El sueño de un PRI democrático

lunes, 3 de enero de 2005
* Pese a Madrazo, Everardo Moreno busca ser candidato en el 2006 México, D F, 3 de enero(apro)- Como la gran mayoría de los niños de México, Everardo Moreno Cruz tenía desde entonces un sueño: ser presidente de la República Y a sus 58 años de edad, al cabo de cuatro décadas de militancia, busca por lo pronto ser candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Es en serio, advierte “En política lo más seguro es lo inesperado, nada es imposible y no puedo darme por derrotado antes de pelear” El escenario se le presenta complicado, y no tanto por sus escasos recursos y apoyos, sino porque Madrazo usa al PRI como si fuera de su propiedad: lo ha dividido y tiene ya virtualmente secuestrada la candidatura “Con deseos de equivocarme, pensando en que realmente la tuviera secuestrada y la obtuviera, el PRI tiene casi la certeza de perder si Madrazo es candidato” En campaña desde el 21 de octubre del 2003, con un equipo de menos de 20 personas que lo han apoyado en 14 meses en el país, Moreno Cruz analiza a su partido, enfermo de inercias y divisiones, con un presidente que ha faltado a su palabra de democratizarlo Prueba de ello es el comportamiento de Madrazo y sus adversarios por la candidatura presidencial: los gobernadores Arturo Montiel, Enrique Martínez, Eduardo Bours, Natividad González, Tomás Yarrington, Angel Núñez y el senador Enrique Jackson: “Por estas inercias negativas, Madrazo está queriendo imponer, a como dé lugar, como si el partido fuera de su propiedad, su candidatura, y mis compañeros priistas, los gobernadores, actúan tan tibios que da tristeza” El mejor ejemplo de ello fue la reunión que sostuvieron los gobernadores con Madrazo, el 16 de noviembre, cuando “le presentaron un documento alambicado y, en vez de hablar claro, que quieren ser candidatos, hablan del proceso y del partido Hablan de que Madrazo debe renunciar y ellos no lo hacen” --Eso les respondió Madrazo --Sí, pero como se lo dije a Roberto Campa Cifrián: el presidente del partido les da atole con el dedo, pero lo más grave es que salieron contentos después de recibirlo Califica de “cínica” la declaración de Arturo Montiel: “Dice que sí aspira, pero después de septiembre del 2005, cuando deje el poder, ¿Esto qué quiere decir? ¿Qué de aquí a septiembre no hará campaña con el dinero del Estado de México? ¡Hagamos ejercicios de congruencia! Es muy legítimo aspirar, pero debe haber igualdad de circunstancias si queremos jugar a la democracia” Rompehuelgas Priista desde los 16 años, maestro de la Facultad de Derecho de la UNAM, a la que regresó a dar clase después que encabezó la ocupación policiaca que rompió el paro, en febrero del 2000, Everardo Moreno tomó la decisión de lanzarse como aspirante a la candidatura presidencial cuando comenzó “a ver los yerros” del gobierno de Vicente Fox Inclusive desdeñó la invitación que le hizo Rafael Macedo para quedarse en la Procuraduría General de la República (PGR), con autorización de Fox “Le dije: quiero ser congruente He sido priista toda mi vida El presidente de la República merece de todos sus colaboradores lealtad, identificación, entrega, y yo no se las podría tener Lo respeto como presidente, pero no comparto sus ideas” Servidor público que dice no tener “cola que me pisen”, añoró ser presidente desde niño y cuando comenzó a militar en el PRI “Como dijo Napoleón, todo soldado lleva en su mochila la espada de mariscal” Pero no ha sido fácil, porque inclusive Madrazo le ha mostrado indiferencia No sólo no lo ha recibido, sino que ha habido muestras de hostilidad Una de ellas fue cuando se comenzó a discutir el tema de los fondos de Pemex desviados a la campaña de Francisco Labastida Por teléfono, le comunicó que ese asunto se podría defender con argumentos jurídicos, y Madrazo estuvo tan de acuerdo, que le dijo que lo invitaría a platicar, o que el entonces responsable jurídico del PRI, Miguel Angel Yunes, se pondría de acuerdo con él Nada pasó hasta que un personaje cercano al presidente priista, que no identifica, lo desengañó: El Pemexgate, de Labastida “Me dijo que no iban a hacer nada en el partido, y yo le respondí que eran tonterías, porque se impondría una multa muy severa ‘No, ese es un problema del PRI de Labas (sic), y que él se arregle con sus uñas’ Caray” Por eso tiene la peor opinión de Madrazo: “Es un hombre inteligente, pero no se puede confiar en él Lleva la figura del político viejo y anacrónico de ofrecer cosas para alcanzar sus propósitos y después olvidarlos” En vez de concitar la unidad, acusa, ha profundizado la división, como la defenestración de Elba Esther Gordillo, y de desviar los principios del PRI: “Los diputados ahora andan coqueteando con ponerle IVA a alimentos y medicinas ¡Son tiznaderas!” Anti-Hank A Moreno Cruz lo enfurece, también, la incursión de los Hank Rhon en el PRI, particularmente Carlos, que pretende ser candidato del PRI al gobierno del Estado de México y dice que esto lastima a los priistas “Vamos a olvidarnos que es hijo de Hank González y que acaba de vender un banco en 875 millones de dólares --que lo ubica en otro partido o en el porfiriato--, que su credencial es de otro lugar y no puede acreditar la residencia, ¿qué ha hecho dentro del PRI? ¡La militancia no es por herencia!” --Madrazo llegó al PRI, según él, para democratizarlo ¿Lo ha logrado? --Madrazo padre sí, pero Roberto Madrazo no llegó al PRI a eso ni por asomo ¡Por supuesto que no se ha democratizado en lo más mínimo! No hemos avanzado Su padre tan quiso hacerlo, que dejó de serlo Define al PRI: “Tiene grandes posibilidades de triunfo, pero también está dividido, con una dirigencia poco atinada Está fuerte, pero mal dirigido, no tanto por la incapacidad como por la ambición personal de sus dirigentes” --Pero Madrazo sigue ganando elecciones --No diría que Madrazo, que no es el partido ni los candidatos El PRI sigue ganando elecciones no por su presidente, sino por sus candidatos, su estructura, su base y toda su trayectoria, pero de ninguna manera por el presidente Prueba de ello es Oaxaca, donde no se escogió al mejor candidato, y Veracruz, donde no se siguió el procedimiento que se había ofrecido “Y hay también la ola inmensa de la inercia El presidente del partido piensa que está ordenando a nombre del presidente de la República, pero lo más grave es que los demás creen que sí es el presidente de la República” Un ejemplo de ello es lo que sufrió, en marzo, cuando asistió al 75 aniversario del PRI, en Puebla Repartía su propaganda como aspirante presidencial en la explanada, cuando se le acercó el presidente estatal de su partido, Mario Montero, para advertirle que desistiera porque no tardaba en llegar Madrazo “Qué bueno que llegue, porque entonces seremos dos aspirantes”, le respondió Moreno al dirigente, quien instruyó a dos guardaespaldas para que lo expulsaran del lugar En otra ocasión, José Ramón Martell, secretario de Organización e incondicional de Madrazo, le reclamó querer ser candidato presidencial “Ojalá que tu ejemplo no lo sigan otros”, le dijo, y él devolvió “Al contrario, ojalá que lo hagan muchos” Everardo Moreno resume: “Ese es el PRI arcaico que debe ser superado”

Comentarios