Consignan a agentes que facilitaron huida de jefe policiaco

viernes, 11 de febrero de 2005
Los ministeriales eran los encargados de custodiar a Jácome Vargas, en Silao Guanajuato, Gto , 10 de febrero (apro)- Cuatro agentes de la Policía Ministerial del Estado –adscrita a la Procuraduría de Justicia-- fueron consignados ante el juez primero de lo penal en Silao, por contribuir a la fuga del exjefe policiaco Marco Arturo Jácome Vargas, quien huyó de su custodia cuando era resguardado en las instalaciones de la coordinación operativa de la corporación Los cuatro agentes formaban parte del Grupo Especial de Reacción Inmediata (GERI), un cuerpo de elite de la Policía Ministerial asignado a casos especiales Se les había encomendado la vigilancia y custodia de Jácome, acusado de secuestro, dados los antecedentes del exfuncionario dentro de diversos cargos en cuerpos de seguridad de Guanajuato y Silao El procurador Daniel Chowell Arenas dio a conocer que los agentes del GERI, Juan Paul Arenas López, Gustavo Galván Balderas, Adolfo Macías Hidalgo y Francisco Abel Salazar Rivera, contaban con un expediente hasta ahora intachable, pues este es uno de los requisitos exigidos para entrar en dicho grupo de elite, creado principalmente para la intervención de la Procuraduría en casos de secuestro No obstante que se comprobó el descuido y la negligencia de los agentes en la custodia del exdirector de Policía y Tránsito en Silao y Guanajuato capital, fueron consignados como responsables culposos por la evasión, en virtud de que, según el procurador, no se les pudo comprobar que haya sido intencional o dolosa su intervención Aunque de la forma en que escapó Marco Arturo Jácome –a quien también ya se le libró orden de aprehensión por el secuestro de un muchacho de Silao-- surgieron aún más preguntas que por el momento las autoridades no pudieron o no quisieron responder Jácome se encontraba en las oficinas de la coordinación operativa de la Policía Ministerial, en una calle céntrica de la ciudad de Silao El cuarto donde permanecía depositado cuenta con una ventana cuya reja normalmente se encuentra cerrada, hasta con candado En el momento de su evasión, dicha reja estaba abierta, y por ahí Jácome salió al patio trasero que sirve como estacionamiento La puerta de salida también se encontraba abierta, así que accedió a la calle con toda facilidad “(Los agentes) no cumplieron con su deber de mantener seguras las instalaciones de la coordinación”, dijo el procurador Chowell Arenas en conferencia de prensa A su lado permaneció, callado, el coordinador de la Policía Ministerial, Juan Pablo Vázquez Sotelo, quien el día de la fuga se encontraba cumpliendo algunas diligencias en la Ciudad de México El escándalo ha sido mayúsculo por la evasión del conocido exfuncionario, misma que ha recibido los calificativos de absurda y estúpida, incluso en voz del propio gobernador Juan Carlos Romero Hicks, quien ayer se dijo “frustrado” por los hechos, a pesar de lo cual se mantiene el respaldo al procurador Daniel Chowell en su desempeño El gobernador llamó “absolutamente absurdo, injustificable” lo ocurrido, y habló del desempeño del GERI hasta ahora: “De hecho nos lo han pedido en otras partes del país, pero es un grupo que se creó para delincuencia organizada, habían sido muy eficaces; ayer algo humanamente inexplicable aconteció y tenemos que corregir” Los cuatro integrantes del GERI fueron puestos a disposición del juez, de acuerdo con la averiguación previa 56/2005 Y este grupo de elite quedó sin una buena parte de sus integrantes, que en total son 18, porque además los elementos consignados fueron suspendidos de la corporación mientras se desarrollan y culminan las investigaciones por la fuga de Marco Arturo Jácome, mismo que hasta ahora, a pesar de los retenes y operativos en toda la zona, no ha sido localizado

Comentarios