Análisis deportivo: Goles por la pobreza

martes, 1 de febrero de 2005
* “Mi familia es el motor”: Maribel Domínguez México, D F, 31 de enero (apro)- La pobreza duele Y cuando la pobreza se excede, deja cicatrices Marca a las personas y a las familias Pero la pobreza también tiene sus límites No siempre hunde a quienes la padecen Hay pobrezas que enseñan, que retan, que mueven o que impulsan Maribel Domínguez, quien se puso apenas el domingo pasado la camiseta gloriosa del Barcelona y se estrenó con tres goles, es hija de la pobreza Y más que hija: es la embajadora misma Ahí, entre el dolor de la carencia y el sufrimiento del futuro incierto, la llamada “Marigol” aprendió entre el polvo y el lodo no sólo a pegarle a la pelota, sino a enfrentarse cara a cara con la vida, porque la dignidad no se rinde ante la pobreza, ahí, en la miseria de Tláhuac o Valle de Chalco se comenzó a forjar la personalidad de Maribel Domínguez Castelar Hoy, ante la incuestionable realidad de sus goles, la Fundación Televisa debería de tomarla como bandera, no como producto comercial Si Televisa hace fiesta cuando anotan equipos que son parte de la campaña de su fundación (“Goles por la educación, goles por la salud o goles por la vivienda”), bien podrían inauguran ahora la promoción “Goles por la pobreza” en homenaje a la que, seguramente, se convertirá en la mejor futbolista mexicana de todos los tiempos, superando a la mítica “Peque” Rubio, que hizo historia en el Mundial femenil de 1971 A Televisa sólo le interesa explotar un producto comercial, para lograr el único objetivo de su existencia empresarial: ganar dinero Si hoy Maribel les representa una fuente de utilidad, la van a explotar hasta cansar al televidente Maribel Domínguez, por su parte, ha sufrido en carne propia la pobreza Es una más de los millones de miembros activos de la pobreza en México Pero en Barcelona pretende acortar los tiempos para llegar a sus metas personales que le permitan afianzar un futuro mejor Abandonada por su padre desde los once años, Maribel hizo del futbol su aliado para salir del gremio de la miseria Aunque en la liga femenil española todavía no se les considera profesionales, al menos ahora Maribel tendrá el respaldo de dos mil euros mensuales (como 25 mil pesos) Sus becas del Estado de México, de la Conade, la municipal de Valle de Chalco y el apoyo de sus patrocinadores (Pirma Brasil y Gatorade) servirán de ayuda para que la familia salga de la miseria y traslade pronto su residencia a Cuautepec, en el estado de Hidalgo (pegado a Tulancingo) El futbol ya le dio su apoyo con las seis toneladas de cemento y la tonelada de varilla que le regaló Cooperativa La Cruz Azul a través de su presidente Guillermo Álvarez Cuevas Ella se encargará, con goles, de escribir su propia historia deportiva En agosto cumple 26 años Su condición física, se vio el domingo, es inmejorable Entrenaba con la Selección Mexicana y sola iba a correr para mejor su rendimiento Todas las pilas y su apuesta de vida las tiene en el futbol No es Rafa Márquez, ni Hugo Sánchez Es la primera mujer que se atreve a dar el paso que no muchos futbolistas han logrado: triunfar en el extranjero Sus metas son claras, los objetivos también y como ella misma dice “mi familia es el motor” Particularmente tiene en su mente, omnipresente, la figura de su madre Juliana Castelar, a quien ella vio lavar y planchar ajeno para llevar comida a la boca de sus nueve hijos, sobre todo cuando el padre las abandonó “Mi madre es la persona que más quiero en la vida”, dice Maribel sin rubor alguno Por su madre quiere triunfar, para cumplirle el sueño de tener su casa propia, la cual se encuentra en obra negra y se espera terminar en cuatro meses, cuando la familia dejará el polvo y el lodo de Valle de Chalco para presenciar en tiempos de lluvia el florecimiento de la presa de Cuautepec, que les queda debajo de la nueva casa, de la casa de “Marigol”

Comentarios