Sin inmutarse, Bush calcula en 30 mil los muertos en Irak

martes, 13 de diciembre de 2005
* Nunca se había insinuado siquiera el número de bajas * Voceros del presidente matizan: no son cifras oficiales Washington, 12 de diciembre (apro) - Sin expresar el más mínimo remordimiento, el presidente de Estados Unidos, George W Bush, calculó en 30 mil personas muertas el saldo de la invasión y guerra unilateral que lanzó en Irak en marzo de 2003 "Diría que más o menos unos 30 mil han muerto como resultado de la incursión inicial y por la violencia que se lleva a cabo contra los iraquíes", declaró en la ciudad de Filadelfia, Pensilvania, a donde fue a hablar de los supuestos avances que su gobierno ha logrado para la estabilización de Irak La cifra de muertos en Irak es la primera que da a conocer la Casa Blanca, por lo que de inmediato provocó una serie de críticas en todo el mundo sobre el costo humano que los iraquíes están pagando por los errores de Bush, quien no cesa un instante en rechazar que fue una invención de su gobierno la invasión y guerra a la nación árabe "Tomé una decisión difícil y sabiendo lo que sé ahora, la volvería a tomar El remover a Saddam Hussein hace de este mundo un mejor lugar y a Estados Unidos un país seguro", sostuvo Bush, quien al terminar su discurso permitió que se le hicieran algunas preguntas y no pudo evitar que en ellas se le criticara y cuestionara sobre los motivos que lo llevaron a ordenar la invasión y guerra en Irak cuando está claro que en ese país no había armas de destrucción masiva, ni vínculos de Hussein con el terrorismo y Ossama Bin-Laden Tras el cálculo que dio Bush de los muertos en Irak --obligado por una de la preguntas que se le formularon y que en esta ocasión no pudo coreografiar la presidencia de Estados Unidos, como siempre hace cuando ofrece el mandatario un discurso sobre las acciones militares de su gobierno--, la Casa Blanca de inmediato insistió a los medios de comunicación nacionales e internacionales que la cifra no es oficial Dan Bartlet, uno de los consejeros de Bush, explicó que el presidente hizo el cálculo con base en las cifras que manejan los periódicos y que, por lo tanto, no es oficial Lo que se le olvida a la Casa Blanca es que la cifra se hace oficial al momento en que la da a conocer el propio presidente de Estados Unidos "Hemos perdido unos dos mil 140 miembros de nuestras tropas", aclaró Bush en un intento de justificar el saldo negativo del resto de los 30 mil muertos que calculó sin inmutarse en lo más mínimo Con un simple ejercicio matemático, se puede concluir que el pueblo de Irak ha perdido a poco más de 28 mil miembros de su sociedad debido a los errores de los servicios de inteligencia de Bush, que no pudiendo prevenir los ataques terroristas del martes 11 de septiembre de 2001 --que achacan a Bin-Laden y su red terrorista Al-Qaeda--, afirmaron que Hussein tenía armas de destrucción masiva e intenciones terroristas, lo que, a su vez, llevó a que Washington cometiera uno de los errores más costosos de todos los tiempos en términos humanos y militares En el preámbulo de las elecciones generales que se realizarán este jueves 15 en Irak, de las que tendrá que salir un gobierno que permanecerá en el poder en los próximos 4 años, Bush indirectamente también admitió que la situación en ese país se le salió de las manos "Queda pendiente mucho trabajo difícil en Irak, pero gracias al coraje del pueblo de Irak, el año 2005 será recordado como un punto de cambio en su historia, en la historia del Medio Oriente y de la libertad", insistió el mandatario estadunidense El saldo de los muertos que ofreció Bush sorprendió aún más porque, aunque sí se habían hecho vaticinios en ese sentido, nunca el gobierno de Estados Unidos se había atrevido siquiera a hacer la menor insinuación sobre la estimación del número de bajas La realidad de las cosas en Irak, que día con día se desarrolla en medio de sangrientos ataques contra civiles y soldados estadunidenses, es, sin embargo, un punto de la realidad que provocó Bush con su guerra e invasión unilateral, que ahora se la atañe, sin prueba alguna, a grupos terroristas Conforme pasan los días y la violencia se recrudece en Irak sin ofrecer una ventana de posibilidades sobre cuándo será la salida de las tropas estadunidenses de la nación árabe, sube también el descontento de los estadunidenses con su presidente

Comentarios