El peligroso declive de Fox

jueves, 2 de septiembre de 2004
México, D F, 1 de septiembre (apro)- A partir de su cuarto año de gobierno el presidente Vicente Fox comenzará a resentir un declive importante como no lo tuvo ninguno de los últimos mandatarios, a pesar de haber surgido de situaciones complicadas, incluso de fraudes electorales Con el capital político empobrecido y la imagen gastada, el foxismo se apaga con dos años de anticipación Paradójicamente, mientras Fox mengua su fuerza antes de tiempo, las figuras de Andrés Manuel López Obrador y de Roberto Madrazo han comenzado a crecer en medio de una contienda presidencial adelantada Lo que Fox no hizo en cuatro años difícilmente lo podrá hacer en los que resta de su administración Pero más allá del fracaso del gobierno del cambio, el declive del presidente podría crear un vacío político peligroso, sobre todo cuando en momentos en que se disputa con gran fuerza la candidatura presidencial Todos los amarres políticos necesarios para que la sucesión presidencial sea pacífica se encuentran desatados Sin operadores políticos que amortigüen los golpes entre los aspirantes, sin árbitro en la pelea, sin reglas de competencia, la ley del más fuerte será la que se imponga con todas sus consecuencias Por lo mientras ya tenemos en puerta el juicio contra López Obrador; la demanda penal en ciernes en contra del secretario de Gobernación, Santiago Creel, por rebasar los topes de campaña del 2000, y el cuestionamiento a las victorias del PRI encabezado por Roberto Madrazo Los tres posibles candidatos presidenciales ya tienen el pie en el primer escalón del ring La campana ya sonó con el cuarto Informe de Gobierno de Fox y a partir de hoy podríamos empezar a ver un espectáculo político manchado por los escándalos La vida privada de los aspirantes a la Presidencia será uno de los flancos favoritos del ataque entre los partidos Pero las filtraciones sobre las fallas en su vida pública estarán a la orden del día, como los famosos videos del “Niño Verde” Jorge Emilio González, de René Bejarano y Gustavo Ponce Los medios tomarán posiciones y jugarán su parte de difusores de los escándalos, creando lo que ya se percibe en la actualidad, un hartazgo social y el rechazo a la participación en la vida política nacional Esto es, el abstencionismo Quizá se piense que es una exageración centrar la mayor parte de lo que pueda pasar en el ámbito político en los próximos dos años en la figura presidencial, pero en un sistema como el mexicano, que por definición sigue siendo presidencialista, no puede desdeñarse la responsabilidad de Vicente Fox ¿Qué papel jugará el presidente Fox en vísperas de la contienda del 2006? Si nos atenemos a la actitud que ha tenido con los problemas nacionales en lo que va de su administración, tratará de no involucrarse alegando que los poderes de la Unión son autónomos; y en caso de que haya enfrentamientos entre los partidos, el gobierno foxista carece de un operador político que dirima estos asuntos Puesto de manera catastrófica, el panorama político que nos espera es terrible para la transición democrática Las instituciones políticas encargadas de dirimir los conflictos político-electorales están sujetas a los vaivenes partidistas El Instituto Federal Electoral, la Cámara de Diputados, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y la Secretaría de Gobernación no están a salvo de las presiones que pudieran ejercer los candidatos y sus partidos a través de marchas, mítines o bloqueos Sin una mesa de negociaciones disponible y con los jugadores actuando bajo sus propias reglas, la elección del 2006 será la peor despedida para un presidente como Vicente Fox que llegó a la silla de Los Pinos con un bono de confianza como ningún otro mandatario en la historia reciente del país Tal vez la única alternativa de construir una plataforma política para unas elecciones sosegadas pueda venir de las instituciones académicas, de las agrupaciones civiles, de la sociedad que no está involucrada con ningún partido y que ve con preocupación la posible repetición de los hechos sangrientos de 1994

Comentarios