Reclaman atención deudos de explosión en Celaya

martes, 28 de septiembre de 2004
* Hace 5 años el estallido de una bodega causó la muerte a 71 personas Celaya, Gto, 27 de septiembre (apro) - Este domingo, hace exactamente cinco años, las explosiones de pólvora almacenada ilegalmente en una bodega dentro de la Central de Abastos causaron la muerte a 71 personas y más de 300 resultaron heridas o mutiladas, mismas que continúan reclamando justicia y la creación de un fideicomiso para recibir ayuda, mismo que alguna vez fue ofrecido por el entonces gobernador Ramón Martín Huerta, actual titular de Seguridad Pública federal El recuerdo del “domingo negro en Celaya”, la peor tragedia ocurrida en la entidad en mucho tiempo, fue invocado en una ceremonia religiosa celebrada en el mismo sitio de las explosiones, en la calle Antonio Plaza, en medio de una zona comercial que rebosaba de actividad en esa fecha Aparentemente, las llamas de una rosticería alcanzaron a detonar algunos juegos pirotécnicos que se vendían en los locales aledaños, hasta hacer estallar una bodega donde se localizaron cerca de cuatro toneladas de pólvora y artefactos elaborados con ella Ignacio Ojeda y Angélica Vargas Bocanegra, dueños de la bodega y del expendio de artificios pirotécnicos (“brujitas”, “palomas” y demás), contaban con permisos de la Sedena para su venta y con la anuencia de la presidencia municipal, pero ilegalmente almacenaban una gran cantidad de pólvora y cohetería que ya había sido detectada por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Procuraduría General de la República –a través de un agente del MP-- varios meses antes del desastre, sin que se hiciera nada al respecto La bodega siguió ocupada Además del litigio sostenido por los familiares de las víctimas, los heridos y mutilados han dejado de recibir, poco a poco, la ayuda médica que se les ofreció en un principio A pesar de las reiteradas peticiones hechas al presidente Vicente Fox –quien como gobernador de Guanajuato firmó la anuencia estatal para los permisos expedidos por la Sedena y es uno de los acusados ante el juez quinto de distrito, Javier Avilés Beltrán--, el gobierno federal ha permanecido ajeno a cualquier solicitud La presidencia municipal ha negado los apoyos médicos desde enero, y ahora los entrega bajo condición de que se firme un documento en el que se acepte que será el último, denunció Florencio López Ojeda, vocero del Movimiento Ciudadano Celayense formado para proseguir con las demandas ante las autoridades Cabe mencionar que también se les proporciona un subsidio en el pago del agua y del impuesto predial a viudas y lesionados, algunos de los cuales perdieron ambas piernas La justicia local negó a los damnificados el pago de la reparación del daño por parte de Angélica Vargas La jueza de lo civil, María Guadalupe Carrera, exoneró a los funcionarios municipales que autorizaron la venta de estos explosivos y a la propietaria (cuyo esposo también habría muerto en la tragedia) El juez quinto de distrito está por resolver el proceso que sigue contra altos funcionarios de la Sedena y el propio Vicente Fox, a denuncia de los deudos y mutilados Pero además, señala Florencio López Ojeda, “el entonces gobernador de Guanajuato, Ramón Martín Huerta, ofreció crear un fideicomiso para las víctimas, y hasta el presente no ha cumplido con esta promesa que le estamos recordando Insistimos en la fundación de este fideicomiso porque ayudará de manera permanente a los damnificados, y proponemos –planteó-- que sea la Lotería Nacional para la Asistencia Pública el organismo que aporte los recursos económicos necesarios para tan humanitario y solidario propósito” Según el vocero de los afectados, “más valdría que la Lotería atendiera este tipo de situaciones, en lugar de estarse prestando a otros intereses que no corresponden a su función Esto ya se lo planteamos el año pasado a la Presidencia de la República a través de su Oficina de Atención Ciudadana, pero no hemos recibido respuesta”

Comentarios