Buscan que Cosalá se incluya en la lista del patrimonio mundial

lunes, 19 de diciembre de 2005
Cosalá, Sin , 19 de diciembre (apro)- Aunque fundado desde 1562 por el minero Amador López, el pueblo de Cosalá --ubicado en el extremo suroriental de Sinaloa-- conserva la traza original de sus calles y plazas, así como parte de su patrimonio histórico y cultural Por esa razón, a sus gobernantes se les metió la idea de proponer al lugar para la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) Como parte de esa campaña, invitaron a integrantes del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), que participaron en el pasado Symposium Internacional de Conservación del Patrimonio Monumental, realizado del 9 al 12 de noviembre en Mazatlán, a realizar una visita técnica Las opiniones de los diversos especialistas se dividieron, pues mientras Francisco Javier López Morales, director de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia, les dio esperanzas de ser incluidos en la lista indicativa (documento previo a la postulación oficial para la lista de UNESCO), arquitectos como Servando Rojo o Javier Villalobos, presidente de Icomos-México, les hicieron ver a las autoridades cosaltecas que si bien conservan algunos de sus monumentos, buena parte de ellos están en ruinas y muy alterados El pequeño lugar presenta, además de contaminación visual con anuncios publicitarios y comerciales por todas partes, un tránsito vehicular denso que, sin duda, se hace más pesado por sus estrechos callejones Hay calles donde los pobladores estacionan afuera de sus casas sus lujosas camionetas o automóviles, y no queda paso libre para que transite, ya no otro automóvil, sino una persona Para algunos de los especialistas asistentes a la visita, sería de plano un absurdo que este, ciertamente, histórico y bello pueblo --que fue en 1926 capital del llamado estado de Occidente-- fuese declarado patrimonio mundial, cuando una ciudad como Pátzcuaro ni siquiera figura en la lista indicativa ¿Cuáles son los criterios que sigue un organismo como Icomos para avalar las candidaturas a la Lista del Patrimonio Mundial de UNESCO? Carlos Pernaut, vicepresidente por América Latina de Icomos-Internacional, dijo en entrevista con Apro que este organismo ha aportado en buena medida a la metodología seguida por la UNESCO: Se busca fundamentalmente que los bienes del patrimonio tengan además de una importancia local y nacional, relevancia universal: "La lista del patrimonio mundial atiende al patrimonio universal, de tal manera que lo primero a demostrar es que el patrimonio tiene que ver con todo el mundo y no sólo con el estado de Sinaloa o con una pequeña población, porque para eso están otros niveles del patrimonio" Luego se debe ver la autenticidad de los monumentos, esto es, si se han conservado adecuadamente, si los cambios sufridos son reversibles o si de plano se han transformado totalmente y no tienen ya valor Finalmente, si pasan los requisitos de valor universal y autenticidad, se exige un plan de manejo para el sitio, a fin de garantizar su preservación a futuro El arquitecto argentino admitió entonces que Cosalá tiene características arquitectónicas e históricas similares a la de muchas ciudades en la República Mexicana De hecho, recordó, México es uno de los países del mundo, y el principal en América, que mayor número de sitios de la época colonial ha inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial y, en cambio, apenas lleva la Casa de Luis Barragán en el rubro de patrimonio moderno "Creo efectivamente que ante la fuerza que tiene la Lista del Patrimonio Mundial en México, todos los lugares quieren ser patrimonio de la humanidad y no todos pueden serlo La lista reúne los acontecimientos más notables, no están todas las catedrales góticas ni todas las ciudades barrocas" Y agregó: "Es verdad que todo alcalde, todo gobernador, cree que necesita tener una ciudad patrimonio, evidentemente hay muchas que no lo son y hay muchas que no tiene sentido que estén en esa lista, y no por ello se desmerecen" Se le preguntó entonces qué sentido tiene la inscripción en la lista cuando son ya tantos los sitios inscritos, y si al final --cuando además, no en todos los casos, existen los planes de manejo adecuados para la preservación-- la inclusión no termina siendo una especie de diploma o medalla de honor que nada aporta a la conservación patrimonial, El arquitecto admitió entonces que sí se corre el riesgo de hacer una lista interminable y "claro, devaluada" de patrimonio mundial Y aceptó también que al avalar candidaturas que no cumplan con todos los requisitos de universalidad y autenticidad, el Icomos corre el riesgo de respaldar propuestas con intereses más políticos o económicos que de conservación del patrimonio

Comentarios