La Iglesia católica, decidida a evitar que se propague el homosexualismo

miércoles, 30 de noviembre de 2005
* "El sacerdocio es un don, no un derecho": Martín Rábago Mérida, Yuc , 29 de noviembre (apro)- El Episcopado Mexicano afirmó que el rechazo a la participación de homosexuales como ministros religiosos, obedece a que ésta responsabilidad "es un don" y no un derecho al que puedan recurrir quienes se sienten agraviados con la decisión del Vaticano Para el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), José Guadalupe Martín Rábago, el documento emitido por el Vaticano es claro para quienes aspiran al sacerdocio y también para los ministros de la Iglesia Católica Expuso que esta medida pretende evitar los problemas relacionados con conductas homosexuales, como los casos de pederastia o abuso sexual contra adolescentes, que han dañado la imagen de la Iglesia Católica y a sus fieles Al referirse a los homosexuales que han sido ordenados, el prelado dijo que la Iglesia está decidida a evitar que esas prácticas se propaguen, por lo que, quienes sean proclives a ellas, deberán salirse de la Iglesia "El sacerdocio es un don, no es un derecho, por lo que no se le ha quitado nada a nadie y sólo se busca que la Iglesia Católica no se convierta en refugio de homosexuales" subrayó Dijo que el documento publicado por el Vaticano pretende persuadir a quienes ejercen prácticas homosexuales a que desistan de refugiarse en la iglesia para lograr sus fines "No se trata de un acto de persecución o linchamiento El documento precisa que la Iglesia, en el más profundo respeto de la persona, no puede admitir en los seminarios ni en el sacerdocio a aquellos que practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente radicadas o apoyan la cultura gay", agregó Por otro parte, Martín Rábago admitió que la Iglesia Católica ha dejado de ser la que tiene el mayor número de fieles en el mundo, ya que ha sido superado por el Islam Atribuyó esta situación a la falta de una estrategia adecuada de la Iglesia para captar fieles, así como al crecimiento demográfico y, sobre todo, "a la agresividad de los militantes de otras sectas que, ante el desencanto, encuentran terreno fértil para sus doctrinas materialistas" El prelado impartió una conferencia magistral en el I Simpósium de Teología Misionera, que reúne a más de 150 sacerdotes del país

Comentarios