Huracanes, golpe al sistema lagunario de Chiapas

sábado, 22 de octubre de 2005
* Degradación forestal y ganadería intensiva, factores del colapso Tuxtla Gutiérrez, Chis , 21 de octubre (apro)- La degradación forestal, el cambio de uso de suelo a cultivos no aptos para la zona, la invasión de territorios de los cauces de los ríos, la ganadería extensiva en la zona Costa, Sierra y Soconusco, fueron factores fundamentales que contribuyeron a acentuar la desgracia que dejaron las intensas lluvias, que provocaron el desbordamientos de más de 80 ríos, y con ello la desolación en cerca de 600 comunidades de más de 50 municipios Esto sin duda, pasada la tormenta, además de graves daños al área agropecuaria en la región, traerá graves afectaciones a otro sector, al pesquero, que en los últimos años apenas empezaba a repuntar en el ámbito nacional, y hoy al menos unas 40 mil hectáreas de lagunas recuperadas se han vuelto a azolvar Ellos, los pescadores, desarrollan su actividad en el conjunto lagunario a donde desembocan todos los ríos que bajan de la Sierra Madre, pero la crisis se avecina: de las 14 lagunas en la planicie costera, una de ellas ya no existe, y 13 más están en riesgo, pues el asolvamiento las tiene a punto de desaparecer Expertos ambientalistas del Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), se sienten regocijados, porque de no haber sido por las capas forestales que todavía quedan en las áreas naturales protegidas (ANP), esto pudo haber sido peor, pero a la vez muestran su preocupación por lo que viene si no se atienden pronto los problemas ambientales que aquejan a la región Supresión de manglares Cristian Tovilla Hernández, investigador del ECOSUR, señala que la distancia entre la Sierra Madre, donde se forman la mayoría de los ríos que desembocan en los manglares de la planicie costera, es muy corta, por eso cuando las aguas bajan lo hacen con mucha velocidad y de forma violenta Estos ríos y riachuelos vienen arrastrando, palos, piedras, lodo y arenas producto de la erosión de las montañas, y eso puede ser visible desde el aire cuando se observan los cerros completamente "arañados" Expone que esos sedimentos han azolvado la mayoría de la 14 lagunas de la costa, una de ellas ?Campón-- de plano dice ya desapareció, y muchas más --como Pozuelos, Cabildos, Cerritos, Panza Cola, Chantuto, Carretas y Pereyra-- "tienen un severo problema", pues poco a poco, y más en tragedias como éstas, se van rellenando de tierra y lodo Recuerda que Chantuto hasta hace 23 años era una laguna que producía entre 500 y 800 toneladas de camarón por año; si ahora produce 70 toneladas al año son muchas Dice que entre Mitch de septiembre de 1998, y el Stan de octubre del 2005, están terminando con ecosistemas que cataloga como conjuntos lagunarios en peligro de extinción El impacto a corto y largo plazos --para Tovilla Hernández-- "es catastrófico", porque entre más se deforesta la zona alta, arrastra más sedimentos a las zonas bajas, que es donde se encuentra la mayoría de la población, la Costa y el Soconusco Reseña que según un informe del INEGI y Sagarpa, para la zona de la planicie costera, de los bosques originales solamente queda menos de 2% de la vegetación original; para la zona media hay más vegetación, pero no pasa del 9% de la vegetación original; y, aunque en la zona alta la vegetación es de 50% de forma global, toda el área se ha deforestado en 90% Según Tovilla Hernández, está corroborado que la población empieza a migrar después de una desgracia como la que pasó De igual forma se registró un fenómeno social después de la tragedia de septiembre de 1998: en los pueblos y pequeñas comunidades de la zona empezaron a quedar sólo niños, mujeres y ancianos, pues los mayores en edad de trabajar se sumarán a la oleada migratoria rumbo al norte de México Pudo haber sido peor Adrián Méndez, director de la Conanp en Chiapas, bajo cuya circunscripción se encuentran las tres reservas ecológicas de la Sierra (El Triunfo), Costa (La Sepultura) y Soconusco (La Encrucijada), menciona que el entorno fue modificado deteriorado, y por ello el impacto es de dimensiones impresionantes "Ello se ve en el impacto que tuvo Stan en áreas boscosas de las reservas, y en el resto de la zona Queda en evidencia que las ANP son una cuestión de vida o muerte Si se observa en una fotografía satelital, si no hubieran estados las áreas naturales, el impacto hubiera sido dantesco, porque la vegetación evitó que los ríos no se salieran de nivel Y si se salen, la velocidad de su corriente es mucho menor porque va siendo contendida por la cobertura forestal, que evita los deslizamientos masivos de lodo", dice Adrián Méndez a Apro Expone que la deforestación fuera de las ANP es de 09% anual en zona boscosa, y en selva de 12% Dentro de las áreas protegidas es de 003% Puntualiza que los niveles de los ríos en zonas ya urbanizadas cambiaron su naturaleza, a grado tal que hay zonas donde ya no se tiene una gota de agua, y en otras donde está 20 metros arriba de su nivel Del río Lagartero hacia el río Mapastepec, todos los afluentes nacen en las reservas El Triunfo y La Sepultura Dentro de la ANP mantienen su nivel y, ya que salen de ella, empiezan a modificar sus cauces Méndez propone que se asuman las ANP como políticas de Estado, bajo la premisa de que éstas van a determinar que estas situaciones no se hagan más graves a futuro Propone además la rehabilitación y restauración de ríos, de acuerdo con su estado más próximo a lo original Sería a través del manejo de cuencas y del área agropecuaria de la zona, donde es urgente reforestar Según el experto, se deben emprender acciones tendientes a evitar la deforestación y la instalación de nuevos asentamientos irregulares Explica que la fuerza de las corrientes provocadas por Stan hizo que los ríos perdieran las "curvas", es decir, se salieran de ellas y tomaran un cauce recto "Lo que se debe hacer ahora, es reencauzarlos, es decir, crearles las curvas a través de árboles, rocas enormes u otro tipo de diques Esto requiere mucho dinero El tiempo que llevaría sería quizá años Se empezaría a trabajar con los principales ríos", dice Méndez Augura que los daños se van a seguir presentando si llega otro huracán, pero el daño sería muchas veces menor se si atienden los problemas de fondo: "Dejar que siga la deforestación en el nivel que está actualmente, significaría que cada año esta historia se repetiría en proporciones gigantescas, en situaciones semejantes a lo que pasa en Guatemala" Según él, "hay que considerar que estas acciones son urgentes, porque la presencia de estos fenómenos meteorológicos esta siendo cada vez más frecuente" La pesca, grave crisis? Uno de los sectores, sin duda, que enfrentará una severa crisis por el asolvamientos de ríos y lagunas en la zona costa, es el pesquero, pues cuando apenas empezaba a repuntar la producción, llegó Stan y destruyó todo lo construido en los últimos cinco años El secretario de Pesca en Chiapas, David Sol Corzo, desde su perspectiva de biólogo, explica: "Desde el punto de vista geológico, la planicie costera chiapaneca está en plena formación: el sistema montañoso cercano al mar, los ríos con tan sólo dos etapas: nacimiento y juventud; sin meandros definidos; la terminación de éstos en forma de sistemas lagunarios establecen su formación temprana con cambios continuos para alcanzar la madurez geológica Esto es de manera natural" Señala que actualmente este proceso se ve acelerado exponencialmente por acciones antropogénicas, es decir, por la intervención del hombre y sus actividades Entre éstas, la explotación de los recursos naturales a principios de los siglos antepasado y pasado, donde empresas extranjeras adquirían miles de hectáreas de bosques y selvas para talar todas las maderas preciosas; los asentamientos de poblaciones de esclavos que trabajaron la tierra introduciendo nuevos cultivos, y el crecimiento de las comunidades en la época de formación de ejidos Además, sigue, las reubicaciones de indígenas en la zona de la sierra, así como el desarrollo de colonias, anteriormente fincas, por la expansión del cultivo del cafeto y, finalmente, el acelerado crecimiento de las comunidades rurales pesqueras --por la explotación de los recursos estuáricos y marinos-- trajeron graves consecuencias Y las enumera: introducción de cultivos ajenos a la vocación del suelo, pastizales, maíz, soya, plátano, sorgo, algodón, etcétera, que además de ser altamente empobrecedores del suelo, no retienen la capa de materia orgánica; la deforestación de la capa arbórea para sustituirla por estos cultivos; la tala inmoderada para aprovechar los recursos forestales Otras son: asentamientos de poblaciones y su crecimiento en las cuencas hidrológicas; mal manejo de las cuencas para disponer de agua y para explotar la ganadería; abatimiento de los mantos acuíferos y la consecuente compactación de los suelos, que dejan de absorber y retener agua; calentamiento de las aguas que aceleran la evaporación y provocan las altas precipitaciones pluviales; y, sobre todo, la falta de árboles que absorben el agua y la evaporan, formando microclimas y controlando los ciclos hidrológicos Indica que al sector pesquero todo esto le provoca consecuencias negativas Estas son: arrastre de la materia orgánica-suelos, la que no puede ser retenida y es transportada como sólidos en suspensión por los ríos, y depositada en enormes cantidades en las lagunas costeras Explica que las aguas negras de las poblaciones, los residuos de la industria cañera, cafetalera, bananera, y sus plaguicidas; los restos de madera, plásticos y muchos otros materiales no degradables; y la alta precipitación pluvial que arrastra piedra, lodo y tierra aceleradamente: "Todo esto va a parar a las lagunas costeras" Señala que las lagunas costeras son los reservorios naturales de las especies marinas Son las "cunas" donde se crían el camarón, la lisa, el bagre, jaibas, pargo, robalo, mojarra y otras especies Explica que estas son especies de alta rentabilidad comercial y biológica, que sirven de alimento para iniciar las cadenas tróficas en el mar y sostener las pesquerías de atún, alimentar a las poblaciones de tortugas, sostener a las pesquerías de tiburón y escama en general "Estas lagunas, en cada alta precipitación, tienen un asolvamiento aceleradísimo El gobierno federal y el gobierno del estado durante 5 años dragaron áreas estratégicas para recuperar casi 40 mil hectáreas de sistemas lagunarios, y elevar así la productividad y la producción en beneficio del sector, entonces empezamos a recuperar lo perdido con el fenómeno climatológico de 1998 con Mitch Ahora con Stan, no sólo se han perdido esas 40 mil hectáreas, sino que ha arrasado con más, que en este momento estamos cuantificando", dice el biólogo Precisa que los sistemas lagunarios de Chiapas están catalogados como uno de los principales sistemas productivos de América Dentro de los ecosistemas, el estuarino es el que mayor productividad tiene, por encima de los bosques tropicales o selvas, y de ellos depende en gran medida la vida en los mares del mundo Por ello, la Reserva de la Biosfera La Encrucijada, donde se encuentran todas esas lagunas, está considerada por la Convención de Ramsar como un excelente ejemplo de humedal costero del Pacífico americano, sin embargo, cada vez más languidece Menciona Sol Corzo que el proceso paulatino y natural de sucesión ecológica, donde las comunidades van avanzando hasta constituir nuevos ecosistemas, se ha visto acelerado dramáticamente por la acción humana, por la ambición y por la ignorancia en la explotación de los recursos naturales "La lucha eterna ha sido contar con un plan de ordenamiento pesquero y acuícola para regular la pesca y la acuacultura con un denominador común en todos los programas: la pesca responsable", asegura Puros planes Recordó que existe un programa de manejo de cuencas que opera la Semarnat a nivel central, y que no ha podido aterrizar en los ayuntamientos municipales de la costa de Chiapas Planes de manejo de cuencas hidrológicas del río Lagartero en Arriaga, del Zanatenco, en Tonalá, y así sucesivamente, que fueron instalados hace ya cuatro años Explica también que por disposición de normas oficiales mexicanas, las poblaciones mayores a 50 mil habitantes deben contar con plantas de tratamientos de aguas, y ninguna la tiene, apenas Tuxtla cuenta con una, pero sin capacidad para cubrir su demanda "Nos esperan problemas serios por la reducción de los campos pesqueros, que hoy preliminarmente puedo decir que de las 40 mil hectáreas anteriormente rescatadas, en este momento se encuentran nuevamente azolvadas Ya prevemos una reducción a los volúmenes de producción pesquera, especialmente en el camarón y la escama Ojalá las 31 mil toneladas de productos pesqueros anuales no se reduzcan", precisa Señala que al azolvarse los ríos, la falta de profundidad en las lagunas hace que el agua caliente obligue a las especies a salir al mar inmaduras, y simplemente morir porque son muy sensibles a las temperaturas "El agua calienta más rápido si no hay profundidad mayor al metro" En este contexto, según él, le corresponde ahora a los sectores agrícolas, pecuarios y silvícola hacer su parte, de igual forma a los gobiernos federal, estatal y municipal, porque de no hacerse algo pronto, entraremos a una crisis sin retorno

Comentarios