Siempre no a la privatización de Pemex y CFE, dice Madrazo

viernes, 11 de marzo de 2005
* Lo que aprobó la 19 Asamblea es abrir el tema al debate, acota el líder del PRI México, DF, 10 de marzo (apro) - Ante la polémica que generaron los recientes cambios a su Programa de Acción en materia de energía, el presidente nacional del PRI, Roberto Madrazo, rechazó la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Dijo que en la 19 Asamblea Nacional, los priistas acordaron construir una nueva política integral energética, y que esto permite al tricolor contar con mayores libertades y abrir al interior del partido una amplia discusión para encontrar opciones que, en el marco de la plena rectoría del Estado, permitan un mejor aprovechamiento de los recursos energéticos con los que cuenta el país “En ningún momento nuestros delegados aprobaron la privatización del sector; desde la dirigencia nacional respetamos el mandato de la 19 Asamblea Nacional, no sólo por haber sido aprobado por el órgano superior de nuestro partido, sino por la convicción de ver reflejado en este Programa de Acción lo que más le conviene al país”, manifestó Madrazo al leer un posicionamiento del PRI Explicó que por eso han convocado a la militancia, legisladores, especialistas académicos y a los actores que incidan en el tema, a discutir, analizar y elaborar una política integral en materia energética, para definir la posición del partido en este tema de interés nacional Aseguró que los priistas creen que para el país es prioritario construir un nuevo modelo en la industria energética, convirtiéndola en un eslabón esencial de las cadenas productivas y el desarrollo económico Para despejar las dudas que generaron los cambios al Programa de Acción, y que el gobierno del presidente Fox tomó como señal de que el PRI está de acuerdo en la privatización del sector energético, Madrazo reiteró que lo aprobado en la Asamblea Nacional fue “poder discutir y elaborar una política integral en la materia, que contemple visión de largo plazo, fortalezca la rectoría del Estado mexicano, evite la privatización de Pemex y CFE, y consolide una política energética que incida en el desarrollo, genere empleos, garantice el consumo a menores costos para la población y el suministro para generaciones futuras” Señaló que a partir de la convocatoria para discutir el tema de la modernización del sector energético, cualquier apertura debe significar un beneficio para la población y los sectores productivos

Comentarios