La gloria por el escándalo

domingo, 26 de septiembre de 2004
Con la liberación de la estrella mediática Gloria Trevi -exonerada de las acusaciones de rapto, violación y corrupción de menores-, Televisa y TV Azteca reavivan la guerra que iniciaron desde hace más de seis años, cuando comenzaron a conocerse indicios de los delitos sexuales que se le atribuyeron a la cantante En la abierta lucha por los índices de audiencia, los principales recursos son la información tendenciosa y el rumor Y el botín no es precisamente el talento de la Trevi, sino el rating fundado en el morbo que alimentan las dos televisoras El martes 21 de septiembre, poco después de las 23 horas, inició otro capítulo de la guerra entre las dos grandes televisoras, a raíz de la liberación de las cantantes Gloria Trevi, María Raquenel Portillo y Marlene Calderón Derta A esa hora, el periodista Joaquín López Dóriga inició la primera entrevista con la autora de Doctor psiquiatra después de que el juez séptimo de lo Penal, Javier Pineda Arzola, la absolviera de los delitos de rapto, violación y corrupción de menores Más delgada, visiblemente emocionada y citando constantemente a la divinidad, Trevi diferenció en esa entrevista la "verdad jurídica" de la "verdad verdad" y afirmó que, de acuerdo a esta última, "soy más inocente de lo que se pronunció el juez" Pocos segundos después, la competencia, TV Azteca, prosiguió con el guión que horas antes inició Patricia Chapoy en su programa Ventaneando, donde calificó como de "lamentable suceso" la excarcelación de Gloria Trevi y entrevistó a Karina Yapor, quien consideró una "vergüenza internacional" la resolución del juez La televisora del Ajusco no tuvo a Trevi en la pantalla A cambio, entrevistó a María Raquenel Portillo, Mary Boquitas, exesposa de Sergio Andrade y corista también de Trevi Mientras ella negaba tener rencor contra alguien o algún tipo de relación con el manager, un recuadro en la pantalla informaba de la telencuesta que insistía en la tesis de la televisora del Ajusco: "¿Crees que Sergio Andrade es culpable?" Al principio, 77% opinaba que "sí", y después de 10 minutos el sondeo exprés arrojaba 83% que afirmaba la culpabilidad del compositor Un día después, los noticiarios matutinos y vespertinos de Televisa, especialmente En contraste, prosiguieron con el tema Adela Micha y Leonardo Kourchenko entrevistaron al procurador capitalino Bernardo Bátiz, quien afirmó que en el Distrito Federal se mantiene abierta una averiguación contra la cantante por una denuncia que interpuso Aline Hernández, otra exintegrante del grupo y quien también fue esposa de Andrade De esta forma resurgió el escándalo de Gloria Trevi, que se inició hace más de seis años, en abril de 1998, a raíz de la publicación del libro La gloria por el infierno, escrito por Rubén Aviña, y continuó con los "reportajes especiales" de Ventaneando, a partir de las revelaciones sobre "los hijos" de Andrade, las especulaciones sobre los mensajes satánicos y sadomasoquistas en canciones como Ya no (grabada en 1991) y de los testimonios sobre presuntos abusos sexuales y corrupción de menores Desde entonces, a los personajes involucrados en el escándalo se les conoció como "el clan Trevi-Andrade" Si algo demostraron en su cobertura del caso las dos grandes cadenas es que el sensacionalismo genera rating (cuyo repunte tanto necesitan ambas en estos momentos) y que la Trevi se mantiene como uno de los ejes de "la guerra de las televisoras" Para desgracia de las audiencias mexicanas, el caso inauguró un método de linchamiento y de "periodismo de espectáculos" que TV Azteca ha aplicado puntualmente con sus posteriores "enemigos" (el gobierno del Distrito Federal, tras el homicidio del conductor Francisco Stanley en junio de 1999; CNI-Canal 40, tras el asalto al cerro del Chiquihuite en diciembre de 2002; los "senadores litigantes" que están involucrados en la defensa de Javier Moreno Valle, más los que se acumulen) La vocación por el exceso, por alentar el morbo a partir de especulaciones y "recreaciones" de tenebrosas historias sobre abortos clandestinos, prostitución y sadomasoquismo, ha sido el ingrediente fundamental del escándalo moral en torno de Gloria Trevi En este terreno, el caso reprodujo prácticamente los mismos ingredientes de otros escándalos político-sexuales detonados en los medios sensacionalistas, como el de Bill Clinton y Monica Lewinsky Según el especialista John B Thompson, autor del libro El escándalo político, tres elementos se dan en este tipo de fenómenos mediáticos: a) la invasión creciente del periodismo electrónico o impreso en la vida privada de las figuras públicas; b) la doble moral frente a una creciente liberación sexual en el ámbito privado y un renovado discurso conservador; y c) la batalla por el poder simbólico entre los grandes consorcios mediáticos que buscan encabezar una especie de "cruzadas" morales acordes con sus intereses A la competencia por el escándalo moral le entraron ambas televisoras, aunque con distintos matices Hasta antes del encarcelamiento de Trevi y de su representante Andrade en Brasil (el 13 de enero de 2000), Televisa y TV Azteca le dedicaron más de 400 horas de tiempo-aire a documentar el caso Esfuerzo que también aprovecharon para recordarnos "el ascenso y la caída" de la cantante, que entre 1991 y 1994 obtuvo ocho discos de oro, vendió en menos de tres meses más de 300 mil copias de su "mítico" calendario Trevi 92 y logró atraer lo mismo a un público infantil fascinado con sus desplantes y gritos en el escenario que a hombres maduros y a jovencitas Todos ellos transformaron a la intérprete de La papa sin catsup en un icono de rebeldía mercadológicamente calculado Antes, durante y después del escándalo moral, Trevi ha sido un auténtico fenómeno del espectáculo que involucró a las dos grandes televisoras comerciales mexicanas En 1995, rompió su contrato de exclusividad con Televisa, se pasó a TV Azteca y, después de una breve incursión en la empresa de Salinas Pliego, se dio el lujo de retornar al "Canal de las Estrellas", en septiembre de 1996, con un jugoso contrato de 8 millones de dólares por hacer cuatro telenovelas, seis películas y conducir el programa XETU Remix, que resultó un fracaso en términos de audiencia En abril de 1998, la cantante se volvió "incómoda" para ambas empresas El 27 de ese mes, Trevi negaba, en el programa Hoy Mismo, que Sergio Andrade la tuviera secuestrada Dijo que estaba en Italia grabando un disco y que la otra versión es resultado de "una guerra entre las televisoras" En agosto del mismo año, Trevi desapareció abruptamente de los escenarios Televisa, a través de sus programas de espectáculos y de sus revistas, prosiguió con las acusaciones hacia la intérprete de Más turbada que nunca Pero TV Azteca inició una cacería sin tregua Le dio amplia difusión a la denuncia de hechos que los padres de Karina Yapor, exintegrante del "clan", presentaron el 24 de marzo de 1999 por el presunto secuestro de su hija El 16 de diciembre del mismo año, Karina y Marlene Calderón reaparecieron sorpresivamente, procedentes de Brasil, y se presentaron en las instalaciones de Televisa San Ángel Ahí fueron interrogadas lo mismo por conductores que por agentes del Ministerio Público Por su parte, Sergio Andrade, en febrero de 2000, aceptó una entrevista con un reportero de TV Azteca durante su traslado a la prisión de Río de Janeiro Rechazó ser satánico En contraparte, la televisora afirma que se encontraron rastros de cuentas bancarias, videos pornográficos y armas en su casa de Ixtapa El 18 de junio del mismo año, Karina Yapor cambió sus declaraciones iniciales y acusó a Andrade, a Trevi y a Mary Boquitas de haber prefabricado sus declaraciones La televisora del Ajusco le dio amplia difusión a esta exintegrante del "clan" que en 2001 publicó su libro Revelaciones Involuntariamente, ambas televisoras describieron, a través de este caso, un modus operandi muy común en el mundo del espectáculo: todo es posible con tal de alcanzar los 15 minutos de fama La prefabricación de estrellas no es la dulce historia de la niña de la película Zapatos viejos, sino una constante de abusos, sobrexplotación y lavados de cerebros, con o sin el consentimiento de los padres El "monstruo" Sergio Andrade no constituye un caso aislado ni su "clan" es el único que existe en la maquiladora de estrellas televisivas Por supuesto, ninguna de las dos empresas realizó siquiera una mínima autocrítica Detenidos en Río de Janeiro y encarcelados desde el 13 de enero de 2000, Trevi, Andrade y Raquenel Portillo siguieron generando morbo y rating En 2001, Televisa y TV Azteca produjeron sendos programas especiales El recuento de los daños, transmitido en Canal 2, obtuvo entre 167 y 171 puntos de audiencia, por encima de sus noticiarios estelares, mientras la serie dedicada a la cantante en el programa de TV Azteca, El ojo del huracán, tuvo entre 91 y 141 puntos Telemundo en Brasil también le sacó jugo al caso: produjo Ocurrió así, con declaraciones de Trevi desde la cárcel y batió marcas de audiencia El 28 de julio del mismo año, la cadena E! Entertainment transmitió otro especial sobre la cantante en su serie Historias verdaderas Prácticamente no hubo cadena televisiva ni medio impreso que no realizara reportajes especiales sobre el caso En paralelo, se publicaron dos libros más, que fueron best sellers: Revelaciones, de Karina Yapor, y Tras las rejas con Gloria Trevi, de la expresidiaria brasileña Roberta Menuzzo El nacimiento del hijo de Trevi, Ángel Gabriel, el 18 de febrero de 2002, y la extradición de la cantante y de Andrade con Raquenel al Centro de Readaptación Social de Chihuahua, el 21 de diciembre de 2002, marcaron otro pico en la cobertura del escándalo El gobierno de Patricio Martínez y su procuraduría se sumaron a los acusadores Hablar de Trevi garantizaba un rating elevado que sólo desbancó temporalmente el guarura de Lucero cuando amenazó, hace un año, a los reporteros con un arma Este reciente punto de inflexión ha borrado momentáneamente la obsesión televisiva por temas políticos, como el desafuero del jefe de Gobierno capitalino, su posible encuentro con el presidente de la República y la campaña "patriótica" de Santiago Creel La "atmósfera" Trevi vuelve a cubrir la pantalla Su liberación ocupó las primeras planas de la mayoría de los medios impresos y fue abordada por noticiarios radiofónicos Quizá el próximo ingrediente sea el "relanzamiento" de las aspiraciones presidenciales de la cantante, como sucedió en 1994 A final de cuentas, el escándalo también sirve de plataforma política en medio del páramo del debate público

Comentarios