Los bailarines del 2004

lunes, 3 de enero de 2005
México, D F, 03 de enero (apro)- Decididos a dedicarse a la danza hasta que el cuerpo aguante o hasta que ya no se aguante la pobreza, los mejores bailarines mexicanos del 2004 permanecen anónimos A punto de recibirse como licenciado en letras inglesas y maestro de Pilates en una academia del sur de la ciudad, Manuel Stephens lo único que hace es trabajar Integrante del grupo La Cebra, y ganador en el 2003 del premio INBA-UAM de coreografía --el más importante del país--, sobrevive gracias a sus clases, porque hasta hoy no tiene un sueldo fijo como bailarín Egresada de la Academia de la Danza Mexicana, Xitlali Piña, del grupo Delfos, se formó bajo el rigor del ballet y la danza contemporánea De apariencia apacible pero temperamento fuerte, destaca en el escenario por su gran estatura (alrededor del 1:75), sus largas piernas y tener grandes extensiones que dejan helada a cualquier rival Es hasta ahora que ha logrado obtener un sueldo fijo dentro del grupo Delfos y éste no llega ni a los seis mil pesos mensuales Por ello, Xitlali tiene que trabajar como maestra y arreglárselas para vivir de la manera más austera posible El regiomontano Emir Meza es espectacular Cuando se mueve por el escenario lo hace como una pantera Actualmente “huesea” con diferentes compañías Lo mismo le pasa a Mario Alberto Frías, que día a día se desgasta tratando de ganar dinero bailando en programas como “La Academia”, de TV Azteca, o en comedias musicales de dudosa calidad Con un físico de modelo internacional, Gabriela Tavera lleva años tratando de colocarse de forma estable en algún grupo sin lograrlo, lo mismo le ha pasado a Rafael Rosales que ahora está bailando con la compañía Contempodanza que dirige Cecilia Lugo También de Monterrey, Lourdes Luna, sigue como directora de la Compañía de Danza Contemporánea de Yucatán Gracias a al burocracia que rodea a dicha compañía, en lugar de entrenarse, día a día dedica su tiempo a hacer oficios y cartas De seguir así, pronto habrán pasado sus mejores días como bailarina Dos intérpretes de enorme talento: Alejandra Llorente, del Taller Coreográfico de la UNAM, y Laura Morelos, de la Compañía Nacional de Danza del INBA, se encuentran lejos de las compañías en las cuales destacaron durante años Llorente decidió hace unos días abandonar el Taller para irse del país y buscar fortuna en Estados Unidos; Laura Morelos, en su mejor momento artístico, se encuentra en el congelador por diferencias con los directivos de la principal compañía de ballet del país Por el momento sigue bailando en proyectos alternativos Es una desgracia que bailarinas de semejante talla no sean reconocidas ni valoradas adecuadamente en México Omar Carrum, del grupo Delfos, y Miguel Mancillas, director artístico y coreógrafo de Antares, son el ejemplo de lo que un buen y sistemático entrenamiento puede hacer en el cuerpo de un bailarín maduro Ambos se roban el escenario siempre que aparecen A punto de graduarse de la licenciatura en comunicación, el sonorense Isaac Chau, del grupo Antares, ha ido poco a poco creciendo como bailarín y como intérprete Cada vez está mejor entrenado y la madurez que ha obtenido en el foro le ha permitido colocarse en la primera fila de la danza nacional José Rivera, director del grupo La Cebra Danza Gay, siente que éste es su mejor momento para bailar Ubicado en el entrenamiento y en sus propias posibilidades como bailarín fuera del estereotipo --que él mismo se creó-- gay, está experimentando un proceso artístico en ascenso Aunque no es mexicana, Virginia Amarilla, llegó desde Argentina convencida de que en México podría desarrollar su carrera y así lo ha hecho Integrada al grupo de Alicia Sánchez sobresale siempre Por último, la gran promesa para el 2005 es Joel Aragón Colín, del grupo Delfos Considerado por la prensa estadunidense como “el Baryshnikov mexicano”, es, sin dudarlo, un extraordinario intérprete y de seguir adelante, al paso que va, podría convertirse en una figura de prestigio internacional Serio, de pocas palabras y con una melena negra al estilo de las películas francesas de los años sesenta, invade el escenario Es una fiera en el foro Impresionante

Comentarios