en los mosaicos típicos, el encuentro de ‘raíces’ inventadas, las competencias artificiales entre bailarinas, donde una terminaba por zapatear con un garrafón de agua ‘Electropura’ en la cabeza, los penosos accidentes del rebozo caído y el paso perdido en el esplendor telúrico y bravío “La cosa no quedó ahí, sino que tuvo que orientarse por la puesta en crisis de las entelequias de la identidad nacional Pablo se metió a investigar para descubrir que las esencias supuestamente eternas, en rigor, son producto de necesidades históricas concretas realizadas en signos, iconos y símbolos Ni el ‘Jarabe Tapatío’ ni nada ha sido implantado como icono mexicano por obra y gracia del espíritu nacional, sino que éste es resultado de complejos movimientos sociales, integrados a determinaciones económicas y políticas tan materiales como la acumulación capitalista en proceso de sustitución de importaciones” Lo más interesante es que Parga viene a ser el pionero en el cuestionamiento práctico de los estereotipos de los “ballets” folclóricos Exdirector de la Compañía de Danza Folclórica de la UNAM, buen bailarín y actor, tendría que haber recibido un mayor apoyo para buscar, desde el foro por supuesto, nuevas posibilidades de representación de ciertos aspectos relacionados con las culturas indígenas de México o con las formas de representación de los festejos tradicionales de ciertas poblaciones No obstante, es un enorme logro, que contra viento y marea (la imposición gubernamental del folclor didáctico de la SEP) haya sido capaz de publicar un libro que viene a poner luz sobre la manipulación gubernamental que existe sobre la representación del ideal mexicano desde los años veinte

Comentarios