Scherer, el gran patriarca del periodismo mexicano

martes, 29 de noviembre de 2005
* Rector de la Universidad de Guadalajara le entregó el honoris causa * Torpe, el empeño por "limitar la fuerza expansiva de la palabra impresa": Scherer Guadalajara, Jal , 28 de noviembre (apro)- Bajo un enorme mural de José Clemente Orozco, el rector de la Universidad de Guadalajara, José Trinidad Padilla López, hizo entrega, este lunes 28, del doctorado honoris causa al periodista Julio Scherer García "Nos sentimos muy honrados de entregarle, por mandato del honorable Consejo General Universitario, el título de doctor honoris causa, por su aportación a la libertad de expresión, la ética, la transparencia, la democracia y los valores del periodismo crítico e independiente", le dijo el rector a Scherer Y acto seguido, le colocó sobre el pecho la medalla conmemorativa del doctorado Ambos permanecieron de pie en el presidium Fotógrafos y camarógrafos captaban la imagen Los asistentes aplaudían de pie Era el momento climático del evento, realizado en el repleto paraninfo Enrique Díaz de León, de la Universidad de Guadalajara Poco antes, en su discurso, el rector había hecho una rápida semblanza biográfica y periodística de Scherer García, a quien definió como "el gran patriarca del periodismo mexicano" Padilla López indicó que el exdirector del periódico Excelsior y de la revista Proceso es el actual heredero de toda una tradición del periodismo independiente mexicano: "Don Julio Scherer asume la herencia periodística que le legaron hombres de la talla de Francisco Zarco, José Guadalupe Posada, los hermanos Flores Magón y de don José Pagés Llergo, con quien trabajó en sus inicios como periodista" Agregó: "Esta sólida herencia, aunada a un estilo personal bien definido, es la que ha permeado en la conciencia de quienes se dedican a este oficio o de quienes como lectores, como sujetos receptores de la información, no se contentan con la pobreza que les ofrece un periodismo superficial, complaciente, simulador, escandaloso o corrupto" Señaló también que la trayectoria de Scherer "ha sido una lucha denodada por hacer el mejor periodismo, ese que logra iluminar las zonas oscuras de la sociedad, conquistar el conocimiento y reducir la incertidumbre ciudadana" Fue el rechazo de un periodismo de "escaso rigor intelectual y ético" ?dijo el rector--, lo que llevó a Julio Scherer "a la búsqueda de formas de comunicación, de formas de transmisión de la noticia que faciliten al ciudadano las condiciones para el ejercicio de su derecho a la información, a la vez que le brindan instrumentos de análisis con responsabilidad y seriedad" Don Julio y sus seguidores ?agregó-- "han dedicado su esfuerzo a revelar a la sociedad temas que le interesan profundamente y que hasta entonces el poder político autoritario se empeñaba en ocultarse" Señaló el rector que don Julio "no permite ningún reconocimiento público que comprometa su ejercicio crítico, porque ha dedicado su vida a la desmitificación del poder" Brevemente, relató luego un par de anécdotas que pintan al Scherer reportero y entrevistador, que no se deja amedrentar ante los hombres del poder: las circunstancias de una entrevista suya con el dictador chileno Augusto Pinochet, y otra con el presidente cubano Fidel Castro "Cuando entrevistó a Pinochet, el dictador se desesperó y le arrebató a don Julio el cuestionario, y le dijo que al día siguiente o después tendría la respuesta Lo que don Julio no aceptó y le pidió le devolviera el cuestionario" Mientras que a Castro logró entrevistarlo en los primeros años de la Revolución Cubana, para el periódico Excélsior Castro no quería dar la entrevista a un diario al que consideraba "conservador" Pero don Julio lo convenció de que, precisamente por eso, debía dar sus puntos de vista a un diario de ese corte El rector de la Universidad de Guadalajara recalcó en su discurso que Scherer "se ha convertido en el gran patriarca del periodismo mexicano, siempre dinámico, incansable, activo y dueño de una gran lucidez" Julio Scherer, por su parte, señaló en su discurso que hay un tema "que no suelto ni me suelta: la libertad de expresión y el torpe empeño del gobierno por limitar la fuerza expansiva de la palabra impresa" Durante la ceremonia de entrega del honoris causa se transmitió, a través de una pantalla colocada a un lado del presídium, un video en el que se narraba la biografía de Scherer Y en los pasillos del paraninfo se exhibían fotografías del homenajeado ?en distintas etapas de su vida--, así como las carátulas de sus libros Al evento asistieron, sobre todo, personajes del ámbito periodístico, académico y de las letras: ahí estuvieron, por ejemplo, los escritores Vicente Leñero y Elena Poniatowska; el politólogo Enrique Krauze; el poeta Tomás Segovia; Pablo González Casanova, exrector de la UNAM; el periodista Enrique Maza; Rafael Rodríguez Castañeda, actual director de Proceso, y algunos reporteros y fotógrafos del semanario