Team America: También los grandes se equivocan

lunes, 14 de marzo de 2005
México, D F, 14 de marzo (apro)- Los creadores de South Park nos trajeron una idea que en el papel parecía bastante creativa: una sátira sobre el “imperialismo” estadunidense con marionetas como personajes que combaten los males del mundo --cuyos hilos se alcanzan a ver en pantalla En la práctica Team America resulta un experimento divertido, con algunos elementos interesantes, pero, en general, resulta aburrido Team America es un grupo especial que lucha contra el terrorismo a nivel mundial En una misión, Team America pierde a uno de sus miembros (con la torre Eiffel y el Louvre); para suplirlo en otra misión, el jefe del equipo apodado “Spotswood” (Daran Norris) llama a un actor de Hollywood para infiltrarse en las líneas enemigas El Team America tiene información sobre una reunión de terroristas conocidos en un bar de El Cairo Después de esta empresa, en donde las pirámides de Egipto casi desaparecen, Team America descubrirá que la verdadera amenaza proviene del dictador coreano Kim Jun II Team America deberá evitar que este tirano haga de las suyas El problema de los creadores de esta cinta, Trey Parker y Matt Stone es que se enfocan demasiado en la irreverencia, al igual que lo han hecho con su serie de televisión South Park, lo cual se ha vuelto una fórmula y, como ocurre siempre, el uso de las fórmulas en el arte, mata todo Así pues, Team America se vuelve una cinta irreverente sólo por el puro placer de serlo, una cinta que no va a ningún lado y, por lo tanto, carece de sentido El uso de marionetas con hilos que pueden verse no se ve como algo creativo que intenta dar la impresión de estar mal hecho de manera intencional: estorba Lo mismo sucede con los movimientos de los títeres, que llegan a aburrir Por otro lado, la cinta es una falta de compromiso con todo Y es que la cinta se burla de todos, tanto de los pacifistas como de los que abogan por la guerra Y de otros se burlan porque se quieren burlar E inevitablemente, esto se refleja en la parte visual que por quererla hacer verse “chafa”, se les pasa la mano y terminan por ser un chiste de sí mismos Lástima por Trey y por Matt, pero probablemente ya sea hora de que comiencen a madurar un poco en lo que a su “arte” se refiere

Comentarios