Los más buscados por el Kremlin

lunes, 13 de septiembre de 2004
El trágico desenlace del secuestro de la escuela de Beslán dejó al menos 330 muertos, de ellos la mitad fueron niños, 727 heridos y más de cien cuerpos que siguen sin identificar Este dantesco saldo le costo al presidente ruso Vladimir Putin una lluvia de críticas de la prensa rusa e internacional El mandatario del puño de acero siempre se ha rehusado a utilizar la vía diplomática para Chechenia En respuesta a los duros artículos y cuestionamientos, el Kremlin organizó una manifestación “contra el terrorismo” que se tornó un mitin de apoyo a Putin Tras los dos días de duelo nacional y de la marcha, el gobierno ruso hizo dos importantes anuncios: El primero: “Moscú está dispuesta a lanzar ataques preventivos contra bases terroristas en cualquier rincón del mundo” El general Yuri Baluyevski, Jefe del Estado Mayor ruso fue el encargado de dar el comunicado y de “tranquilizar” a la humanidad aclarando que Rusia no utilizará armas nucleares La guerra preventiva, parece, no será el privilegio exclusivo de Estados Unidos Según informaciones de la Secretaria de la Defensa estadunidense, en la mira del Kremlin están: Afganistán, Pakistán, Irak, el sur del Líbano, Argelia, Egipto, Arabia Saudita, India, Bangladesh y Filipinas El Segundo anuncio: el gobierno ruso ofrece una recompensa equivalente a diez millones de dólares (en un país donde el sueldo de un profesor universitario no pasa de 30 dólares al mes) por cualquier información que lleve a la captura de los líderes de los separatistas chechenos Aslan Masjadov y Shamil Basáyev “Para neutralizar a dos de los hombres más buscados, llame al número 914 43 69 en Moscú y reciba una recompensa” reza la publicidad Masjadov y Basáyev son odiados por el gobierno ruso desde antes del secuestro masivo en la escuela de Beslán Se buscan Aslan Masjadov tiene 52 años de edad Nació en Kazajstán debido a que su familia estuvo exiliada en ese país Realizó una carrera militar: oficial de artillería del ejército soviético Como tal estuvo estacionado en Hungría y después fue enviado a Lituania Allí apoyó a los independentistas En 1991, después de la desintegración soviética, se radicó en Chechenia Pronto se convirtió en uno de los hombres fuertes de los separatistas, quienes lograron repeler a las tropas rusas en 1996 Fue la llamada “primera guerra” de Chechenia Participó en la batalla de Grozny, la capital chechena, y evitó que cayera en manos de las tropas rusas Entre 1995 y 1996 Masjadov fue el representante de su país durante las pláticas de paz con Rusia En 1997 Chechenia consiguió una autonomía que sólo duró dos años En ese 1997 Masjadov fue electo presidente Venció en las urnas a su compañero de armas, el guerrero independentista Chamil Basáyev, quien se convirtió en ministro del Interior En febrero de 1999, Masjadov se vio presionado para instaurar en chechenia un régimen islámico Si no lo hacía él, lo harían sus rivales políticos: su gobierno decretó la Shaira (ley islámica) como columna vertebral de la nueva Constitución Durante el gobierno de Masjadov los diversos grupos armados que enfrentaron a las tropas rusas, empezaron a pelear entre si por cuotas de poder, dinero y privilegios Aquello devino en un caos que Moscú utilizó como pretexto para quitarle la autonomía a Chechenia Masjadov perdió el control de la situación e incluso él mismo fue víctima de varios atentados En 1999 una unidad habitacional en Moscú voló en pedazos El gobierno ruso responsabilizó a los chechenos y fue el pretexto para atacarlos Los independentistas se defendieron con una guerra de guerrillas Desde entonces no ha parado la espiral de violencia, tanto por parte de las tropas de ocupación rusas como de los atentados terroristas de los caucásicos En éstos últimos la demanda siempre es la misma: la salida de las tropas rusas de Chechenia Masjadov negó que sus fuerzas estuvieran involucradas en la toma del colegio de Beslán Aseguró que condenaba toda violencia en contra de civiles desarmados De hecho, ofreció sus buenos oficios como mediador para la liberación de los rehenes del colegio El pasado 2 de septiembre, mientras se discutía si Masjadov participaría o no en las negociaciones para el arreglo de la crisis de los rehenes (junto con el presidente de Osetia del Norte, Alexandre Dzassokhov y el otrora presidente de Ingusetia Rouslan Auchev ) la familia de Masjadov, incluyendo a su esposa y padres, fueron secuestrados por un grupo de encapuchados, fuertemente armados Se llevaron a más 30 personas en tanquetas blindadas, según informaron Radio Eco de Moscú, Chechenia Press e Islam Web “La bestia negra” El gobierno de Vladimir Putin también ofrece diez millones de dólares por Chamil Basáyev, el hombre más odiado por Moscú Le llama “la bestia negra” Lo acusa de haber planeado la mayor parte de los atentados terroristas, como la toma de una guardería en 1995, de la del teatro Dubrovka en Moscú, de las explosiones en un concierto de rock, de los dos avionazos en agosto pasado, de la bomba en el metro y de organizar la toma de la escuela en Beslán Basáyev tiene 39 años de edad y es considerado por muchos chechenos como un héroe Perdió una pierna al pisar una mina rusa Él y sus hombres son feroces combatientes y brutales tanto con los rusos como con los chechenos que han participado en los gobiernos y en la burocracia impuestos por Moscú El Kremlin lo acusa de entrenar a las “viudas suicidas”: mujeres que producto de la guerra se ofrecen en ataques suicidas En la familia Basáyev ha habido varias muchachas kamikazes, por ejemplo, su prima Zura Basáyev, quien participó en la toma del teatro de Moscú Era viuda de Arbi Basáyev Mosvar Basáyev sobrino del líder, cayó en combate el año pasado Basáyev se ve a sí mismo como una reencarnación del imán que tuvo su mismo nombre: Chamil, quien luchó contra el imperio ruso a mediados del siglo XIX e intentó unificar todos los territorios del Cáucaso Norte en un gran emirato independiente La familia Basáyev se ha enfrentado a los rusos por generaciones El abuelo luchó contra los bolcheviques para defender el efímero emirato proclamado por Uzun Haji, y varios de sus parientes combatieron en la guerrilla en los años 40 Después de la Segunda Guerra Mundial la familia Basáyev, junto con la mayor parte de los chechenios, fue deportada a Siberia por Stalin, quien acusó injustamente a ese pueblo de haber colaborado con los nazis Basáyev se dedicaba a la venta de computadoras Durante el intento de golpe de estado contra Gorbachov en 1991, el joven Basáyev se unió a las protestas y barricadas contra los militares golpistas Meses después tuvo su bautizo de fuego: secuestró un avión ruso y lo desvió a Turquía Su única demanda: que se le permitiera dar una conferencia de prensa para llamar la atención mundial sobre la situación en Chechena y denunciar que Moscú estaba enviando tropas a masacrar a su gente El gobierno turco, que tiene un histórico resentimiento hacia Rusia, dejó a Basáyev regresar a casa sin problema alguno Al año siguiente, en 1992 apoyó a los rebeldes de Abkasia (en las costas del Mar Negro) que luchaban por independizarse de Georgia En 1994, cuando las tropas rusas avanzaron sobre Chechenia, Basáyev organizó la resistencia y se convirtió en el líder más destacado por su valor y capacidad de maniobra Tomó rehenes de Budionovsk y tuvo un papel destacado en la batalla de Grozny, que obligó a los rusos a firmar la paz en 1996 Basáyev se volvió duro, brutal y despiadado después de que los rusos bombardearon su casa y mataron a toda su familia Durante la efímera autonomía de Chechenia --cuando el joven Basáyev fue nombrado primer Ministro— se convirtió al Islam Con la segunda invasión rusa a Chechenia, llamada “segunda guerra de Chenenia”, Basáyev agregó un nuevo ingrediente a la estrategia militar: los comandos suicidas Según sus propias palabras, Basáyev no lucha exclusivamente por la liberación de Chechenia, sino de todo el Cáucaso En 1999 anunció que crearía un escuadrón con medio millar de suicidas que le harían a Moscú “ver su suerte”… y está cumpliendo su palabra Los servicios de espionaje rusos afirman que los comandos suicidas chechenos recibieron entrenamiento en Afganistán El Instituto de Investigación de Asuntos Internacionales de Noruega, afirma, por su parte, que fue hasta después de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos que Basáyev recibió ayuda extranjera, como financiamiento de Arabia Saudita Basáyev no se cansa de repetir: “Rusia es uno de los últimos imperios y está construida sobre sangre” Horas después de que el gobierno ruso pusiera precio a las cabezas de Masjadov y Basáyev, los rebeldes chechenos hicieron pública una oferta aún más generosa: “Ofrecemos veinte millones de dólares por el criminal de guerra Vladimir Putin; además ofrecemos todo lo necesario, como países, organizaciones y personal, para atraparlo”

Comentarios