Destaca Soberanes labor de Olga Sánchez Martínez

martes, 11 de enero de 2005
* El presidente le entregó el Premio Nacional de Derechos Humanos * Reconocimiento por sus actividades de apoyo a migrantes amputados México, D F, 10 de enero (apro)- El ombudsman José Luis Soberanes Fernández hizo un llamado a los tres niveles de gobierno, y a la sociedad civil, a fin de establecer un compromiso diario para vencer la indiferencia; a ser solidarios con el otro, con la víctima, con quien ha visto injustamente atropellados sus derechos, como es el caso de los migrantes Subrayó que ser indiferentes ante el atropello a los derechos de las personas se ha hecho frecuente en tiempos como los que vivimos, marcados por la confrontación y la descalificación, en que parecen multiplicarse las expresiones de violencia, egoísmo, trivialidad y el desencuentro humanos “Vencer la barrera de la indiferencia –añadió-- se dice fácil, pero debe ser elemento fundamental en la conducta y en la actitud de cualquier defensor de los derecho humanos y, en general, de cualquier servidor público” Destacó que la CNDH no dejará de insistir en el principio de que no se puede exigir al vecino del norte trato respetuoso a los nacionales, si no estamos dispuestos a otorgarlo a quienes provienen del sur Y anunció que este organismo nacional, por medio de su recientemente creada quinta visitaduría general, seguirá velando, de acuerdo con sus facultades, para que se cumpla ese principio “La vida para un migrante –sostuvo-- puede durar mucho menos que su viaje En su camino acechan la discriminación, el odio racial, las lesiones mutilantes al caer de un tren en movimiento; el robo por parte de las bandas de asaltantes; el engaño de quienes le venden un transporte que jamás es seguro; la vergonzosa extorsión de agentes de autoridad, y el peligro, siempre el peligro, de morir a la mitad de un camino o en la profundidad de algún desierto, lejos de todos y de todo” Habló así durante el acto efectuado en el Salón “Adolfo López Mateos”, de la residencia oficial de Los Pinos, en el que el presidente Vicente Fox entregó el Premio Nacional de Derechos Humanos 2004, en su primera edición, a Olga Sánchez Martínez, a quien también entregó un diploma y cheque por 250 mil pesos Ella es directora del albergue “Jesús, El Buen Pastor”, ubicado en Tapachula, Chiapas En su intervención, Soberanes hizo un paréntesis para informar que en Tapachula, hace apenas cuatro días, un migrante hondureño que se encontraba en la azotea del albergue que dirige Olga Sánchez fue agredido por un sujeto identificado como agente de la Policía Judicial estatal y que, desde la calle, le hizo varios disparos con un fusil AR-15 El migrante salió ileso, pero el hecho da una idea del tipo de violencia al que también han quedado expuestos Presente en el acto, el procurador local, Mariano Herrán Salvatti, precisó que dicho sujeto --que ya fue detenido-- no forma parte de la corporación, y que le fueron incautados 63 kilogramos de cocaína y varias armas largas Al describir el trabajo de la homenajeada, el ombudsman destacó que su trabajo personal, permanente y directo con los migrantes es un ejemplo, pues su obra y su compromiso se insertan en el más claro ámbito social de su comunidad, en espacios en los que no deja de ser lamentable la ausencia, la debilidad y el alcance insuficiente de las instituciones públicas Sánchez Martínez tiene 45 años; es mexicana por nacimiento y originaria de Tuxtla Chico, Chiapas Está casada y tiene tres hijos Es la tercera de once hermanos y cursó hasta el segundo grado de primaria En 1991 comenzó a brindar apoyo, en su casa, a los migrantes amputados, ya que no había institución alguna que lo hiciera También apoya a personas de la tercera edad que en muchas ocasiones son abandonadas por sus familias Además de conseguir y pagar las prótesis que necesitan los migrantes amputados --trámite prolongado por el costo de los aparatos y por el número de personas que sufre accidentes—, también apoya a los familiares de los migrantes que han fallecido De acuerdo con los registros del albergue, de enero a octubre de 2004 se proporcionaron diversos apoyos a 170 migrantes provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador, entre los que se cuentan trámites en el Registro Civil para inhumación de personas cuyos cuerpos no fueron reclamados por sus familiares, o para que los cuerpos fueran trasladados a su país de origen; localización de familiares de migrantes accidentados; apoyos de hospedaje y comida mientras se recuperan de la amputación de miembros superiores o inferiores y sean trasladados a sus países de origen; para heridos por armas de fuego o punzocortantes, golpeados y fracturados

Comentarios