Evangélicos exigen se frene acoso de católicos, en Hidalgo

jueves, 10 de noviembre de 2005
* Pesa amenaza de expulsión sobre 36 familias en San Nicolás, Ixmiquilpan Pachuca, Hgo , 9 de noviembre (apro)- Cerca de medio millar de miembros de la grey evangélica se congregaron en la plaza Juárez de esta capital, frente a palacio de gobierno, a fin de exigirle a las autoridades celeridad en el caso de la comunidad de San Nicolás, en Ixmiquilpan, donde pesa la amenaza de expulsión de católicos a 36 familias pertenecientes a aquel culto En la denominada "Jornada de oración", los evangélicos sostuvieron que, pese a que el problema ha sido adoptado por el gobierno federal, existe poco interés de la autoridad estatal para finiquitar estos casos de intolerancia religiosa Fue el representante nacional de la Iglesia evangélica, Pedro Olvera Olvera, quien exigió al subsecretario de Gobierno, Francisco González Vargas, poner freno a este acoso en contra de la grey protestante, a la que los católicos de esa comunidad han impedido el acceso a derechos como el sepultar a sus muertos y edificar un templo Además, recordó que periódicamente aparecen rasgos de violencia e intolerancia en contra de los evangélicos, como el corte de servicios de agua potable y energía eléctrica, además del impedimento para que los menores asistan a clases, y sobre todo amenazas de muerte y desalojo Por ello, aseveró que esta movilización responde al interés de sus fieles, que se desplazaron desde algunas de las 300 iglesias en la entidad, así como del Estado de México y hasta del Distrito Federal, a fin de solidarizarse con la situación de estas 36 familias Este día concluyó el plazo que habían fijado los católicos para que salieran sus vecinos, ante lo cual se realizó la movilización, donde además se dio a conocer que existen conflictos similares en al menos doce municipios más, y en que destacan Ixmiquilpan, Huejutla, Tlahuelilpa, Tlaxcoapan, Atotonilco de Tula, y Tetepango La intolerancia en la zona se recrudeció luego que hace aproximadamente dos meses los católicos impidieron la sepultura de Ponciano Rodríguez Escamilla, quien se desempeñaba como pastor de la Iglesia Bethel A partir de ese enfrentamiento, el acoso hacia los miembros de ese culto se recrudeció, por lo que el delegado Pedro Beltrán Ibarra otorgó un plazo de un mes a 36 familias evangélicas para desalojar sus hogares Ernesto Jiménez Hernández, representante de la iglesia "Jesús te Ama", del municipio de Tlahuelipan, denunció que la persecución religiosa es promovida por los sacerdotes católicos, y también por el alcalde de ese lugar, Cutberto Pérez Cerón

Comentarios